Hundeme contigo

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 1«El comienzo de todo »

​​​​entonces

Me sente sobre la pequeña mesa ubicada aún lado del café , el frío comenzaba a soplar y yo no podía más que soplar mís manos tratando de calentarlas .

Baje la mirada hacia mi reloj de mano ,7:00 en punto , bozteze me había levantado demasiado temprano y lo primero que habia echo era venir al café donde  había citado con anticipación a Fabiola .

Se asomó por la vitrina del lugar y sonrei al verla allí con su cola a medio hacer y ese atuendo tan fitness después de haber corrido , una de las cosas que extrañaría de aquí y una de las cosas por las que detesto ir me .

— Buenos dias dormilona — me mofe de ella por su aspecto de recién despertada — Hey..sólo fueron 30 minutos no seas exagerada — se quejó infantilmente.

— Siempre dices lo mismo — rodé los ojos mientras bebía de mi capuchino intentando calentarme — Espero que te guste el Moca con chocolate — pude ver le encenderse la mirada sólo reí por su acción al instante comenzó a beber de el .

— Hey..más despacio no quiero tener que llevarte a urgencias —ella sólo siguió bebiendo en el mismo ritmo de antes .
— Sabes que apenas me desperté y vine hacia aquí literalmente, no comí nada y creeme esto me sabe a gloria — relamio sus labios .

— A ti todo lo que sea comestible te sabe a gloria — se encogió de hombros y me saco la lengua como una niña — Así me quieres...

— Lastimosamente...— hice una mueca y suspire pesadamente dirigí mi mirada hacia la pequeña vitrina frente a mi trantando de distraer la mirada en la  calle poco habitada , era temprano Dios que persona normal se despertaba un domingo a esta hora y mucho menos citaba a una amiga a esta hora y la cual encima llegaba tarde.

Claro pero olvidaba que estaba hablando de Fabiola mi gruñóna y muy sarcástica amiga , todo era tan tranquilo y el pequeño pero muy acogedor café abierto desde temprano para cualquier cliente y ese olor a tostadas y café recién hechos los extrañaría , tanto...

— Rosangela — voltee hacia Fabiola su rostro de porcelana , esas pecas que adornaban sus pómulos y esos labios rosas también los extrañaría..—¿ Si?— pregunté bajando la mirada hacia mi capuchino a medio terminar.

— Las dos sabemos por qué estamos aquí ¿no?— baje mi rostro y resople — Claro , digo quien no quiere ir a beber un buen café por las mañanas — trate de evadir el tema poco probable .

Pude verla mirarme como diciendo me «Encerio Rosangela, es lo más inteligente que pudiste haber dicho »—Vale , solo quería olvidar le tema al menos por hoy ¿si?.

— No podemos olvidarlo te irás esa es la realidad y puede que no..volvamos a vernos..Ja..tu entiendes — asentí y mordí mis labios esto era estresante.

— Podríamos vernos en el verano digo tu puedes ir allá o yo puedo venir aquí — y allí estaba la Rosangela que me gustaba , la Rosangela que buscaba el lado positivo a las cosas la que jamás se acomplejaba a cualquier prueba que el destinó le diera .

— Buena idea  pero...Y lo demás los dias..yo sin ti , tu sin mi — didubeo por un instante — Podemos hablar por Skype hasta 10 veces la día si eso es lo que tú quieres ..— intente dar ideas razonables y positivas no quería que Fabiola viera esto como algo malo si no como...una prueba que pronto disolveremos Unidas .

—Unidas lo Podemos todo , Fabiola y Rosangela contra el mundo lo recuerdas? ,mantenlo presenté siempre — tome su mano sobe la mesa ella sonrió y yo a ella .

—¿ A que hora sale tu vuelo?— preugnto , yo me encogí de hombros restándole importancia — Algo de las 17:00 o 18:00 horas eso realmente no importa.

—¡ Como que no!— Chilló parándose , llamando la atención de unos  cuantos comensales de allí — Tenemos muchas cosas que hacer y poco tiempo y tu dices que el tiempo realmente no importa — recriminó mire a las personas que nos miraban expectantes  , yo solo me disculpé por le escándalo de mi amiga y a ella a fulmine con la mirada .

— Vale , Vale , pero ya sientate — hice un gesto para que lo hiciera ella al instante nego — Claro que no , tenemos que ir nos , muchas cosas que comprar — me codeo coquetamente — Fijo tienes que romper muchos corazones  Estado Unidenses y para eso tendremos que remodelar tu guardaropa vida nueva ropa nueva — reí ante su frase mientras negaba jamas cambiaría y jamás quiero que lo haga .

(...)

— Bien debemos de parar o juro que si entro a una tienda más voy a sufrir un paro cardíaco — jadee cogiendo la mayor parte de aire que podía , habíamos pasado horas según ella buscando mis «outfit» que utilizaría cada día a para ir a mi nuevo Instituto y debía decirlo la ropa estaba increíble.

Si no fuera por que aquí habían muchas tiendas casi creería que ya habíamos acabado con  todo de aquí , Fabiola lanzo una exclamación mirando con cara embobada hacia una vitrina .



B.N Hataway

#1242 en Novela contemporánea
#1043 en Detective
#521 en Novela negra

En el texto hay: tristeza, sufrimiento, intensidad

Editado: 18.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar