I sing to fame.

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 10.

 

Al bajar del escenario me pude percatar de que Candy Bell me observaba. No parecía agradarle en nada, como ella seguía preferí bajar rápido y no tener que cruzar mirada con la pelinegra. Mi madre me esperaba con una gran sonrisa y los brazos abiertos, no me daba vergüenza el ir a abrazarla en medio de tanta gente al contrario, me sentía dichosa de tenerla aquí conmigo apoyándome. 


Me lance en sus brazos y ella me recibio con alegría.  



—¡Voy a llorar! Prometí no hacerlo pero me es difícil luego de ese espectáculo.  


Me aleje de ella sonriente. 


—Eres mi madre y estas exagerando.  


—Tu madre no exagera, estuviste genial. 


Volteo a ver a mi mejor amiga y también le doy un gran abrazo. Ella no tiene una sonrisa en el rostro y frunzo el ceño. 


—¿Qué pasa? 


—¿No la escuchas? Esa chica Candy esta cantando el tema que elegí. 


—Mierda.  


—Exacto. 


Agudice mi audición y lamentablemente era la misma canción Esther tenia una cara de pánico y no sabia muy bien como ayudarla. 


—Mira Esther, tengo la solución a tu problema —Ella me mira expectante—. Firewor. 


Ella arruga el ceño. 


—¿La de Katy? 


—Exacto. Solíamos cantarla mucho ¿Recuerdas? Yo tocaba mi guitarra y tu cantabas… Puedo prestarte mi guitarra… 


—No puedo,  no soy tan buena con ella capaz y falle… 


Bueno en eso tenía razón, ella seguía practicando y con los nervios podía fallar. 


—Voy a conseguir la música iré a decir que hay un cambio en tu canción y listo —Le hice una seña a mi madre para que se acercará—. Mamá escúchala, va a practicar una canción mientras yo voy a decir sobre el cambio. 


Ella asiente con la cabeza, yo busco la música en mi celular versión acústica mientras camino, voy por los pasillos hasta que llego al lugar y soluciono el problema. Al salir del cuarto veo a Nick Lewis con una botella de agua caminar apresurado de vuelta hacia el escenario, lo miro embobada unos segundos. 


—Cuidado, se te cae la baba. 


Doy un respingo al oír la voz de Lydia detrás de mí. Volteo y la veo con una gran sonrisa.  


—Es muy guapo —Digo mordiéndome el labio. Eso jamás saldría de la boca de Valeria… pero ahora soy Belle no ella. 


—No debería decir esto pero Nick me hablo de ti hoy, dijo que estaba ansioso por escucharte —Ella pone una mano en mi hombro—. Y de paso quiero felicitarte, estuviste genial, ahora debo irme que el programa comenzará enseguida. 


Ella se retira y mi estomago da vueltas luego de saber que Nick quería saber sobre mi,  eso me pone muy contenta. Soltando un suspiro voy de vuelta con mi madre y mejor amiga, ella está cantando y yo la miro con una sonrisa. 


—¿Ya vas a salir? 


Ella niega. 


—No, voy última.  


—¡Bien! Ahora te pondré la música para que practiques con ella. Yo se que tu puedes Esther, naciste para esto. 


Ella se acerca y me da un gran abrazo que me deja sin aire, veo a mi madre mirarme con orgullo. 


—No sé que haría sin ti, Val. 


—Shh, aquí soy Belle. Recuerdalo. 


La escucho practicar lo que resta del programa,  no necesita de mi ayuda. La cantante aquí es ella yo termine entrando aquí de colada. Cuando el programa ya va a finalizar ella me mira nerviosa, yo le hago una seña de que todo va bien con mis pulgares. Asiente y va a escenario, mi madre y yo rápidamente miramos el televisor donde mi amiga entra situándose junto a Nick. 


“Aquí tenemos a ¡Esther Simpsons!” 


Ella sonríe y saluda al publico como la hermosa estrella que es y yo chillo emocionada. 


“—Lo bueno se hace esperar —Dice Isaac—. Tienes dos minutos para enseñarnos tu talento. Suerte.” 


Ella asiente emocionada, se adueña del micrófono y cuando la música empieza a sonar ella canta. 
 


  

“¿Alguna vez te has sentido como una bolsa de plástico  
Que vuela a la deriva del viento  
Con deseos de empezar de nuevo?  


¿Alguna vez te has sentido como una delgada hoja de papel  
O como un castillo de naipes  
A punto de caer de sólo un soplido?  


¿Alguna vez te has sentido enterrada?  
A 6 pies bajo tierra dando gritos pero que al parecer  
Nadie escucha una palabra de lo que dices 


¿Sabes que todavía tienes una oportunidad?  
Porque hay una chispa en tu interior  


Sólo debes encender la luz y dejar que brille  
Que es sólo tuya, como la noche del 4 de Julio” 
 



Ella se adueña del escenario, la miro con una gran sonrisa. Ese es su lugar en el mundo y estoy jodidamente orgullosa de ella. Cuando finaliza la gente explota en aplausos al igual que yo lo hago. 


“—Gracias, Esther.” 


Cuando ella termina todos tenemos la orden de subir al escenario para despedirnos. 


—¡Y eso fue todo por hoy! No se olviden de votar por su cantante favoritp por Twitter el hashtag es el nombre de su cantante por ejemplo ‘ #CandyBellFame’ o ‘BelleCorleoneFame' . 


Al oír que me uso de ejemplo para las votaciones me sonroje, Esther me empuja suavemente. 


—Nos vemos el viernes gente bella. 


Las cámaras apuntan a todos nosotros y yo como la boba que soy solo me quedo quieta presa al pánico, luego sonrío de manera tímida ¿Podría acostumbrarme a las cámaras? 




🎶🎶🎶 



Mila Baez

#112 en Joven Adulto
#158 en Otros
#54 en Humor

En el texto hay: amorjuvenil, primeramor, cantante famoso

Editado: 19.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar