I sing to fame.

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 13.

 

911.

¡Tenemos un 911!

No es un simulacro, repito, ¡911!

Todos mis sentidos se pusieron alerta al ver la cercanía de Stars estaba completamente sorprendida. Mis ojos de seguro estaban por salirse de mi rostro, mierda, mierda.

¡Reacciona mujer! El idiota que rompió tu corazón en miles de pedazos va a besarte.

Ay Dios ¿Por qué me hiciste tan masoquista? Todo en mi grita que quiere un beso de Stars.

Volviendo a la realidad, él se acerca y cuando sus labios rozan los míos me olvido de como respirar.

—¿Interrumpo? —Doy un salto hacia atrás. Stars me mira sorprendido creo que él tampoco esperaba tanta cercanía entre nosotros.

Aclarandome la garganta volteo y el alma se me cae hasta los pies al ver a Nick Lewis mirarnos con curiosidad.

¡No es lo que piensas Lewis! ¡Stars sólo estaba apunto de besarme! Bueno... si lo digo así...

—¡No!

—Sí.

Giro en dirección a Stars enojada, esto no debía pasar. No él no debe volver a intentar hacer eso.

Soy débil ¿De acuerdo?

—Stars sólo estaba ayudandome.

Nick, el hermoso Nick que trae puesto unos pantalones negros y una camisa celeste "Que marca sus brazos de una manera deliciosa" arquea una ceja.

—¿Ayudandote? Para mi que estaban...

—¡Haciendo un reto! —Me adelanto—. Quien aguanta más tiempo sin parpadear.

—Oh —Su rostro se vió más aliviado—. Entonces los dejo con eso, debo ir con producción para ver algunas cosas.

Asiento y me despido con la mano. Un aclaramiento de garganta me hace voltear y Stars me mira con los brazos cruzados.

—¿Reto de quien parpadea primero? ¿Cuántos años tenemos, Belle? ¿Seis?

Parpadeo varias veces con aire de inocencia.

—¿No estábamos jugando?

Él da unos pasos hacia donde estoy parada pero esta vez soy mucho más inteligente y voy detrás del sofá. Estamos frente a frente pero con un sofá en medio de nosotros, él sonríe.

—Dime, Belle ¿Por qué no puedo dejar de pensar en ti? —Eso me desconcertó—. Desde que te escuche cantar tu canción no sales de mi cabeza.

Tenía un nudo en la garganta. No de felicidad, claro que no, más bien sentí dolor.

Esa canción la escribí desahogándome cuando él me trato de la peor manera posible. Y que ahora la persona que fue mi estrella me diga eso duele, porque cada maldita palabra fue real.

—Yo... me tengo que irme.

No le deje decir nada más y volví a la practica. Mi corazón iba a mil por hora, sentía coraje. ¿Por qué actuaba de una manera tan dulce? ¿Era otro teatro suyo? Mis labios temblaron y cuando vi a Esther ella se percató de que algo no iba bien.

—Val... Belle —Se corrigió—. ¿Qué paso?

—Stars, eso pasó —La miro y ella arruga el ceño—. ¿Podemos hacer una noche de chicas hoy? Hace mucho que no hacemos una y...

—Claro que sí —Ella me dio un abrazo—. Ahora alegra esa cara y deja de pensar en el idiota de John ¿Sí?

Asiento con una sonrisa y voy junto a ella a continuar la practica.

🎵🎵🎵🎵

—Me dolió, Esther. John Stars, el chico de mis sueños, el que me sacó de una horrible depresión, quien armo un hermoso cuento de hadas en mi cabeza dijo que estaba en su jodida cabeza después de escuchar una canción llena de odio hacia él.

Ella hace una mueca.

—Tal vez ese día no estaba bien...

—No, ese día lo que paso fue que conocí al verdadero Stars al que se escondía detrás de las cámaras.

—Pasaron años de eso Val, tal vez ahora cambió, maduró.

Lleve palomitas a mi boca pensativa. Podía ser, pero el daño ya estaba hecho, logró decepcionarme.

—Lo peor fue que Nick nos vió, invente una escusa muy pobre pero creo que no se dio cuenta de que casi nos besamos.

—Esté es tu momento Belle Corleone.

—Ahora soy Val, Esther.

Ella rodó lo ojos y me lanzó una palomita de maíz que me dio en la mejilla. Yo le avente otra pero abrió la boca y di en el clavo ella mastico con una sonrisa.

—Ya sé, pero quiero hablar con Belle. Ella tenía un plan, joder a Stars.

Recuerdo la conversación, romperle el corazón a Stars.

—No lo sé...

—¿No quieres que sienta lo que sentiste? Pues es fácil, solo enamoralo.

—Pero... —Cerré los ojos unos segundos. Active mi modo Belle Corleone y los volví a abrir—. Lo haré, haré que sienta la misma decepción que yo sentí.

—¡Bien! Ahora basta de chicos y continuemos con la peli antes de que tu madre venga a arruinar la diversión.

Pasamos una noche entretenida viendo películas de terror. Al día siguiente se fue temprano, su madre aún no aceptaba del todo que esté en el programa así que intentaba no molestarla en nada.

—Cariño ¿Me acompañas al Centro Comercial?

Dejé el libro que estaba leyendo sobre mi cama y asentí.

—Claro.

—Josias vuelve de su viaje mañana así que quiero darle un regalo.

Sonreí, el novio de mamá es genial. Tiene una empresa pequeña que maneja, y esta de viaje por el país al menos una semana cada tres meses.

—De acuerdo... pero quiero ir como Belle.

Ella arrugo el ceño.

—¿Por qué?

Anoche con Esther tuvimos una pequeña apuesta. Ella decía que si salía a la calle como Belle la gente me reconocería, yo le dije que no soy ninguna celebridad así que ahora podía probárselo y más si mamá estaba presente. De lo expliqué y ella me ayudó a ponerme la peluca de Belle.

No me cambié de ropa porque tenía puesta una playera de artic monkeys negra y unos vaqueros rotos del mismo color. Me puse las lentillas y salí con mi madre.

—Me estoy acostumbrando a verte con peluca y ojos azules. Pareces una hermosa princesa gotica.

Me reí.

—Gracias, mamá. Creo que eso fue un cumplido.

Ella estaciona el auto riendo. Bajamos la par.

—Claro que es un cumplido. Bueno, como te conozco sé que iras por libros así que te doy esto, úsalo con sabiduría.

Sonriente beso su mejilla y agarro el dinero.

—¡Gracias!

Sí, voy directo a la librería del Centro comercial y al entrar la vendedora me mira con los ojos abiertos, no le hago mucho caso y veo lo libros que puedo comprar miró uno que me llama la atención "Nunca serás mi ex" de Mila Baez. Me da curiosidad así que voy hasta la caja extiendo el libro y ella lo agarra.



Mila Baez

#114 en Joven Adulto
#167 en Otros
#57 en Humor

En el texto hay: amorjuvenil, primeramor, cantante famoso

Editado: 19.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar