I sing to fame.

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 18.

 


Nick es demasiado atractivo, su cabello castaño está algo enrulado y un mechón de éste cae sobre su frente molestando un poco a esos hermosos ojos azules.

Realmente no entiendo como alguien como él se fija en mí... bueno, en Belle. Si ella puede tener una gran personalidad pero aun así no sigue siendo hermosa como Candy o Zamara. Con toda la peluca pelirroja, los ojos azules y el maquillaje sigo teniendo imperfecciones que no me hacen la chica perfecta.

—¿Desde cuando compones? —Pregunta limpiandose los labios con la servilleta quitándome la oportunidad de hacerlo yo con mis labios.

Dejo de fasantear y me concentro en la pregunta.

—Solo compuse dos... y la que cante en la audición no es la gran cosa pero en ese momento me ayudo mucho a no deprimirme.

Él frunce el ceño.

—¿Alguien te lastimó?

La respuesta fue demasiado evidente cuando baje la cabeza.

—Él parecía ser todo un cuento de hadas, demasiado perfecto —Me encojo de hombros—, a veces olvido que no soy una princesa en busca de su principe azul.

—Oye —Levanta mi rostro—. Es un imbécil ¿De acuerdo?

Me río y él sonríe, aliso mi falda nerviosa.

—Créeme que ahora lo sé, lamentablemente me di cuando demasiado tarde.

—¿Un ex? Perdón si estoy siendo muy pesado.

—No, no —Niego con la cabeza—, él... no sé cono explicarlo.

¿Cómo le digo que Stars no era nada mío pero a la vez era mi todo?

—Creo que entiendo ¿Un "no novio"?

Para no confudirlo más solo asentí.

—Sí, él no era lo que tanto esperaba. Tal vez yo exagere las cosas, no lo sé. —Miro hacia el frente fijandome en un grupo de niños que vienen por helado al puesto—. No estaba pasando un buen momento, creía que él me entendía pero no lo hacía.

—Repito, un imbécil total.

Mis manos que estaban alisando mi falda captan su atención y con sumo cuidado agarra una de ellas haciendo que mi respiración se corte. No digo nada, solo miro como juega con mi anillo del dedo de en medio como si fuera normal ese tipo de cercanía entre nosotros.

—Yo... este, ya lo superé —No sé si digo la verdad o estoy mintiendo.

—Es genial saber eso, yo termina con mi novia hace un mes y medio —Su mano suelta la mía—. La quería demasiado pero ella solo estaba conmigo por ser "Nick Lewis" —Dice haciendo énfasis en su nombre—, me dolió saber eso y aunque no quería... terminé con ella.

—¿Estás bien? Tu ruptura fue muy reciente.

Sonrie de lado.

—A veces creo que sí, que la supere por completo pero hay días donde la extraño.

Mi mirada se suaviza y agarro su mano.

—Creo que ambos extrañamos una ilusión.

Mira nuestras manos y trato de no sonrojarme.

—Me generas curiosidad, Belle Corleone.

Sonreí.

—Solo soy una simple chica.

Él mira todo mi rostro y niega.

—Yo sé que hay más y voy a descubrir que es eso que escondes.

Suerte con encontrar a Valeria, Nick.
 

🎵🎵🎵


—¡Esto es tan injusto! —Miro la calificación de mi trabajo por millonésima vez—. Mamá va a matarme.

—A mi me dio quince de veinte.

—Eso es mejor que once puntos.

Estaba claro que Ciencias no es mi materia favorita, pero me esforse al hacer ese maldito trabajo para que me vengan con que le faltaba más profundidad.

¿Eso es el maldito océano o qué?

—No se confundió, tal vez puso mal la nota.

—Hablé con ella, me dijo que a mi trabajo le falta "Profundidad" —Me cruzo de brazos—, ni que fuera a ser una profesora de Ciencias como ella.

Sigo quejándome lo que resta del camino a casa, cuando me despido de Esther comienzo a pensar la forma en que le diré a mi madre que tuve un pésimo puntaje en mi trabajo. Cuando llego a casa la encuentro en la cocina y la carpeta en mi mano quema.

—¡Hola, Val! —Saluda de manera enérgica, veo que está salteando verduras —. ¿Cómo te fue hoy?

—Muy bien —Mentí.

—¿Y el trabajo de hoy? —Pregunta volteando en mi dirección.

—Perfecto, total de puntos como siempre —Ella sonríe satisfecha.

—Me alegra saber eso cariño —Me quito la mochila y guardo la carpeta dentro antes de que se le ocurra pedirme verla—. Hoy podré ir al programa ¿Tu vestido es bonito?

Agradezco el cambio de tema.

—Es precioso, es una perfecta imitación del vestido de Anna —Digo sonriendo—, Esther me hará las trenzas porque no quiero que nadie toque la peluca.

—Ya veo como te mirarán sorprendidos —Se ríe y vuelve a prestarle atención a su comida—, y yo te diré ¡Te lo dije! Mentir está mal.

Ruedo los ojos.

—Solo omito cierta información.

Digo mientras camino hacia la salida de la cocina, ella no me dice nada más y subo a mi habitación. Tiro mi mochila en la cama y yo también caigo en ésta agotada.

—Omito información como la mierda de trabajo que hice —Digo para mi misma.

Agarro una almohada y la pongo sobre mi rostro.

Ahora tendré que hacer un puntaje total en su bendito examen. Ya matenme.

Pase lo que resta del día estudiando Ciencias en vez de practicar, porque ahora tengo miedo de que en el examen me vaya mucho peor. Cuando llego la hora de irnos, Josias me sorprendió al decir que nos llevaría, me sentí contenta al saber que podría verme en vivo y en directo cantando.

Al llegar al Set tenía a Zamara detrás de mí en cada momento, solo a la hora de vestirme me dejó en paz, Esther me ayudó con el peinado, una trenza al frente dejando parte de mi flequillo y un rodete, como es el look en la pelicula y maquillaje mientras parloteaba lo hermoso que es Thomas.

—Yo que tú soy clara con él —Digo levantándome y viendo mi hermoso vestido en tonos verdes con detalles dorados.

—No hace falta, casi nos dimos un beso —Luego me mira arqueando una ceja—, llegue más lejos que tu con Nick.

—Tal vez pero no con Stars... ¿Estará lloviendo afuera? —Pregunto cuando me doy cuenta de que solté demasiado.

—¡No! —Chilla ella y siento que el camerino es un lugar demasiado pequeño cuando ella se acerca con la intención de golpearme—. ¿Besaste a Stars?



Mila Baez

#128 en Joven Adulto
#177 en Otros
#63 en Humor

En el texto hay: amorjuvenil, primeramor, cantante famoso

Editado: 19.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar