I sing to fame.

Tamaño de fuente: - +

Epílogo.

5 de julio 2015.

 

—¡¿Sabes en el lío que metiste a tu hermano?

Miro a mi progenitor con disgusto.

—Tranquilo Michael, la prensa exagero todo cuando pensaron que era John Stars —Ruedo los ojos.

El nombrado solo me mira sentado en una de las sillas con los brazos cruzados.

—¡Porque tienes el rostro de tu hermano! 

—Él tiene el mío, soy mayor unos minutos ¿Lo recuerdas?

Michael aprieta la mandíbula, está enojado porque yo vine de visitas a Estados Unidos. Está enojado porque su hijo solo está jodiendo su vida con una puñetera visita… 

—Sabes que no te tienen que ver ¡Nadie tiene que saber que John tiene un gemelo!

—¿Por qué no? —Me levanto del sofá enojado—. Es injusto que yo sea el compositor de las canciocitas de este inútil y todo el mundo piense que él las escribe —Espeto—. ¡Estoy harto! Me gusta pintar, soy bueno en ello y puedo conseguir fama…

—No —Dice mi padre con rotundidad—. No vas a mostrar tu rostro.

Camino hasta la pared más cercana para estrellar mi puño contra ella.

—¡Adler! —Grita Stars. En segundos lo tengo detrás de mí y volteo con enojo—. ¿Estás bien?

—¿Tú qué crees? —Odio que él tenga todo cuando no hace nada. Odio que sea siempre el bueno. Odio que yo siempre me equivoque ante los ojos de mi padre—. Solo estaba tomando una cerveza ni siquiera habia drogas…

—Te creo —Dice rápidamente y yo suspiro.

—Lo mejor será que vuelvas a Inglaterra lo más pronto posible —Michael me lanza una mala mirada antes de llevar su teléfono hasta su oreja y caminar hacia la salida—. Hola Ricky prepara el Jet…

Lanzo otro puñetazo a la pared y cuando volteo mi hermano me mira de brazos cruzados.

—¿Qué? —Pregunto de mala manera. 

—¿Podrías escuchar a papá?

—¿Podrías visitar a mamá?

Ambos nos desafiamos con la mirada, al final él la aparta.

—Solo deja de causar problemas Adler.

¿Problemas? 

—Que quiera salir a beber como cualquier adolescente normal es un problema ¿no? ¡Oh pobrecito Stars! Que están dañando su preciosa fama.

—No quiero que mis fans piensen mal de mí, además Samara…

—Ella es un perr… —No termino de decirlo porque sé que me ganare un puñetazo—. Sabes que esta contigo por tu dinero y aun así eres su perrito faldero. Patético. 

Voy hasta el sofá y agarro mi chaqueta.

—¿A donde vas?

—A casa —Respondo sin voltear—. Así que tranquilo no sabras de mi en un largo tiempo hermanito. 

Salgo del departamento furioso, la idea de venir a pasar tiempo con mi hermano y mi padre fue idea de mamá pero veo que las cosas no salieron como ella lo esperaba. Saco mi celular y la llamo.

—¡Bebé! ¿Te estás divirtiendo? —Pregunta ella y yo cierro los ojos. 

—Sí, Michael es un poco frío y John un idiota pero iremos por unas pizzas.

Mi madre ríe del otro lado.

—Me alegra que todos estén bien cariño y… tu hermano…

—Lo siento.

Ella guarda silencio y sé que con esa respuesta entenderá que John no irá a visitarla.

—Adler… tengo cosas que hacer ¿Sí? Llámame mañana, te quiero.

—Yo también, mamá. 

Cuelgo la llamada y volteo para mirar el departamento con odio. 

—Esos bastardos no te merecen mamá. 

Ni modo, deberé buscar un motel de mala muerte en Inglaterra,  no puedo volver tan pronto y romper el corazón de mi madre aún más. 

 

🎶🎶🎶

 

4 octubre 2015.

Esto no debía pasar. Mamá no debía enfermarse.

Ella no debería contraer cáncer de mama, mucho menos enterarse de que cada vez que venía a Estados unidos de "visita" en realidad solo me hospedaba en un motel y evitaba a esos dos idiotas.

—No iré. 

En ese momento solo quería darle un golpe, uno tan duro para que reaccionará. Mi madre lo necesitaba.

—¡Debes ir! ¡No te cuesta una mierda! —Grite y John solo evito mi mirada—, mamá tiene cáncer, John, te necesita.

—¿Y ella dónde estaba cuando yo la necesite?

Abrí la boca incrédulo. 

—¡En Inglaterra! En un maldito pueblo muriéndose de hambre para poder mantenernos.

—Papá le mandó dinero…

—¿Piensas que ella aceptaría el dinero de ese imbécil? Michael solo te quiso porque vio potencial en ti.

—¡No iré! Asi que vete y déjame en paz.

Bien estrellita, ahora mismo voy a arruinar tu maldita carrera. Él salió de su habitación y yo aproveche ese momento para buscar en su armario ropa y vestirme como él, cuando tenía puesto un atuendo al estilo de la estrellita llame a Ricky para que me ayudara a conseguir una conferencia diciendo que era John Stars. Él me dijo que lo haría asi que colgué,  agarre unas gafas negras y me las puse.

Sali del departamento sin ser visto por mi hermano y camine hasta el estacionamiento. Marque el número de Ricky pero me dio ocupado por lo que comencé a caminar ya habia recorrido un largo camino cuando mi celular sonó. 

—No habrá conferencia, Adler.

Fruncí el ceño.

—¿De qué hablas?

—Llamaron a Michael sobre una conferencia y él descubrió que se trataba de ti. La canceló. 

Ricky siempre estuvo de mi lado, él sabe lo mal que la pasamos y es amigo de mi madre aunque Michael no lo sepa.

—Arreglalo, debo dar esa entrevista pero no como John sino como Adler.

—¡No puedo! Ya la cancelaron.

— ¡Me importa una mierda, Ricky! —Digo enojado—. ¿Cómo no previeron eso? ¡Nadie debía saber eso!

Alguien se aclara la garganta en el peor momento. Volteo y una adolescente me mira con lo ojos acuosos, ruedo los ojos internamente, no estoy de humor. El plan era decir la verdad de una vez por toda y nada me esta saliendo bien.

— ¿Qué? —Espeto. Ella pega un brinco como conejito asustado.

—Yo... este...

Bufo por lo bajo.

—Estoy ocupado niña —Llevo el telefono a mi oreja pero ella vuelve a hablar.



Mila Baez

#116 en Joven Adulto
#172 en Otros
#59 en Humor

En el texto hay: amorjuvenil, primeramor, cantante famoso

Editado: 19.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar