Illusion

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 2: Secuestro de gente millonaria

Ambos, una señora y un señor, nos hicieron un solo gesto para que bajásemos. Obedientemente me levanté de mi asiento, sintiendo la mano de Jake sobre mi hombro

—Pase lo que pase, nunca dejes de soñar

Mamá decía aquella frase todo el tiempo, ‘’hijos, aunque la vida se vea difícil, aunque las posibilidades sean –0,0000001 porciento, aunque no queden esperanzas, nunca dejen de soñar, para que desperdiciar tus desgracias pensando en más desgracias, sueña, vive, cree que aunque no quede nada, haya algo, mínimo, pequeño, aunque sea algo, aunque quizá no haya absolutamente nada, sueña con los ojos vivos, a corazón abierto, a herida latente’’

La mujer, con unos ojos grises y labios color rubí nos hizo pasar a la cabina, parecía un penitenciario, pensé que aquí sería donde nos pegarían los tiros de su rifle, pero se asomó a una esquina, y apretó una serie de botones, como introduciendo un código. De repente, se abre por encima de nosotros el techo, mientras el suelo se convertía en una plataforma de metal que ascendía hacia el techo de la cabina. Cuando llegamos arriba, el señor nos hizo una señal para bajar. Creo que son de pocas palabras, solo hacen gestos y eso me molesta, es como si fuésemos perros

Cuando bajamos de la plataforma, nos encontrábamos en un gigantesco centro de comandos, lleno de computadoras, ascensores y paneles con pantallas y botones ¡Muchos Botones!

—‘’Welcome to the Ilussion Jensen’s Brothers’’ —se escuchó desde un parlante

Desde una puerta, aparece la mujer, ahora con un traje de látex morado apegado al cuerpo

—-Les doy mis cordiales saludos, Miss Annie and Mister Jake, Se preguntarán que están haciendo aquí. Bueno antes de todo, necesito que se cambien al atuendo que le tenemos preparados please follow me

Mientras ella nos guiaba a la habitación, yo miraba hacia todos lados, era el lugar más enorme que había visto, llenos de salones y habitaciones más pequeñas, personas sentada frente a enormes pantallas apretando miles de botones incontables.  

—Aquí está su habitación, espero que se sientan a gusto. Por favor cuando terminen se dirigen al salón A-32—señaló apuntándonos un mapa que se titulaba ‘’Centro de comandos Illusion’—Allí están todos los salones de esta área. Si necesitan algo, presionen el botón rojo de allí, See you soon —finalizó retirándose del lugar

La habitación era fantástica, me pregunto cuando dinero habrían invertido aquí, tenia de todo hasta un Jacuzzi, mi habitación a duras penas tenía un velador pequeño para dejar mis libros

—Mira Ann, ¡tiene un balcón muy amplio!, aunque la vista no es más que desierto –dijo mirando decepcionado-

—Hay un Violín, y un Piano de cola, por dios que bellísimos

Cuando era pequeña, como en la familia el dinero no sobra, nunca pude tener un instrumento de música propio. Mi madre cantaba, y su amiga que tenía más recursos, como yo siempre iba a los ensayos, siempre me dijo que yo tenía un afán por los instrumentos, en especial por el piano, entonces, como ella tenía un piano de cola en casa, me invitaba a mí y a mi madre,  Para que yo pudiera tocarlo todo el tiempo que yo quisiera. La verdad nunca aprendí, porque ella tampoco sabía tocar, decía que solo lo tenía por la decoración. Pero es lo que siempre he querido, mi madre solo sabía tocar Violín, y me decía que un día cuando yo aprendiera en un conservatorio de música a tocar el piano, ambas tocaríamos una pieza para un Duo de Violin y Piano, y nos haríamos famosas. Lindos recuerdos.

—¿Qué tal me veo? —alardeó Jake frente al espejo

—¡Que va!, pareces un rocker desaliñado

—Vamos hermanita que a ti esa minifalda con ese abrigo tan largo tampoco te sienta muy a la moda

—Lo sé, siento que se me ve hasta el alma ¡Es demasiado apegado y corto dios mío!

—¿Están listos? —dice un chico que viene entrando a la habitación, bastante guapo diría yo— Me presento, soy Demian Miller, soy su mayordomo y asesor, estoy a su disposición hermanos Jensen —hace una reverencia-

—No uses tanta formalidad —Jake le da un pequeño golpe en el hombro-

Demian sonrió de forma parsimoniosa pero con rastro de angustia.. —Lo intentaré.. pues bueno por favor síganme al salón, La Comandante Superior nos está esperando

Jake me giñó el ojo y con un pequeño golpe me dijo ‘’Andando’’. Siempre tiene ese entusiasmo exagerado ante cualquier situación, incluso cuando son de caracer solemne donde nada de emocionante tiene. Es como un niño pequeño, pero bueno, lo quiero aunque sea un infantil.



Denia

#6254 en Fantasía
#1327 en Magia
#1707 en Ciencia ficción

En el texto hay: humor, amor y magia, ciencia ficcion fantastica

Editado: 03.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar