Illusion

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 4: Mi rama de árbol

Dormía plácidamente, soñando que me encontraba en una playa con olas fantásticas, hasta que una de esas olas me derribo y me quede sin mis...

—NOOOOO —grité para luego despertar y ver a Demian parado frente a mi cama

—¿Señorita Jensen? —dijo entre espantado y divertido— Venía a informarle que en 5 minutos más comienza su entrenamiento ¿Se encuentra bien

—Oh si, bien si, si fantástico, voy si —dije tartamudeando y muy rápido, quería morirme de la vergüenza.

—Ehhh —me quedó mirándo, para luego soltar una carcajada —Señorita ''Si'' por favor apresúrese o llegará tarde- y salió de la habitación

Que bien Ann, como siempre

Me vestí lo más rápido que pude y me fui al campo de entrenamiento. No sabía que iba a hacer ni nada, solo sabía que debía estar allí temprano. Tampoco había visto a Jake desde la noche anterior. Dios estaba hecha un lío.

Escuche que por el parlante anunciaban que el entrenamiento para los recién ingresados era en la Ala Sur, Sala 25-A. Por nuevos ingresados se referían a mí y a Jake ¿O habían otros más?. Ni siquiera sé dónde estoy en primer lugar. Es como un secuestro de gente millonaria. ¡Qué alguien carajo me explique qué hago aquí!

Llegué lo más rápido posible, Lucy ya estaba explicando la ''clase'', habían armas en las paredes y una gran pantalla frente a mí, Vi que en la habitación éramos 20 en total, incluyendo a Jake, quien por cierto estaba coqueteando con una extraña. Dios este chico no pierde el tiempo eh.

Me senté al final de la sala, y vi que Demian estaba de pie cuidando la puerta. Siento que me tocan en hombro y miro hacia atrás

—Lenta, tú crees que sentándote atrás Lucy no se dará cuenta de que has llegado tarde —susurró hablandome sin lenguaje formal, lo cual me estremeció, pero carraspeé

—Cállate y tu porque no te sientas mejor

—No puedo, soy alumno de aquí, pero por una falta que cometí estoy obligado a ser diversas actividades en esté lugar, Ahora estoy de guardia —me dijo mientras me miraba a los ojos sonriendo pero aún así, demostrando una vaga tristeza. Sus pestañas y sus ojos se volvían cada vez más profundos cada vez que hablaba y me sentí perdida y absorvida por ello.

—¡E-hem! —carraspeó Lucy enfadada —Perdón por interrumpir pero, ¿Puede prestar ATENCIÓN EL PARCITO DE ATRÁS?

Me paralice ante aquello, y con mis manos pidiendo perdón, quien rodó los ojos continuando con la clase.

—Que bien mi segundo gran acierto en el día —murmuré irónicamente.

Vi que Demian contestaba una llamada con un tono alterado o eso creo. Mientras lo observaba, nuestros ojos se encontraron por breves instantes, y desvié la mirada hacia la pizarra, fingiendo atención. Pues claro, la dignidad es primero, la que me quedaba en realidad.

—Bueno Señorita ''Si'' me retiro, no me extrañes —guiñó el ojo y salió corriendo-

—Tsk... que se cree —chasqueé la lengua, con mi corazón levemente alterado.

Lucy daba su interesante charla sobre cómo utilizaremos las armas. Cada estamento tiene su propio estilo de pelea. Estrategia tiene mapas cronometrados con cada región del mundo, cada calle, cada casa, cada persona se ve fielmente representada en esos diminutos mapas de bolsillos, que tenían efecto 3D. Fuerza tenía unos Guantes similares a los de boxeo, y con un control remoto iba cambiando a guantes de Roca, de Metal, de Fuego. Habilidad por su parte tenia las espadas, cada una de ellas con distintos tipos de uso, unas tenían una cierra eléctrica en su mango, otras eran similares a las Guadañas, otros usaban espadas dobles.

Pues bien, veía a todos con armas geniales, y yo aquí con una rama de árbol. No mentira, pero era una ''varita mágica''. Ni de coña, solo era un pedazo de plástico alargado, la tocaba y no pasaba nada. Que bien

—Mira hermanita mi Guardaña esta genial, a que luce genial  —me miraba expectante—, y ¿Cuál es tu arma?

La escondí atrás de mi espalda. No, no, no si Jake me veía se burlaría de mi toda la maldita clase. Le dije que me la estaban mejorando y salí de allí. Me dirigí al patio principal a admirar la naturaleza (que era un montón de arena) y me senté allí para descansar. Tengo que hacer funcionar esta porquería sino el maldito de Jake me lo refregará en la cara todo el tiempo. Y odio perder. Menos frente a ese inútil

—¿Se puede saber qué haces aquí y no dentro en clases? —era Demian, bien mi suerte iba de mal en peor

—E-eh pues iba al baño...

—Si claro —ironizó— ¿Y que haces en el suelo?

—Intento pensar como carajo haré para que este pedazo de plástico sea una arma útil -levante al cielo la ''varita''

—Sabes con esa actitud nunca te hará caso sabes



Denia

#6194 en Fantasía
#1310 en Magia
#1688 en Ciencia ficción

En el texto hay: humor, amor y magia, ciencia ficcion fantastica

Editado: 03.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar