Imagen Falsa

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 66

Desperté aquella mañana mirando el despertador y salté de la cama directo al baño para ducharme e intentar relajarme lo más que pudiese, al salir me sequé por completo, me puse el atuendo que escogí: unos jeans, una sudadera azul, mis tenis; me miré al espejo, decidida a hacerlo sin que nada me detuviera. Empaqué mis cosas en mi maleta y mi mochila, encendí el computador para revisar mi correo, al ver que no tenía mensajes ni e-mails la apagué, fui al tocador para alcanzar el álbum que había visto anoche y lo guardé a mi mochila, tomé todo (junto con mi guitarra) y bajé hacia la sala dejándola, e ir a tomar el desayuno mientras miraba televisión... los últimos días transcurrieron conmigo practicando esa melodía que le mencioné a Rox y sin volver con nadie pues no creo que podría, terminé con el desayuno lavé el plato y el vaso, subí al baño para cepillar mis dientes; al salir bajé nuevamente a la sala, tomé mis cosas y le eché un último vistazo a la casa... en algunas semanas estaría de regreso. Cerré la puerta y subí al taxi que previamente había llamado.

Miré por la ventana, varia gente iba a su trabajo o a sus escuelas, sentí una punzada de culpabilidad por haber mentido a las chicas al pasar por la preparatoria Knight y cuando logré ver a ambas cerca de la entrada.. a final de cuentas se los recompensaría al regresar en junio o julio de manera definitiva; llegué a la estación, le pagué al señor y entré para comprar mi boleto y una vez que lo hice me senté a esperar, saqué mi celular observando un mensaje de Paige quien me dijo que me vería cerca de la fuente para entregarme algo, respondí de inmediato.

- Pasajeros con destino a Londres, favor de abordar el metro. -se escuchó, me puse de pie tomando mi equipaje y caminando hacia donde habían indicado, tomé asiento junto a la ventana esperando a marchar; me incliné en la ventana cuando sentí que nos iniciamos a mover, cerré los ojos esperando llegar a mi destino.

 

~ Me encontraba en la azotea de un edificio frente a unos cuantos libros gruesos, el clima era nublado y el viento apenas se sentía, caminé hacia ellos sin saber a ciencia cierta  de que trataban y tomé uno el cual abrí.. parecía un diario, un diario muy antiguo a juzgar por el estado de las páginas, pero lo que se encontraba escrito se podía entender a la perfección; escuché un ruido a mis espaldas el cual me asustó, miré alrededor percatándome que me encontraba sola. Volví a escuchar el mismo ruido esta vez más fuerte, en menos de un segundo sentí como era lanzada al vacío desde el edificio, aquello era una muerte segura. Sin embargo no entendía cómo fue posible que cayera... me encontraba en el centro, miré hacia arriba y observé una silueta negra admirando como caía, logré escuchar una voz:

''Espero que eso te ayude a no meterte en asuntos privados, niña...'' ~


Me desperté de golpe con la respiración claramente agitada, maldita pesadilla, era increíble que me sucediera camino a Londres.. no le quise dar mayor importancia y volví a cerrar los ojos..

 

~ Caminaba sobre una alfombra blanca, había cientos de sillas en los lados y el público que había sentado miraba con atención pero no entendía el motivo.. al llegar frente a un podio observé a Adam y Matthew, me di cuenta de todo: al voltear me encontré con todos los chicos usando sus togas y birretes con las expresiones de emoción y orgullo en sus rostros, localicé a mis amigas mirándome felices. Me llevé una sorpresa al ver a Alec y Tyler sentados junto a Blake.. al juzgar por lo bien que estaban, podía ver que ahora eran amigos, no vi a Alex; miré hacia el público donde estaban mis padres, mi hermano y mis amigos de Liverpool, algo que me alegré de ver... cuando terminó la ceremonia me acerqué a las chicas para celebrar, antes de ver a Blake caminando en nuestra dirección y abrazarme, parecía feliz de estar conmigo y... yo también.

~

Sentí como una lágrima rodar por mi mejilla, había sido únicamente un sueño que hubiese querido fuera realidad; miré por la ventana, decidida a no dormir más lo que faltaba de camino.

Cerca de las dos de la tarde el metro se detuvo, lo cual indicaba que habíamos arribado a Londres, bajé mi equipaje saliendo del vehículo rumbo a la estación; había poca gente que se encontraba en ésta lo cual no me sorprendía, fui a donde estaban los taxis y le pedí al señor que me llevara a la academia, miré las calles medio transitadas hasta llegar al colegio... pagué al bajar y me abrí camino hacia las rejas donde los guardias de seguridad me dejaron pasar sin problema alguno, observé a algunos cuantos mientras me miraron un poco asombrados...

- Hola Paige -dije, ella se encontraba de espaldas.

- Hannah, ya llegast... - se dió la vuelta y sorprendió al verme- Oh por dios, ¿Qué te sucedió?

- Era momento de un pequeño cambio -le dije mientras me tocaba el nuevo corte de cabello- Será un poco difícil acostumbrarse.



Marye Vela

#145 en Paranormal
#989 en Otros
#102 en Aventura

En el texto hay: peligro, vampiros y magia, vampiros y humanos

Editado: 25.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar