Imagen Falsa

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 18

Desperté a la mañana siguiente sintiéndome con mucha energía, salté de la cama y me dirigí al baño pasa asearme y cambiar de ropa colocando unos jeans, una blusa blanca, una botas y mi abrigo; una vez que estuve lista me dirigí a la puerta y al abrirla... ahí estaba.

- Buenos días -dije primero.

- Buenos días -dijo Blake, fundido en unos jeans negros junto con un largo abrigo, mirándome- ¿Dormiste bien?

- Por supuesto -asentí amablemente con una pequeña sonrisa en el rostro- Espero que tu lo hayas hecho por igual.

- No lo dudes. Escucha, el señor Adam y Matthew nos han concedido permiso de salir a disfrutar el día de hoy; ¿Te gustaría?

- Claro, suena divertido.

Tomé mi celular antes de salir bajando las escaleras, al parecer los adultos ya habían salido así que opté primeramente desayunar algo; agradecí la paciencia que el chico me tuvo mientras lo hacía, conversamos durante ese momento y partíamos una vez que finalicé. Salimos de la academia y tomamos un taxi hacia la ciudad en donde me llevó a visitar varios de los lugares más frecuentados por la gente, así que disfruté todo: el famoso London Eye, estaba impresionante, luego miramos la Torre de Londres la cual tenía una historia antigua y que fue usada de distintas formas, visitamos al igual el Puente de la Torre, el Big Ben y algunos de los palacios más impresionantes situados en la región... el palacio de Buckingham fue el que más me llamaba la atención por su espectacular visión de todo ángulo por donde lo miraban. Para mi sorpresa, Blake se mostró amable en darme aquel tour que duró la mayor parte del día, nos detuvimos en un restaurante para comer antes de continuar nuestro paseo; cada minuto que pasaba más maravillada quedaba con el paisaje y con Tanner... en todo el tiempo que llevaba en Londres jamás me había sentido tan tranquila y relajaba.

Todo se lo debía a él...

Hicimos nuestra última parada en uno de los parques cercanos al colegio, había varias personas paseando con sus hijos y mascotas; nos sentamos en una banca.

- ¿Qué te pareció Londres? -preguntó Blake.

- Increíble, finalmente he conocido algunos de los lugares que deseaba ver.

- Faltaron varios sitios, pero tendremos tiempo para ir.

- Fue un momento muy agradable -dije, mirando al frente con una sonrisa- Gracias por el tour, Blake, lo disfruté.

- No es ninguna molestia -imitó mi ademán y miró a las personas- Gracias a ti que aceptaste.

- Bueno, me agrada pasar momentos así; en Liverpool no había varios lugares para visitar.. salía únicamente a los centros comerciales o al cine.

- Tal vez te he dado más opciones para otras actividades.

- Eso dalo por hecho -comenzó a nevar ligeramente y miré a Blake- ¿Por qué me diste aquel collar...? Sé que tiene un valor importante para ti.

- Así como es valioso, quiero que una persona así de valiosa lo lleve consigo.

- Y me has escogido -finalicé, asintió- Te prometo que lo cuidaré mucho.

- Lo se.

- Me apena que no tenga nada para darte -me mostré avergonzada.

- El hecho de pasar un momento acompañado de una amiga, es más que suficiente.

Sonreí al escuchar aquello. Decidimos regresar a St. Elena pues eran las siete en punto, así que tomamos un taxi mientras la nieve caía ligeramente aunque un poco más densa; una vez que llegamos, los guardias abrieron la reja para entrar y su vez ingresamos al edificio. Adam y Matthew habían regresado al juzgar por los abrigos colgados y estaban sentados en el sofá esperando nuestro regreso. Nos miraron al caminar.

- Ah, mis jóvenes estudiantes -dijo Brooks- ¿La pasaron bien?

- Si señor -respondimos ambos.

- Los preparativos para recibir el año nuevo se hacen intensos en la ciudad, sin contar la fiesta de fin de año que se organiza- agregó Matthew- Algo para el deleite de todo mundo.

- Poco tiempo para los preparativos, pero estoy segura que estarán a tiempo.

- Así es, señorita Hannah, espero que disfrute la celebración.

Charlamos hasta la hora de la cena donde el señor Adam narraba como fue que llegó a ser el director de St. Elena, fue una historia sacada literalmente de un cuento. Al término de la cena subimos a nuestras recámaras. Estaba cansada y emocionada a la vez me dispuse a poner mi ropa de dormir, alguien tocó a mi puerta.

- Señorita.

- Matthew, ¿En qué puedo ayudarle?

- ¿Sería tan amable de permitirme una hoja? es para Adam.

- Por supuesto -asentí, me dirigí hacia una hoja de mi libreta la cual arranqué y se la entregué.

- Muchas gracias, señorita Hannah.

- Espere... -lo detuve antes de que marchara- Hace tiempo que deseaba cuestionarlo.

- ¿Sobre qué?

- He visto infinitas veces a Blake con usted... tal parece que tienen una buena comunicación.

- Podría decirse así -dijo- Responderé a sus cuestionamientos a su tiempo, pero por el momento... Debe descansar.

Su manó alcanzó a rozar mi frente, de un momento a otro mi vista se volvió borrosa y me sentí mareada... a su vez sentí unas manos sujetándome, evitando que cayera, alcé la vista.



Marye Vela

#151 en Paranormal
#1003 en Otros
#116 en Aventura

En el texto hay: peligro, vampiros y magia, vampiros y humanos

Editado: 25.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar