Imagen Falsa

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 22

Habían pasado tres días desde aquel sueño tan extraño, no le conté nada a Blake para no preocupado y dejé pasar el tema, por otro lado, ayudamos a Brooks y Richards con la limpieza del edificio y preparar todo para el regreso a clases el próximo lunes; aquel día era viernes el cual las puertas se mantendrían cerradas hasta ese día... me había acostumbrado a la compañía de las pocas personas con las que había convivido los últimos dos meses. Mi relación con Blake ya era sabida por los adultos y,  ¿la verdad? Era mucho más sencillo en lugar de esconderlo.

La limpieza duró casi toda la mañana y un poco de la tarde, la comida fue la más tranquila pues todos nos encontrábamos exhaustos de ese 'pequeño trabajo', Adam y Matthew  conversaban sobre el asunto del psicólogo y los nuevos cambios que habría en la academia una vez que todos regresaran; terminando la comida decidí caminar un poco por los alrededores...

Faltaban dos días para que todos regresaran, me alegraba volver a ver a todos pues hablar por teléfono o vía electrónica no era lo mismo: sabía que sucedieron varias cosas en aquellas semanas.

- ¿Relajándote? -dijo una voz a mis espaldas cerca de los dormitorios, volví la vista hacia Blake con su abrigo negro, caminando a mi dirección.

- Puede decirse que si -dije, reclinándome en la pared; traía una chaqueta sobre mi chaleco - Ahora que el semestre inicie, será algo raro estar rodeada por todos -reí.

- Especialmente cuando les espera una sorpresa -me miró con media sonrisa en el rostro, sabía lo que significaba y no evité reír de nuevo.

- Espero que lo tomen bien -dije algo nerviosa.

No sabía cómo reaccionarían mis amigos y mi hermano, sabía que de todos, la más feliz sería Shelly pues también percató mi actitud durante su presencia; Blake tomó mi mano, acercándose a mi rostro.

- Ellos quieren verte feliz. ¿Acaso olvidaste lo que dijiste el día de navidad?

- Por supuesto que no -negué- Pero tienes razón, todo saldrá bien.

- Tarde o temprano lo notarán -dijo, inclinando su cabeza hacia atrás- Al menos Shelly lo pescará.

- No dudes aquello -dije.

Caminé hacia uno de los jardines cubiertos de nieve donde descansé la cabeza sobre las piernas de Blake, miré al cielo disfrutando el momento y las últimas horas de vacaciones; me sentía feliz aunque también melancólica... extrañaba terriblemente a los chicos y a mis papás, pero también había pasado las mejores vacaciones de mi vida y tal vez lo repetiría de nuevo.

Tenía un nuevo motivo.

Mire a Blake tan hermoso, un ángel tan bello y un increíble chico... jamás hubiese pensando sentir como le llaman 'mariposas en el estómago', sonreí cuando captó mi mirada.

- ¿En qué piensas? -pregunté.

- En lo hermosa que estás -acarició mi mejilla, sus dedos estaban un poco fríos pero no me importó- Luces muy hermosa cuando sonríes.

- El motivo eres tú -dije apenada, alcé mi mano hacia su rostro- Me alegra conocerte.

- Tal vez en los pocos meses que nos conocemos nos hemos tratado muy poco, pero lo que siento hacia ti es muy fuerte. Jamás dudes eso.

- Jamás dudaré, Blake, eres una gran persona... y aunque al principio te comportabas muy raro, ahora veo que tienes un gran carisma y un buen chico cuando te conocen: eres una imagen real de lo que expresas.

- Lo mismo que dicen todos... -susurró.

- ¿Mmh?

Su mirada quedó fija en mi al percatarse de lo que había dicho, no supe el motivo por el cual dijo aquello; tomó mi rostro sin dejar de mirarme.

- Lo sabrás en su tiempo, pero hoy no...

En aquel momento lo único que estaba era él mirándome, sin poder pronunciar palabra alguna, me atrapó en un segundo cuando volví a sentir el aire sobre mi... y desperté; volví a mirar el rostro de Blake y sonreí por estar con él.

- ¿Y ahora qué hacemos? -cuestioné.

- Podríamos ir de nuevo hacia el pequeño parque cercano.

- Suena genial.

Caminamos de nuevo hacia el edificio hablando con Adam quien accedió gustoso, se le ocurrió la idea en pasar los cuatro el último día disfrutando la belleza de la ciudad; nos subimos al auto en donde Brooks llevó a Rox al hospital varias semanas atrás, miré el paisaje blanco, maravillada por lo que había presenciado durante aquellos días. Nos detuvimos en un centro comercial para comer mientras nos dividimos luego para hacer algunas compras para el día de mañana, entré a varias tiendas de ropa buscando accesorios adecuados para la temporada saliendo con dos bolsas de las siete tiendas (es una especie de récord, ya que siempre salía con seis bolsas, pero mis ahorros eran bajos), miré a Blake entrar a dos tiendas de las cuales sacó una bolsa con un abrigo y una chaqueta de cuero negra.

Aquel día lo finalizamos con el paseo por el parque junto con Adam y Matthew, cada uno hablaba sobre los deberes que se llevarían a cabo mañana, habíamos tomado asiento sobre el pasto mirando el lago cerca del Palacio de Buckingham relajada por los días que pasé en la academia; miré a Blake con una sonrisa en los labios, dándole un beso en la mejilla mientras me abrazaba, entrelacé mi mano con la suya sintiendo como el sueño me dominaba poco a poco dejé mi cabeza reposando en su pecho...



Marye Vela

#144 en Paranormal
#988 en Otros
#102 en Aventura

En el texto hay: peligro, vampiros y magia, vampiros y humanos

Editado: 25.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar