Imagen Falsa

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 34

Ambos chicos se miraban sin decir nada más, por suerte (sí a eso se le puede llamar 'suerte') no había nadie cerca del pasillo; Blake soltó a Alec mientras se acercó a mi.

- ¿Estás bien?

- Si Blake, no te preocupes -dije tratando de recuperar mi posición, miré a Alec quien nos miraba.

- Hannah, yo...

- Es mejor que te vayas de aquí.

- Necesito hablar con ella, Tanner, es un asunto entre ella y yo.

- No hay asunto que tratar, Alec, luego lo hablaremos -dije seria mientras nos alejamos de ahí.

Me llevó a un lugar más tranquilo: el edificio donde nos hospedamos en navidad. Entramos con ayuda de los encargados y me eché en el sofá, mientras Blake me miraba serio.

- ¿Segura que estás bien?

- Lo estoy -asentí.

- ¿Cuál es el problema de ese sujeto? No sabe que a las chicas no se les maltrata.

- Era un asunto sin importancia, sólo no hagamos grande esto... No quiero que nadie se entere de lo sucedido.

No le parecía mi idea, sin embargo suspiró sentándose en el extremo del sofá.

- Está bien, Hannah. Lo que ordene mi novia.

- Gracias Blake -lo miré cansada.

Mi mal genio se hizo presente luego de esa discusión con Alec... salir de tres exámenes seguidos, estaba cansada y claramente fastidiada, sólo algo podía hacerme molestar y fue eso; estar ahora con Blake me relajaba un poco y eso era suficiente para hacerme sentir mejor. Los encargados entraron para ver sí se nos ofrecía algo, él pidió un vaso de agua para mi, una vez que lo trajeron me lo entregó bebiendo toda el agua para recuperar el aliento. Se acercó a un lado al dejar el vaso sobre la mesita, me reclinó sobre su hombro con el fin de que descansara por un momento antes de regresar al dormitorio.

- Si pudiésemos, nos quedaríamos así- habló.

- Aún es temprano, faltan tres horas para la cena -recordé- Quedémonos un momento.

- Debes estar cansada... Ven, te llevaré a que duermas unos minutos.

- Blake, no es neces...

Antes de poder siquiera terminar de hablar, me cargó subiendo las escaleras dirigiéndose a la habitación que ocupé. Abrió la puerta y me depositó sobre la cama, se sentó a un lado mientras dormitaba, lancé una última mirada a él antes de cerrar los ojos; mi mente siguió trabajando haciéndome entrar en un sueño...

~ Me encontraba caminando por un bosque con árboles muy altos y verdes, una naturaleza sin duda bella y relajante, me di cuenta que estaba de vuelta en Liverpool. En mano traía mi guitarra y mi celular en la otra; en el centro había una pequeña fogata apagada y alrededor de ella se encontraban varios de mis amigos esperándome para comenzar el pequeño karaoke y mirar el atardecer juntos como en los viejos tiempos... al caer la noche nos tumbamos al pasto mirando las estrellas, extrañaba a cada uno de ellos. Sobretodo a Less y Jade.

- ''Muy pronto las volverás a ver'' -dijo una voz masculina- ''Más pronto de lo que puedas imaginar''.

- ''¿Blake?'' esa era su voz sin dudarlo ¿Qué hacía dentro de mi sueño? No sabía que significaba lo que acababa de decir... ''¿Qué significa aquello?''

- ''No es tiempo de que te lo diga''.

Y con esas palabras comencé a abrir los ojos lentamente, lo miré de nuevo pero ahora se encontraba a mi lado sin darme cuenta de lo que estaba abrazando reclinada sobre su pecho, su mano acarició mi rostro sin dejar de mirarme. De nuevo sólo estaban aquellos ojos grises en esa habitación hasta que comencé a mirar su rostro por completo y en menos de un segundo sus labios estaban sobre los míos... reaccioné, lo tomé por la nuca enroscando los dedos sobre su cabello, sentí sus manos sobre mi cintura mientras la intensidad de ese beso crecía; sentía nervios por estar en un lugar público con riesgo de que los encargados abrieran la puerta descubriendo a dos de los estudiantes en una escena... íntima.

Me despegué un poco de su rostro, entendió lo que me preocupaba.

- Blake... -dije insegura.

- No te preocupes, no te forzaré a nada -dijo comprensivo, tomó mi barbilla haciendo que lo mirara -Cuando te sientas lista.

- Te agradezco que lo comprendas..

- Eres mi novia, Hannah, debo respetar lo que decidas así será siempre.

Nos quedamos por un par de minutos antes de regresar al edificio para la cena, ya había oscurecido así que nos apresuramos y dirigirnos hacia la cafetería consiguiendo algo de comida y dirigirnos a la mesa en donde estaban James y Shelly... pensándolo bien, no queríamos molestarlos cuando se ponían muy acaramelados con el otro, así que buscamos otra; al encontrar una al otro extremo del lugar caminamos cerca de la mesa donde se encontraban las chicas, saludándolas, miré a dos mesas atrás de ellas en donde se encontraban Alec y Tyler mirándonos: por la mirada del primero, me di cuenta que se sentía mal por lo que había ocurrido en la tarde, y Tyler me miraba como lo había hecho durante los últimos dos meses y medio; traté de pasar por alto aquello, sentando en la mesa charlando con Blake durante toda la cena.



Marye Vela

#146 en Paranormal
#952 en Otros
#108 en Aventura

En el texto hay: peligro, vampiros y magia, vampiros y humanos

Editado: 25.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar