Imagen Falsa

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 44

Desperté a la mañana siguiente lo primero que hice fue darme una ducha, aquel encuentro no pasó desapercibido había algunos rasgos que me recordaban a alguien.. a alguien que yo conocía.
Al salir, me puse una playera holgada junto a unos shorts y mis tenis, no tenía planes de salir y mientras seguiría investigando sobre el caso Angie... Entre las notas que encontré hubo una entrevista que le realizaron a su compañera de cuarto una chica llamada Chelsea Sullivan y era una coincidencia que viviera aquí en Liverpool, no perdí tiempo y busqué su página de Facebook, en cuanto la encontré miré varias fotografías junto con Angelique; miré la dirección y la apunté para ir a su encuentro, encontré un artículo sobre la muerte de su compañera me quedé pensando sobre aquel incidente y de porque Adam había puesto aquella semana libre..

 

Luego de tomar desayuno tomé mi celular y miré la hora, 11:30, salí de casa hacia las calles principales y tomar un taxi; al localizar uno le di la dirección con la cual llevaba destino, el hombre me miró pero luego asintió conduciendo, eso fue raro pero lo dejé pasar... Se detuvo frente a una casa de dos pisos color turquesa, pagué al hombre bajé del vehículo sin perder tiempo me puse frente a la puerta y toqué esperando que alguien atendiera, una mujer de mediana estatura, delgada, con cabello rojizo; abrió mirándome desconcertada.

- Buenos días. -dije amable.

- Buenos días... ¿Qué desea, señorita?

- Necesito hablar con Chelsea, es un asunto importante.

- ¿Se trata de aquello, verdad? -no necesité especificar, asentí.- Han pasado cinco años ¿Por qué no pueden dejar a mi hija en paz?

- Señora Sullivan, le aseguro que no vengo a ocasionar ningún acto de investigación. Soy estudiante de la Academia St. Elena, y el director nos contó lo que había ocurrido, únicamente a otro muchacho y a mi. Ha sido muy discreto en cuanto al asunto.

La mujer dudó un instante, parecía no confiar en mi, pero después de unos minutos me dio el pase a su hogar y me pasó a la sala principal mientras llamaba a su hija; bajó después de cinco minutos una chica de complexión delgada, tes semi morena, ojos verdes claros y cabello castaño que llegaba a los hombros.

- Hija, aquí está una señorita que quiere hablar contigo -le dijo su madre, la chica me miró.

- ¿Quién eres tú?

- Me llamo Hannah Williams, soy estudiante de St. Elena -miré su rostro tensarse al decir la academia- Necesito hablar contigo sobre..

- Sé a lo que vienes. -dijo mientras se acercó a mi- Es algo raro que una estudiante de la academia venga aquí, sobretodo una que no estuvo aquel día... Hablemos en mi habitación.

Asentí levantándome y la seguí escaleras arriba hacia su recámara, cerró la puerta mientras se sentó en la cama.

- Miré varios artículos sobre el accidente en la academia -comencé a decir- Y los testimonios del señor Adam y el secretario Matthew... describieron a Angelique como una chica muy estudiosa.

- Lo era -dijo- Era una compañera muy buena, durante el tiempo que la conocí fue de confianza -me entregó un periódico donde aparecía el reportaje- Los últimos tres meses varios la notamos diferente, rara.. se cerró mucho con nuestros amigos, y cuando sufrió su primera crisis me acerqué más a ella para cuidarla lo mejor que pude; traté de detenerla cuando me di cuenta sobre sus cortes... -la señora Sullivan entró con una charola y dos vasos de agua dejándolas sobre la mesa y salió, mientras continuó- Angie fue el centro de los chismes luego de su cambio, en clases no dejaba de ver a la nada.. como en una especia de trance, algunas veces la acompañé a la oficina del señor Brooks, las últimas semanas se volvió más reservada con sus pocos amigos que tenía, a cada término de clases se dirigía a su habitación sin hablar con nadie -guardó silencio por un momento, observé rastros de lágrimas en sus ojos al llegar a ese punto; me miró de nuevo- Esa mañana me despertaron sus gritos, creo que tuvo una pesadilla y me dispuse a llevarla a la enfermería.. para esas alturas ya había medicamentos con la cual la tranquilizaban, me preocupé mientras la dejaba para ir a mis clases y después la llevarían de regreso al dormitorio; regresé al dormitorio algo así las dos quince, escuché a varias chicas hablar sobre Angie y me dirigí con ella pero no estaba, la busqué sin éxito hasta que miré al tercer piso... ella estaba de espalda tomada de la cerca que separaba el piso del vacío, le grité pero no me escuchó.. dijo algo que apenas logré escuchar: ''No puedo vivir sí él me sigue...''. Se soltó de la barra, y miré como cayó al vacío, grité horrorizada mientras me acerqué a su cuerpo.. ojos inexpresos mirando hacia arriba, dejando al descubierto sus cortes más profundo que se hizo mientras no estuve.

El lugar se inundó en un silencio tan profundo, aquello que me estaba narrando era horrible pues vio morir a su amiga frente a ella, bajé la mirada hacia el reporte que me había entregado.



Marye Vela

#144 en Paranormal
#973 en Otros
#112 en Aventura

En el texto hay: peligro, vampiros y magia, vampiros y humanos

Editado: 25.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar