Imaginándote

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 6

El largo viaje se acaba y llegamos a la playa celeste, nos bajamos del furgón y emprendimos rumbo a la alta montaña, en la cima se puede ver la cabaña donde nos hospedaremos.
Tarek y yo nos quedamos atrás.

- este lugar es tan tranquilo, a veces es necesario escaparse un poco de la realidad-

-< tú siempre has querido estar lejos de la realidad>.

-a veces pienso y mucho, sé que imaginarme cosas... Personas, no está bien, para el resto, pero para mi lo está; tú me haces sentir bien.

Tarek me devuelve una tierna sonrisa, él me entiende; dentro de ésta locura él me mantiene cuerda... Es loco ¿no?

-< mira lo que puedo hacer>- se sujeta de las ramas de los árboles y empieza a balancearse- ¡ven aquí Jane! Nos balancearemos de las lianas de los árboles como cuando éramos pequeños>.

- Si me sujeto de esas ramas de seguro se rompe y rodaré por la gran montaña cuesta abajo, ya no soy una niña-

-<Ja ja ja> - suelta una carcajada- <se me olvida que te haz convertido en una morza y que pronto te convertirás en un sumo con cachetes regordetes y le ganarás a cualquier elefante que quiera cruzarse en tu camino>

-¡idiota! ¡ven acá grandísimo animal!-

Subimos lo que quedaba de la montaña y llegamos exhaustos hasta la cabaña, al menos así lo veía yo.
Al entrar a la cabaña veo a mi madre y a la señora Lucy tomando té y a las niñas jugando con un set de supermercado.

- ¿y John?-

- creímos que estaba contigo- dice mamá dejando el té en la pequeña mesa de centro- te dijimos que le ayudaras con el equipaje.

Me asomo a la ventana y observo a John al borde de la agonía cargando un montón de bolsos y maletas por donde podía, salgo a ayudarle, mientras mamá y la señora Lucy ni se inmutan.

-John ¿cargaste todo eso tú sólo?.

-te esperaba, tu madre y la mía dijeron que me ayudarías, mientras le pagaba al conductor, tu avanzabas mientras delirabas, en ese momento supe que tendría que cargar con todo.

- lo siento, tú sabes que yo soy...

-especial- al darse cuenta de la palabra que utilizaba, se sonrojó- digo.. especial en el sentido de cgiflada.. no es que...

-tranquilo sé que soy especial porque te gusto- lo dije como una forma de irritarlo, sé que fijarse en una loca es compartir el mismo desorden mental.

Esta vez John entró a la cabaña sin decir palabra alguna, entró tan rápido como pudo, sin mencionar que se tropezó con el escalón junto a la puerta. ¿Su cara? En ese momento no parecía cara, era una especie de langosta con vergüenza.
Delante mío veo a Tarek de brazos cruzados y se veía molesto.

-lo siento, no te vi.

- <me doy cuenta>- dice Tarek frunciendo el ceño- <estuve a tu lado todo el tiempo, hablándote; mientras tú hablabas con "Juanito">.

-es John Tarek, no "Juanito"- me pregunto por qué no me percaté de la presencia de Tarek, él siempre está conmigo en todos lados, y si no se despide, siempre sé que está ahí. Pero esta vez no. Me duele pensarlo, pero por un instante lo olvidé.

Me voy a dormir, el viaje ha sido agotador, con respecto a John no me dirigió la palabra en toda la tarde; quizás le molestó mi comentario. Se le pasará.

-buenas noches Tarek.

-<buenas noches chiflada, que sueñes con Juanito>

-¿celoso?.

-<¡jamás!> Dice cubriéndose el rostro con las frazadas.

Yo me entrego a los brazos de Morfeo y caigo en un sueño profundo.

Estoy en el bosque, aquel donde me perdí por horas.. Tarek está conmigo, somos niños, el juega con las ramas de los árboles, imaginamos que son lianas.

-<ven a mi Jane, yo Tarzán te protegeré>

- esto no me parece seguro Tarek- digo observando desde abajo, mientras Tarek se balancea sobre las ramas con agilidad.

-<entonces, vamos a trepar ese árbol>.

Subimos hasta llegar muy alto, a la distancia se veía parte de la cuidad, nos sentamos en una enorme y guresa rama y observábamos parte de la naturaleza, veíamos gente pasar bajo nosotros, era divertido ver pasar a personas sin que ellas tuviesen idea de que estábamos ahí, no sentíamos poderosos

< Sabes Alice, quiero que cuando seamos adultos, nos casemos>

-eres mi amigo, los amigos no se pueden casar Tarek.

-<entonces..- me toma la mano y de su bolsillo saca un anillo echo de plástico echo de la boquilla de una botella- quieres ser mi novia?>

-claro que sí Tarek- el me sonríe con ternura y pone el anillo en mi dedo anular derecho- creo que me queda grande Tarek, éste será nuestro secreto, no creo que a mamá le agrade que estemos comprometidos a las siete años- Tarek suelta una carcajada y se oyen pasos.

<Creo que es mejor que nos vayamos alice>- se acerca a mi, toma mi cara con sus suaves manos y me da un cálido beso, mi primer beso.

Al bajar del árbol, volvimos a sentir los pasos, ésta vez más cerca



YISS M

#3776 en Thriller
#2153 en Misterio
#13469 en Novela romántica

En el texto hay: misterio romance locura

Editado: 23.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar