Inevitable Realidad

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 4

Capítulo 4; Palabras que lastiman.

 

―Hola a todos, otra vez― habla John, llamando la atención de todos.

La mayoría de las personas toma un segundo de su tiempo para vernos, algunos nos miran extrañado porque es muy raro que John y yo demos una segunda charla en la misma noche, otros simplemente nos miran muy tranquilo porque seguramente son clientes nuevos.

Estoy nerviosa, no miento. Todos piensa que somos la pareja perfecta o eso queríamos transmitir al público porque una mala imagen dañaría nuestra empresa. Y estar aquí para decirles a todos que ya no estamos juntos como pareja me pone super nerviosa porque estoy segura que habrá muchísimo comentarios malos sobre esto.

También esto es otro paso a la realidad que me demuestra que lo nuestro si termino de verdad.

―Nuevamente queríamos agradecerle por venir —continua John, él muestra una pequeña sonrisa, lo conozco tanto que estoy segura que esta pensado lo mismo que yo —, pero queríamos anunciarle un aviso super importante en nuestras vidas.

Miro como todos comienzan a susurrar entre sí, creo que hasta escuche comentar ― ¿estará embarazada? ― un frío sube por mis piernas cuando escuchó aquellas palabras. Inocentemente llevó ligeramente mi mano a mi estómago. Nunca quise hacer público mi embarazo y ahora que estoy en esta situación creo que esa fue una de las mejores decisiones que tome.

» Pero esta vez no hablare yo, si no, mi compañera y socia de toda la vida. Sky Johnson.

Quedó sin aire cuando analizo bien las palabras que acaba de decir John. ¿qué? ¿hablar? eso no estaba en nuestros planes siempre ha sido él.

John se acomoda a mi lado para darme paso y que ahora que sea yo la quien hable.

Maldita sea, juro que después de esto cada rastro de amor o cariño que tenía por este maldito hombre desapareció completamente.

―Hola― hago un gesto pequeño con mi mano y muestro una sonrisa leve —. Creo que la mayoría me conoce y si no es así. Hola, me llamo Sky Johnson. Unas de fundadoras de la empresa Goals.

Mis manos empiezan sudar. Que mierda... yo debería estar preparada para todo esto soy dueña de una de las compañías más importante.

» Creo para lo que son un poco viejos en la empresa se sorprenderá que esté hablando, espero no incomodarlos esto pasó de último minuto― miro de reojo a John, esta me la paga el maldito―, el aviso que queríamos darle era es que el señor Miller y yo ya estamos pasando por un procedimiento de divorcio.

Observo como algunas de las gatas en celos sonríen por la noticia, creo que escuchar que unos de los hombres más poderoso de la ciudad estén disponible es la mejor noticia que podían darle. Malditas perras.

―No quiero que con esto piensen que la empresa tendrá errores, problemas o algo parecido, todo sigue igual, aunque no lo crean, Miller y yo terminamos siendo muy buenos amigos. ― algunos suspiran sabiendo que su maldito dinero no se irá a la borda, hago una mueca de desagrado, este mundo está enfermo—. Gracias por su atención, sigan disfrutando.

Salgo disparada del escenario, ni quiera me despido de John, tomo mis cosas y salgo de esa fiesta.
 

 

23 de enero del 2016

 

 

Creo que todos e igual que yo estamos muy sorprendido sobre la noticia que nos dieron los reyes de new york. Él señor y la señora Miller, o mejor dicho señora Johnson, ya que anoche la pareja nos anunció que están pasando por un trámite de divorcio, ya pueden ver  una vez más que las cámaras solamente capturan los momentos felices y al parecer esa relación dejó de existir, fuentes cercanas dicen que la señora Jonhson le fue infiel al señor Miller...

Apago la televisión molesta.

Esto tiene que ser una maldita broma ¿enserio? ¿infiel? juro que voy a demandar ese programa.

Cogí mi teléfono y marcó el número que sé me de memoria.

― ¿Qué paso, Sky? ― habla John a través de la línea telefónica.

― ¿Cómo que me pasa? —digo, echa humos— ¿no has visto las malditas noticias?

Escuchó un suspiro por parte de él.

—No te preocupes, ya lo estoy solucionado—dijo con voz cansada.

Bajo mi humor de enfado cuando escucho como esta su estado de ánimo.

—Oye... —digo en voz leve— ¿estás bien?

—Si... solamente tengo mucho trabajo y ahora con la noticia que me fuiste infiel se me multiplico todo—aclara.

Aplane mis labios y me quedé viendo un punto fijo en la habitación.

—¿Tú le crees? —susurro.

—¿Qué cosa?

—¿Tu piensa que te fui infiel?

Estoy esperando una respuesta o algo, pero ninguno de los dos estamos hablando y siento que ha pasado una eternidad antes que él responda.

—Claro que no, te conozco lo suficiente para saber que no eres de esas mujeres, creo que esa fue unas de tus virtudes para que yo me enamorara de ti—confiesa.



IzaCT-

#13258 en Novela romántica
#2153 en Chick lit

En el texto hay: amor, decepciones, abortos

Editado: 07.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar