Inevitable Realidad

Tamaño de fuente: - +

capitulo 9

Capítulo 9; mami aún te ama.


 

12 de marzo 2016.




 

—¿Y esa cara de muerta? — se burla John cuando me mira entrando a la cocina.

Lo miro con mi peor cara. Anoche nos dormimos tardísimo, bueno, John y yo, porque después que hicimos nuestra mini-fiesta con Emma, ella le dio sueño a media noche y su papá se la llevó a dormir, pero la pasamos bastante bien, cante y baile muchísimo con Emma y su papá por otro lado solamente nos mirada en una esquina de la habitación divertido, después llegó John y cantó su famosa canción baby de Justin Bieber, juro que casi me hago pipí encima porque no aguantaba la risa porque aunque me encantaría decir que John tiene la voz de un ángel pero es malo mentir.

Cuando Kian y Emma se fueron me quede con John organizando todo el desastre que hicimos y después nos quedamos hablando estupideces hasta la 4 de la mañana. Por ahora la estoy pasando bastante tranquila tal vez estas vacaciones no fueron tan malas.

Le muestro mi dedo medio a John para que no me moleste, cuando me levanto cansada mi paciencia es muy poca. Me dirijo al refrigerador para tomar un vaso de jugo.

—¡Papi! ¡Sky saco el dedo malo! — escucho un chillido de Emma detrás de mi y casi me ahogo con el maldito jugo cuando me doy cuenta que me vio.

John camina rápido donde mi cuando nota que me estoy ahogando con el bendito jugo.

—¿Estas bien? — murmura.

Asiento con dificulta y me volteo roja como tomate.

—Mi amor, creo que miraste mal, Sky no saco ningún dedo malo—Kian intenta remendar el error que hice enfrente de su pequeña hija. Esta nervioso y yo vuelvo a asentir frenéticamente.

Horita me mata su papá.

—¡Claro que sí! — grita, y se levanta sobre su silla—, Ella hizo así.

Emma hace la misma seña que yo hice hace un rato con sus pequeñas manitas.

Carajo...

—¡Emma! — le regaña Kian.

Volteo donde John para que me ayude a salir de este desastre y él muy maldito solamente me murmura —tu problema, no mío— me están sobrando las ganas para volver sacarle el dedo medio, pero no quiero que Kian se muera de un infarto hoy.

Kian mira donde mi y da una mirada asesina y solamente puedo encogerme los hombros y decir un lo siento.

—E-Emma— hablo, creo que esta situación no puede estar peor—, como ya dijiste, ese dedo es malo y no puedes hacer esa señal.

—¿Por qué tú si puedes? —Ella frunce el ceño y mira curiosa.

—Diablos, quedare viejo antes de tiempo— murmura Kian y lleva su mano en el puente de su nariz frustrado.

Emma agranda sus ojos azules y mira a su papá asombrada, ella lleva sus manitas a su boca que está completamente abierta. Este renacuajo es toda una dramática.

—¡Papi!

—Por favor no...—suplica él.

—¡Dijiste diablos! — ahora ella comienza brinca encima de la silla.

—Yo me voy—dice John saliendo de la cocina.

Pendejo.

—Emma, no digas malas palabras— interrumpo.

—¡Pero papi lo dijo!

—Pero tu no puedes— ahora Kian habla serio.

—Pero...

—Pero nada Emma, te dicho miles de veces que, aunque yo lo diga no te da motivo para repetirlo— Kian no esta molesto, pero su semblante es serio y con autoridad, lo suficiente para que ella se vuelva sentar otra vez en su silla y baje la cabeza avergonzada.

Kian me mira unos segundos para después volver a su periódico, sigue serio y sigue mostrando autoridad.

No digo nada porque eso son problemas entre su hija y él.
 

°°°°
 

—¿Dónde esta Emma? — le pregunto a Kian mientras me siento al lado de él. Miro que esta viendo un programa de noticias.

—Durmiendo.

Hago una mueca con mis labios.

—¿Qué ves?

Kian suelta un suspiro.

—¿Qué quieres?

—¿Yo? Nada— le hago importancia.

—Sky... —pasa su mano por su cabello que está todo largo.

—¿No crees que fuiste un poco duro con Emma hace un rato? —un día me voy morir por entrar donde nadie me llamó.

—Sabía que algo querías decir— habla exasperado—. Y no. No fui duro con ella, Emma es mi hija y yo sé cómo la crio.

—Emma simplemente es niña que está aprendiendo que es la vid...

—Sky—me interrumpe molesto—, Emma tiene 4 años, la he cuidado y he estado con ella por cuatro años, ella ha sido mi prioridad por más de cuatro años y no voy aceptar que alguien venga y me diga como debo criar a mi hija, si no estás de acuerdo con eso, ve y consiguete el tuyo.

Eso fue un golpe bajo, demasiado bajo. Lo miro molesta pero no digo nada. Claramente es muy fácil decir, ve y consiguete el tuyo. ¡Lo intente pedazo de idiota! Y no pude lograrlo, me lo quitaron cuando más ilusionada estaba, muerdo mi labio inferior intentando de aguantar las lágrimas.



IzaCT-

#13339 en Novela romántica
#2170 en Chick lit

En el texto hay: amor, decepciones, abortos

Editado: 07.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar