Inevitable Realidad

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 14

Capítulo 14 ; Será un placer.

 

 

 

 

 

—¿No aceptaras la salida de este sábado? — me pregunta Kian, cuando entro a la oficina. Hoy tenemos de esas típicas reuniones para verificar que todo esté en su orden y poder renovar nuevas cosas.

—¿Dónde está John? — digo, buscándolo con la mirada y ignorando su pregunta anterior.

—Salió a solicitar unos documentos —dice—, tampoco me respondiste mi pregunta.

Asiento.

Me siento en mi lugar de siempre. Al lado de John.

Kian me esta mirando con su ceño fruncido, porque claro, él odia que lo ignoren. Miro que tiene una barba aproximadamente de unos tres días. Me gusta, lo hace ver más sexy.

—Te dije que para tu suerte si estoy libre, claramente acepte.

—Pensé que cambiaste de opinión después que me dejaste en visto — Su mirada me escanea de arriba hacia bajo, esa mierda siempre me pone algo nerviosa.

—Debería — me acomodo en mi silla y cruzo mis piernas—. Querido Ryder, le advierto que no juegue con fuego, se puede quemar.

Él enarca unas de sus cejas y me regala una sonrisa juguetona. Es la primera vez en el tiempo que tengo conociéndolo que lo veo en plan burlón. Siempre se representa en modo relajado y pasivo, claro, después que lo conoces un poco. Al principio siempre demuestra poder y aire de superioridad.

—Ya conozco las reglas y claramente no me importaría quemarme un poco. Querida Johnson — La intensidad del azul en sus ojos se intensifica.

—Piense con claridad. Puede arrepentirse — muerdo la carne interna de mi mejilla.

—Esperemos que no sea así — moja sus labios con su lengua.

Él está buscando algo con que entretenerse, eso es demasiado claro y claramente no quiero ser un juguete para un hombre, pero tal vez yo quiero que él sea mi juguete. Por una vez en mi vida quiero olvidarme que tengo ser un ejemplo para agradarle a las personas cuando al final no valoran ni una pizca de ese esfuerzo. En con conclusión: quiero vivir mi vida como se me pegue la gana.

También le muestro una sonrisa juguetona.

Que comience el juego...

 

 

Julio 9 del 2016.

 

 

—¡Wow! — escucho un suspiro de asombro de parte Kian cuando abro la puerta de mi casa —, para andar tan sencilla, estas muy bonita.

Le regaló risa quisquillosa. Él tampoco anda nada mal, lleva puesto unos Jeans y un suéter de color blanco, es unas de las pocas veces que lo veo tan informal, pero me gusta bastante verlo así, le da un toque más relajado y juvenil.

—Tu tampoco andas nada mal.

Él me sonríe.

—¿Nos vamos? — me ofrece su mano para que pueda agarrarla. Yo amablemente la acepto.

—Claro — aprieto nuestro agarre, me quede mirando nuestras manos enlazadas mientras caminamos hacia su auto. Nunca me fijado bien en su auto y ahora es que puedo darme cuenta que es un Audi q8 — ¿Dónde dejaste a Emma?

Como todo un caballero me abre la puerta de copiloto para entrar al auto y la cierra una vez que estoy adentro, lo veo dar la vuelta para acomodarse en su lugar.

—Dormirá con mis padres esta noche, no me gustó la idea que estuviera sola tanto tiempo y más de noche — Dice, mientras enciende el auto y arranca.

Asiento.

—¿Dónde iremos? —digo con curiosidad.

—No fue tan difícil en pensar un lugar — Enarco una ceja y él se ríe — Cuando te googleé.

—Sigo preguntándome si esa palabra existe —interrumpí.

—Para mi sí existe —carcajea—. Ahora no me interrumpa —le hago una señal que ya no hablaré más —. Bueno... como decía, cuando te googleé leí mucho sobre que siempre te encontraban en lugares muy humildes  o sencillos, me dio bastante risa leer todo eso, exageraban bastante la situación —miró divertida la situación en la estamos, me gusta bastante la nueva parte que estoy conociendo de Kian —y pensé, que el lugar más apropiado que podía llevarte era a uno que fuera bastante común y nada exagerado.

—¿Qué lugar seria ese? —Muerdo mi labio inferior divertida.

—Querida Johnson ¿Estaría usted complacida si la llevo al cine? — me mira de reojo mientras conduce y me muestras una media luna.

Una carcajada sale de mi y Kian se tensa un poco en su lugar.

—Me encantaría — sonrió

—Pues será un placer llevarla — él también sonríe y se relaja al instante.

 



IzaCT-

#13315 en Novela romántica
#2163 en Chick lit

En el texto hay: amor, decepciones, abortos

Editado: 07.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar