Infancias De Orfanato - Un Regreso A La Libertad

Tamaño de fuente: - +

20- Confesiones

La gente se va del asilo, habiendo pasado una tarde interesante, los reporteros de la zona, llevan consigo una noticia ideal, para ellos. Las puertas se vuelven a cerrar y el sol se pone en el horizonte. Las hermanas forman a las niñas como una gran sección y se las llevan nuevamente adentro, Jaqueline camina ruborizada y con la mirada en el suelo, sonríe y sus amigas prestan atención.
_Jackie -dice Elsa- Jackie.
_Jaqueline -dice María. 
Ella se percata de que la llaman y responde. 
_¿Si?
_Estas muy alegre -dice Elsa- estás muy enamorada de ese chico lindo. 
_Es que... Cada vez que viene, no puedo hacer nada, lo veo y lo veo...

_...Es como si el resto de la gente desapareciera y solo quedara ella.
Le dice Rafael a Alejandro e Iván, quienes están con él en el medio de la plaza en ese entonces llamada "América", frente a la escuela número uno. 
_Pasaste una buena tarde eh -dice Alejandro. 
_Yo te dije, hacen muy buena pareja -dice Iván.

_Tengo que verla hoy a la noche, ella tiene que conocer la libertad...

_¿Qué? -dicen los dos asombrados.

Rafael les va a contar, cuando de pronto nota que el sol se pone en el horizonte, deja de iluminar las casas de los alrededores y ve la imponente catedral, donde el reloj marca las seis de la tarde.

_Me tengo que ir -dice apurado.

_¿A dónde vas? -dice Iván.

_Tengo que ver a alguien, nos vemos después -se va corriendo.

_¿A dónde se habrá ido? -dice Iván.

_Tenemos que seguirlo man, dale subamos a la bici.

Yendo por la antigua calle San Luis, que rápidamente se convierte en calle de tierra. Los chicos bajan de la bici y se esconden atrás de un árbol, donde pueden ver que el niño se encuentra frente a una lujosa casa. En las puertas enrejadas, Larissa abre las mismas y sin mirarlo a los ojos, con una cara llena de tristeza le dice.

_Hola Rafael, que bueno que viniste...

_¿Que paso mientras no estuvimos? -dice Iván.

_No tengo idea -dice Alejandro- pero escucha.

_¿Estas bien Lari? te veo muy mal.

Ella camina dándole la espalda un momento para limpiarse las lágrimas, Rafael se acerca lentamente y habla en un tono suave.

_¿Que pasa Larissa? ¿Tenés problemas con tus papás?

_No... -solloza.

_¿Entonces?

_Rafael, desde que te vi ese día en la escuela... no deje de pensar en vos...

El, se queda impactado con su declaración, la niña se da vuelta y lo ve a los ojos, con una mirada llena de lágrimas continua.

_...yo, quería decirte, que te quiero... mi corazón me decía... que tenía que decírtelo... pero...

_Escucha Lari, yo...

_Te vi con esa chica -termina de hablar.

El viento sopla entre ellos, las hojas esparcidas por la calle se elevan y desaparecen en el cielo. Rafael desvía la mirada y responde.

_Entonces sabes lo que siento.

_Si, esa chica esta en tu corazón ¿no?

_Si, se llama Jaqueline, la conozco desde hace un tiempo, es... la chica de mis ojos.

Larissa se siente adolorida en su pecho, pero a su vez aliviada de saber toda la verdad. Entonces cierra los ojos y deja que sus lágrimas caigan. Finalmente los abre y ve a Rafael frente a frente, ella sonríe y dice.

_Entonces si es así, yo... no sé qué hacer.

Rafael la abraza, ella apoya su cabeza en su hombro derecho y cierra los ojos para llorar desconsolada.

_Seamos buenos amigos Larissa... -susurra el joven- no quiero perder eso.

La niña le sonríe y se seca las lágrimas.

_Si, seamos los mejores amigos.

Iván y Alejandro tragan grueso, al apenarse por los sentimientos frustrados de Larissa. Sin que se dé cuenta Rafael, suben a la bici y pedalean por la calle hacia la ciudad, Iván le dice a su hermano.

_No lo puedo creer che, esa chica estaba muy enamorada de Rafa.

_Si, es una lástima man.

_Me hizo acordar a una chica que había conocido...

Frena en la plaza y se sientan sobre uno de los bancos en la iluminada plaza.

_¿Que chica man?

_Alguien que conocí cuando estábamos en la secundaria, se llamaba Mariana ¿te acordás?

_Ah sí, se sentaba al lado tuyo...

_Junte mucho coraje y al final le dije todo lo que sentía.

_¿Y qué paso?

_Es obvio... me dijo que me quería como amigo... yo lo acepte muy bien hasta que un día la vi, saliendo con un amigo mío... en ese momento me puse tan triste, que empecé a evitarlos a todos.

_Si, me acuerdo, te aislaste mucho, ni siquiera hablabas conmigo, ¿por qué nunca me contaste de ella?

_Es simple -dice Iván- no soy de contar mi vida así no más... pero esto me hizo acordar.

_Yo estuve hablándome con alguien hace unos días... obvio que no le conté nada de esto, lo único que le dije es que en estos días la iba a ir a ver al centro, para charlar.

_Que bien che, ¡me alegra!

_Si, espero que sea la indicada -se ríe- ya tuve malas experiencias y quiero tener una buena relación y muy seria, vos sabes como soy.

_Si, los somos así... la gente hoy en día... bueno en el futuro, no quiere una relación seria, eso me da un poco de miedo.



Gastón Medina

#2298 en Thriller
#1325 en Misterio
#8912 en Novela romántica

En el texto hay: misterio, huerfanos, viajeseneltiempo

Editado: 15.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar