“infantil”

Tamaño de fuente: - +

13 ¿No es así?...

Tuvimos el día libre debido a que la maestra tuvo que retirarse. Richard no volvió aparecer cuando se retiró directamente al sanitario.

Me preocupa. Voltee a ver a Henry y sin duda alguna sentirse superior volvió a invadir nuevamente en su mente.

Me levanté y me dirigí hacia el baño con el propósito de saber que le pasó a Richard.

— Richa...— me tropiezo en él, haciendo que cayera bruscamente al suelo.— Au... ¡Richard!.— sonreí cuando lo ví, pero este se seguía sosteniendo su estómago.— Estás bien?!.— Me acerque a el pero el se alejó.

— Vete. Henry podrá estar dudando que estás conmigo.

— No me importa.

— Pero te volverán hacer bullying.— me acerco y alzó su camisa viendo unos cuantos moretones.

— No importa, con tal de ver feliz a la persona que estoy ayudando, con eso me conformo.— agarre mi pañuelo y lo remoje para al menos quitar el restro de sangre.

— No deberías, sabías que tenía en mente.— Lo escuchaba sin embargo no le daba tanta importancia.— Hacerte mía.

— Ajá y...— ya mojado el pañuelo lo dirigí hacia su labio inferior.

— Debes detenerte y pensar con que tipo de persona estás tratando.

— Mantente callado...— dije pero no tardó en minutos para acorrolarme.

— Y así.

— Solo lo haces para ahuyentarme.— El niega y toma mi mentón.

— Sabes que cuándo me siento segura es difícil cambiarme de opinión.— el baja la mirada y hace a un lado mi quijada.

— Vete. No te necesito.— se alejó de mí y tomó su camino.

— P-Pero todavía no he terminado en quitarte toda la sangre.— fuí detrás de él pero el se detuvo en seco haciendo que yo chocará en él.

— Henry.

— Hola pordiosero...— alzó su ceja al notar mi presencia aunque sabíamos claramente que ya la había notado con anterioridad.— Karen

Mis manos empezaron a sudar y sentía mi color de piel tornarse a una pálida.

— ¿S-Sucede algo?.— intentaba sonar lo muy natural posible.

— Ella solo fue al sanitario.— dijo Richard de defensa.

— Acaso pregunté ¿que hacía ella... aquí?.— señalo por debajo.

— Fui en busca de Richard y ¡¿QUE...—me interrumpe lanzando una libreta hacia el suelo.

— Esto es tuyo ¿no?

Abrí mis ojos y de inmediato iba hacia ella pero Richard me detiene, llendo el por mi libreta.

— Acaso no te enseñaron que no deberías agarrar las cosas que no son tuyas.— la levanta y regreso hacia mi.

Me da mi libreta de dibujo y sin dudarlo empecé a revisarlo. Todo se encontraba en orden sin embargo al llegar en la última parte de mi comic no eran más que simples tiritas de papel.

— M-Mi...— no podía pronunciar las palabras debido al gran nudo que tenía en mi garganta mientras que mis lágrimas no tardaban en salir.

— ¿Qué hizo?.— me preguntó Richard hasta observar las tiritas.

— Oh y por cierto...— dijo llamando nuestra atención.— ¿En qué mundo de fantasía vives?

Saco de sus bolsillos uno de mis dibujos que había dibujado sobre nuestros momentos juntos.

— Tsk... Que infantil.— en la otra mano sacó un encendedor, en ningún momento tuvo piedad así, prendiendolo en fuego

— ¡¡Noo!!.— Richard me sostuvo por detrás para no que no fuera hacia el.
Pedía en sollozos que me soltará pero no lo hacía...

M-Mis dibujos con el... ”

—Si tienes ganas de llorar... aquí estaré.

—  Quién eres tú para cachetearla?.— lanzó su mano, para después ponerme detrás de él.— [...] Si se van en contra ella entonces tendrán que pasar... sobre mí.

Poco a poco se desvanecían como cenizas, hasta ver el último pedazo convirtiéndose en negro por el calor que provocaba el fuego. Mi tiempo, mi nuevo motivo, mis momentos con él...
¿Se habían acabado?

— Hen...ry.— Dijo Frausto viéndome con preocupación.

— Mañana prepará las cosas. Ya entregaron sus mochilas.

Frausto asintió.

— Pero al parecer nos llamaron la atención por la pelea. Además Sebastián se negó y nos reporto.

— Está bien, entonces vamos.— da media vuelta y con pasos lentos se iba retirando.

— ¡Te odio!.— digo gritando haciendo que se detenga.— Dejaré aún lado mis sentimientos y te odiare más de lo que te solía tener. — Se detuvo, girandose hacia mi dirección y finalmente mirarme.

— Y ¿a mí qué? Nadie te pidió que te  enamoraras de mí.... niña tonta.— decía con una sonrisa burlona mientras el caminaba hacia atrás. Así hasta volver a voltearse e irse sin más que decir.

— Karen?.— Richard agarró mi mamo pero mi silencio se hizo profundo preocupando al pobre chico.— Karen...— se puso enfrente.— Estás bi...

Poco a poco mi mano lentamente se dirigía hacia mi pecho.

“Querida, mente. Será posible matar aquel sentimiento, no quiero aceptarlo pero todo había... acabado”

Borren cada sensacion que llegue a tener.

Eliminen... Cada recuerdo que tuve con esa persona.

Háganme regresar cuando creí que todo era bueno. Que ahora siento que...

“Nada es de color rosa”
 


 

______________________________
 


 

Narra Caroline
 

— Lo siento, estuve equivocada .— susurraba mientras me mordía mis uñas.

— ¿Me hablabas?.— Dijo Dianely. La voltee a ver y yo había dicho..

— No, nada.

— Ohh~! Los estás esperando. 

— ¡N-No no es así! 
 

— Tranquila solo yo dec... Oh hablando del Rey de Marte. — Karen y Richard iban acompañados, riéndose.— Uff sí que te lo está bajando ahora que lo ha logrado.
 


— No es así! Ella no es así.— Nuevamente Dianely quiere hacerme caer como las veces pasadas.

Flashback

— Ella no es así.— decía mal gustada.

— Al parecer siempre lo fue solo que finalmente acaba de dejar lo que en verdad es.— dijo Dianely.— Mirá...

Me da un leve empujón en mi brazo haciéndome ver cuándo Karen fingía lastimarse con la mesa llamando la atención de Henry y principalmente de Richard.



K. Joselin :3

#5029 en Novela romántica
#3054 en Otros

En el texto hay: bullying, amor, badboygoodgirl

Editado: 17.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar