Infinitamente enamorada.

Tamaño de fuente: - +

|Capítulo 27|

Mamá tocó la puerta de mi habitación fue ahí donde caí en cuenta que mis sollozos la despertaron pues era más de media noche.

—Hija —abrí la puerta y lo primero que hice fue abrazarla —¿qué pasó, mi amor? —acariciaba mi cabello y dejaba besos en mi cabeza.

—Esteban —musité.

—¿Qué te hizo? —preguntó molesta.

—Terminamos —¿de verdad habíamos terminado o sólo yo quería terminar con todo esto? —o eso creo.

—Ayy mi amor, ¿cómo así? —levanté mis hombros —¿quieres contarme qué pasó, cielo?

—Mamá, tú mejor que nadie sabe que Esteban es un buen chico, a pesar de eso también es muy impulsivo —las lágrimas no dejaban de salirme —siempre se ha peleado con las personas a las que más quiero. Golpeó por celos a Carlos, a Pablo, a Antonio, a uno de sus mejores amigos y ahora a mi compañero de baile —respiré profundo para terminar con el relato —no quiero que se convierta en alguien como papá, no quiero que mate a las personas que me interesan, no soportaría un dolor así, por eso preferí terminar con él.

—Hija —me miró a los ojos —las relaciones son así, siempre habrá peleas, celos en exceso que a veces pueden traer problemas mayores a las relaciones, como en este caso pero no puedes rendirte hija, sé qué lo quieres, soy tu mamá y te conozco mejor que nadie —tenía toda la razón —no pueden terminar, por lo menos no así, hija, no con rabia, con decepción, no en malos términos.

—¿Qué debo hacer, mamá?

—Deben luchar por su amor, hija —besó mi frente mientras sobaba mi espalda —ninguna relación será fácil, hasta en las relaciones más "perfectas" habrán problemas, cielo, si realmente están comprometidos el uno con el otro y quieren pasar tiempo juntos, deben de hablar y luchar juntos para vencer todo lo que pueda destruirlos.

—Y, ¿si ya hemos hablado y no hubo resultado positivo?

—Si no han tenido un buen resultado es porque no se lo han tomado en serio. Mi último consejo es que lo intenten una vez más hija y verás que su relación cambiará, mejorará y crecerá para bien. Si no llega a funcionar, terminan definitivamente, con mucha calma y con motivos suficientes.

—Mamá, pero ya terminamos —negó sonriendo.

—No han terminado.

—Sí lo hicimos.

—Tú lo hiciste, Katherine, él no.

—¿No es lo mismo? —negó.

—No puedes decidir por ambos, o son los dos o es ninguno —Esteban dijo lo mismo —además, él no se rendirá tan fácil, ambas lo conocemos —sonreí de lado.

—Gracias. Te amo, mamá.

—Te amo, pequeña —besó mi rostro y se marchó a dormir —buenas noches y analiza lo que hablamos —asentí.

—Buenas noches, mamá.

Me quedé pensando en todo lo que dijo mamá, tenía toda la razón del mundo, sin embargo no sabía si de verdad quería volver a escuchar las mismas promesas de que cambiaría, seguía llorando, me dolía muchísimo todo esto, si era como mamá decía y no habíamos terminado, esta sería nuestra pelea más grande y si de verdad habíamos terminado sería nuestra última pelea.

Por otro lado, si solucionábamos las cosas volveríamos al mismo hoyo de siempre y si no, el resultado de mi decisión sólo sería tristeza, sólo eso imagino sin Esteban, aunque prefiero un dolor momentáneo a uno duradero, no sé qué pasará, no sé cómo sentirme respecto a todo esto, no sé qué pensar, sencillamente no sé nada.

[...]

Dormí muy pocas horas, mis ojeras están intensamente moradas, mis ojos están hinchados, pero eso debo levantarme y volver a la realidad, no todo se trata de amor, ¿o sí?

Busqué que ponerme en mi closet, la luz del sol que atravesaba mi ventana me molestaba incluso más que un mosquito a media noche, así que decidí cerrar mi cortina negra de terciopelo.

Entré al baño, me desvestí para proseguir a abrirle al grifo y empapar mi ser sediento del agua fresca, mientras lavaba mi cabello pensaba en todo lo que ocurrio ayer, es increíble como las cosas cambian de un día a otro, es más, basta un segundo para que todo se acabe, el sufrimiento, el dolor, la rabia y tristeza no tardan mucho en llegar, dejándonos el alma vacía, el corazón partido y el cerebro en blanco.



ItzelIv23

#326 en Novela romántica
#34 en Thriller
#10 en Suspenso

En el texto hay: tragedia, romance, secretos

Editado: 04.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar