Instalación Mutan

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 4. Radou Ralinchmik y Silviatmik

Muy lejos de la Instalación Mutan, en otro continente, en un campo abierto, se encontraba un par de personas que llenaban un gran globo aerostático, 5 veces más grande que uno normal.

Eran don hermanos, uno con el nombre de Silviatmik y otro que respondía al nombre de Radou Ralinchmik.  Ambos pertenecían a una vieja secta religiosa, la “secta del silencio absoluto”, todos los pertenecientes de la secta creían que el poder se encontraba en la musica, y para estos dos hermanos la creencia no era la excepción, ahora poseían un plan más elaborado que podía mejorar sus ideas. Su objetivo era subir con ese gran globo aerostático hasta llegar al espacio donde recibirían grandes poderes especiales… ¿…?

Silviatmik: Radou, ¿estás preparado? Hemos esperado mucho por esto.

Radou Ralinchmik: le robamos este traje presurizado a ese español, el aseguraba que el traje podia resistir el frio y la falta de oxígeno en el espacio.

El hermano que respondía al nombre de Radou Ralinchmik, se colocó el traje presurizado y se aprisiono con ganchos al gran globo aerostático, (parecía un astronauta actual).

Silviatmik: Según nuestra secta, cada 30 años, una gran onda espacial cargada con poder celestial, pasa muy cerca de la tierra, próxima a esta ubicación. Radou debes de recibir todo ese poder, cuando eso suceda te convertirás en el rey del mundo y serás un dios, un dios que cambie el curso de esta existencia.

Radou Ralinchmik: todos creen que estamos locos, y nos abandonaron, incluso los miembros de la secta silencio absoluto.

Estos dos hermanos, tenían un gran rencor.

Silviatmik: Pero eso cambia hoy, hemos planeo esto por años, nos convertiremos en dioses. Y para asegúranos de eso, Radou, te coloco en tu traje la caja musical gris.

Radou Ralinchmik: la caja musical gris es el objeto mágico más poderoso que existe, del único que se tiene conocimiento, eso es lo más preciando en nuestra secta. Según las historias, la caja musical gris emite una melodía hermosa, tan hermosa, que cualquiera que la escucha se conmueve, a tal punto de quedar totalmente indefenso.

Silviatmik: No te preocupes, cuando la onda espacial pase sobre ti, tendrás total inmunidad a su melodía, y podrás usar la caja musical gris como tu arma personal. Y tus lamentos ya no serán para esa vieja secta, porque después de esto ya no perteneceremos a ella. Con la caja musical gris tienes asegurada la victoria a todo individuo.

Se desataron las cuerdas que sujetaban el gran globo aerostático al suelo, y Radou Ralinchmik, fue subiendo, más y más al cielo, en compañía de ese traje presurizado y de la caja musical, mientras en lo alto se despedía de Silviatmik.

Paso más de 40 minutos para que Silviatmik le perdiera la vista a su hermano, de lo alto que estaba.

A las 3 horas, Radou Ralinchmik  ya se encontraba a una altura considerable, pudiendo ver más y más estrellas, hasta que logro ver una gran onda de luz y electricidad espacial, era la onda celestial que él buscaba… en lo frio de la altura, abrió la caja musical gris y esta empezó a tocar su melodía, mientras Radou Ralinchmik  era bañado por toda esa misteriosa onda espacial.

 

***

Después de 9 horas, en el campo abierto, Silviatmik esperaba a su hermano, hasta que mirando al cielo, pudo ver que algo caía a gran velocidad, era Radou Ralinchmik, que al caer e impactar con el suelo, este dejo un gran cráter,  tan grande que Silviatmik quedo cubierto con tierra.

Silviatmik logro salir del montón de tierra, y pudo ver que Radou Ralinchmik había caído de pie sin ninguna dificultad. Silviatmik sonrió de oreja a oreja, pues sabía que Radou ya era un dios.

Radou Ralinchmik: me siento pesado, pero a la vez mis movimientos son livianos, es como si pudiera controlar todo mi peso. (Sonriendo desde detrás del casco de astronauta que aún tenía en la cabeza).

Silviatmik: no creí que funcionaria.

Radou Ralinchmik: la primera parte de nuestro plan está completa. Ahora, la segunda parte, es buscar nuevos integrantes tan poderosos que juntos logremos llamar la atención mundial.

Silviatmik: ¿Cómo los encontraremos?

Radou Ralinchmik: no te preocupes, ahora, he detectado a dos potenciales individuos.



Alamixten

#1208 en Ciencia ficción
#4375 en Fantasía
#1965 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: humanos, badiecos, astronauta

Editado: 01.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar