Instalación Mutan

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 5. Gabin, Yebel y Cruzit

Ya habían pasado varios días  desde la última aventura de Jeten, este a su vez había logrado arruinar algunas prácticas con el objetivo de disminuir el dolor a Mallinami, pero en lo que esto sucedía había personas que pensaban planes futuros para la instalación Mutan.

En la oficina del Capitán Ludom, había otra oficina accesoria donde se encontraban los dos únicos tenientes de la instalación, el hombre con el nombre de Gabin y la mujer con su nombre, Yebel, ambos recibían los resultados de cada prueba proporcionados por el subteniente Mackob, y preparaban una síntesis que era entregada al Capitán Ludom, el líder de la Instalación Mutan. Gabin y Yebel podían modificar las pruebas a su gusto con el fin de dar resultados satisfactorios al Capitán, también podían ordenar el movimiento de Militares, de asistentes y de los propios niños a su gusto, pedir cualquier antojo o ejecutar a cualquier molestia, poderosos en la instalación, claro esto solo era posible cuando el Capitán Ludom se distraía. Las ordenes de Gabin y Yebel, pasaban al subteniente Mackob, luego a las sargentos Freval-1 y Fravel-2, las quienes controlaban a los Soldados y la los médicos, y estos finalmente a los estudiantes que regulaban a cada niño correspondiente.

El teniente Gabin entro en la oficina del Capitán Ludom para dar resultados de las últimas pruebas de la semana. La oficina del Capitán Ludom tenía una gran ventana con vista a la explanada y al pueblo que se encuentra debajo, Wiston, además tenía una pequeña mesa, y varios teléfonos, había una gran sofá en el centro de la oficina con un pequeño sofá enfrente de su escritorio. Y siempre había una puerta accesoria que daba entrada a un pequeño cuarto, los dos tenientes siempre veían esta puerta cerrada.

El Capitán recibió al teniente en la oficial, el cual tomo asiento en el gran sofá.

Teniente Gabin: los resultados son favorecedores, esos niños ya han desarrollado una resistencia a los últimos químicos. Es como si no les administraran nada.

Capitán Ludom: bueno, de hecho no se les administra nada.

Teniente Gabin: mis disculpas mi capitán, no escuché claramente.

Capitán Ludom: como dije (tosiendo de nuevo sobre su gran pañuelo manchado) a esos niños no se les ha administrado nada, era cuestión de tiempo para que los asistentes me traicionaran, y modificaran las pruebas.

Teniente Gabin: lo considero inadecuado. Significa que la síntesis de los resultados no ha servido.

Capitán Ludom: no te preocupes, las pruebas de resistencia a químicos no me importan, las siguientes las considero divertidas, (se cubrió la boca con el pañuelo manchado) especialmente la prueba de teletransportación que es la más crucial.

Teniente Gabin: para esa prueba asistiremos todos para verificarla, no tiene que salir nada mal en ella, si eso sucede fracasaríamos, así como todo personal de la instalación de Mutan, y seriamos la vergüenza ante los altos mandos.

Capitán Ludom: no te preocupes, para esa prueba vendrá ese loco de Lboil, el preparara esos niños Badieco.

Teniente Gabin: Lboil es el segundo Badieco más poderoso de todos, esta obsesionado sobre la supremacía de su especia por sobre todo el mundo…

El Capitán tosió y el teniente lo miro fijamente.

Teniente Gabin: ja, ja, si estará ese loco aquí ya no tenemos por qué preocuparnos.

De repente la puerta accesoria que siempre está cerrada se abrió, dejando ver a una mujer de 17 años de edad, y solamente repetía la frase: “quien viene, quien viene”.

Capitán Ludom: te dije que guardaras silencio.

Ella camino hasta el centro de la oficina y se sentó de choque en el pequeño sofá, mirando con detenimiento al Teniente Gabin.

Teniente Gabin: ¿Quién es ella?      

Capitán Ludom: ahh, ella es Cruzit, (tosiendo de nuevo) cuando reclutamos a los niños, ella también quiso irse con nosotros, cuando revisamos el orden de pruebas me di cuenta que en algunas, ella podía útil, así que desde ese entonces ella vive en esa habitación accesoria de mi oficina.

Teniente Gabin: ¿útil? Enserio mi Capitán.

Cruzit: ¿Quién viene, Quien viene?

Capitán Ludom: una persona especial y seguramente aterradora, el Badieco Lboil.

Cruzit: ahhhhggg, creí que se trataba de otra de tus prostitutas.

Capitán Ludom: Mmm. ¡NOO!

Teniente Gabin: (JA, JA, Que imbécil).

Capitán Ludom: por el contrario, es muy entrometida y siempre tengo que pedir comida para ella, es una de las formas en las que puedo calmarla.

Cruzit: (dio un salto del  sofá para posicionarse en frente del teniente) ¿y cuando me dejaras salir de esta oficina?



Alamixten

#1216 en Ciencia ficción
#4412 en Fantasía
#1974 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: humanos, badiecos, astronauta

Editado: 01.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar