Instalación Mutan

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 6. Recuento de Pruebas

Como seria la historia si no repasamos algunas pruebas logradas u omitidas en los días siguientes:

Prueba número 79. Objetivó, medir la resistencia del sujeto de pruebas al administrarle suero con solvente al 10%. Jeten y sus compañeros omitieron esta prueba, falsificando los resultados y anotándolos en el registro.

Prueba número 80. Objetivó, medir la resistencia del sujeto de pruebas al administrarle suero con tinta china al 5%. Nuevamente todos los estudiantes no inyectaron nada, solo pincharon el brazo de su niño correspondiente.

Prueba número 81. Objetivo, medir la resistencia del sujeto de pruebas al administrarle suero con anticongelante al 8%. Esta prueba era ridícula, también fue omitida y sus resultados fueron falsificados.

Prueba número 82. Objetivó, medir la resistencia del sujeto de pruebas al administrarle suero con solución de potasio al 85%. En este día los médicos supervisaron más de cerca la prueba pero nuevamente los estudiantes nunca cargaron el suero con la solución de potasio, era como trabajar en equipo pues  algunos niños fingían el dolor para aumentar el realismo, al final la prueba paso por alto.

De esta forma pasaron muchas pruebas, logrando salvar el cuerpo de los niños, los días seguían con la misma temática: al terminar la prueba los niños tenían todo el resto del día para divertirse y los alumnos mayores, asistentes , los protectores de los niños, acudían a sus clases, con la preparación para ser médicos, entre sus clases se encontraba, la anatomía, fisiología, bioquímica, biología celular y embriología, después los niños y los asistentes tenían toda la tarde libre, y volvían a reunirse en el dormitorio de los niños, esperando que estos se durmieran.

 

***

Al día siguiente, era la última prueba, era día de muestra de sangre, en este caso Jeten no podía encontrar una manera de ocultar el dolor. Al  llegar al laboratorio, Jeten subió a Mallinami hasta la mesa:

Jeten: esta vez creo no poder ayudarte, los médicos piden la muestra sangre, parecen que la guardaran en un congelador, (¿para qué quieren la sangre? Esa es otra duda que tengo) esta es la primera vez que te saco sangre.

Mallinami: ya no me duele… las pruebas de sangre… son muy recurrentes…

Jeten: ya te acostumbraste a ellas, entonces creo y no causare ninguna molestia.

Mallinami extendió el brazo y Jeten logro pinchar la vena correcta, para llenar la jeringa con sangre, la sangre fue vaciada en un tubo de ensayo, y fue entregada a los médicos. Los médicos salieron del laboratorio, había terminado la “prueba”.

Jeten: no fue tan malo.

Mallinami: ya no me duele… por ti ya no me duele.

Por un momento Jeten sintió un sentimiento secreto, este sentimiento sobresalió al escuchar estas palabras, sintió que había hecho un bien interior a alguien.

Jeten: muéstrame tu cara.

Mallinami levanto la mirada hacia Jeten y quitando los flequillos de su rostro. Su ánimo decaído había cambiado por otro más alegre, desque que Jeten intervino en las pruebas, el sufrimiento que ella tenía ha disminuido.

Jeten: te ves mejor, pero aun te notas algo pálida, creo no te alimentas bien.

Mallinami: la comida… es normal…

Mallinami se refería a que la comida era simple, y no se diferenciaba mucho de la alimentación en una cárcel.

Al salir del laboratorio Freval-1 y Fravel-2 interrumpieron a los asistentes en su llegada a su respectiva clase, pues solo los detuvieron para la entrega de la paga correspondiente del mes, recordado que ellos reciben bonificación por actuar como ayudantes en el laboratorio. La alegría continuaba para Jeten, inmediatamente que recibió su paga dentro de un sobre, este bajó hasta al pueblo cercano a Mutan, Wiston, con el objetivo de llegar al banco y enviárselo a su familia.

Wiston se encontraba bajando la punta de la montaña y era el pueblo que fue invadido por Mutan, ahora sirve como punto de distracción y como receptor para la mayoría de las necesidades de Mutan y su personal, era un pequeño pueblo, que poseía desde restaurantes, un banco, varios hoteles, bares, mercado y tiendas para la venta de diferentes productos, hasta un pequeño teatro, solo los militares y los asistentes podían salir de la instalación e ir a Wiston, para muchos era todo lo divertido que no tenía la instalación del Mutan.  

Jeten llego a Wiston, no le tomo más de 15 minutos, localizo el banco y ordeno el envió de dinero a su ciudad natal, esperando que su familia lo recibiera. Al terminar, Jeten guardo algo de su paga para sí mismo, en caso de que sea necesario. Mientras caminaba de regreso a Mutan y esperando subir ese gran camino empinado, pudo observar una dulcería:

Jeten: eso es, con algo dulce tal vez pueda levantar el ánimo de Mallinami.

Compró una combinación de caramelo macizo con sabor a menta, esperando que eso funcionara.

 

***



Alamixten

#1213 en Ciencia ficción
#4449 en Fantasía
#1979 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: humanos, badiecos, astronauta

Editado: 01.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar