Internada Con El Diablo

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 12

Desperté con un horrible dolor de cabeza. Abrí mis ojos y vi a Scott dormido a mi lado. Es alguien sumamente atractivo y a mi mente vino ese "Abrázame" que salió de sus labios como una suplica.

Abrieron la puerta de la habitación y era Chloe.

— ¿De qué me perdí? —Pregunto mirándome, yo reí.

Me intenté sentar pero Scott me tenía rodeada por la cintura, quité su brazo y me senté.

— ¿Les pintamos la cara? —Sugirió Chloe sonriendo.

Yo asentí varias veces, me sentía un poco mal, pero supongo que fue por la cantidad de alcohol que bebí ayer.

Agarramos dos marcadores y yo fui hacia la chica con la que está Aarón y Chloe a la de Aarón.

Le escribí en la frente ''Vagina gratis'' Reí en voz baja al igual que Chloe.

Me dirigí a Scott y empecé a escribir sobre su frente ''Propiedad de E'' pero abrió los ojos de golpe y tomó mi brazo, en un rápido movimiento me puso debajo de él riendo.

— ¿Qué hacías? —Arqueó una ceja.

—Accidentalmente pensé que tu cara era una hoja—Sonreí inocente.

Se levantó y me agarró de las piernas para ponerme sobre su hombro.

— ¿Qué haces? —Reí y vi como entraba al baño—No, Scotty —Me metió en la ducha y yo iba a correr pero él me agarró y abrió la llave mojándome con agua helada— ¡Imbécil! —Le grité saliendo de la ducha.

Hace mucho frio y sumando mi malestar.

Lo empujé a la ducha pero él era muy fuerte e hizo que diera pasos hacia atrás hasta volver a entrar a la ducha.

Me acorraló con sus brazos en la ducha mientras nos mojábamos con agua helada. Yo reí observándolo.

—Ya, muero de frio—Dije intentando salir de sus brazos.

— ¡No se atrevan a mojar mi piso! —Grito Aarón al darse cuenta de nuestra guerra de agua.

Salimos rápidamente y yo estaba titiritando de frio. Scott me cubrió con una toalla y salimos de la habitación.

Aarón se despidió de la chica riendo, estoy segura que no le dijo nada sobre mi obra de arte, pero no tardará mucho en darse cuenta, ya que no para de mirarse en un espejo.

Ella salió y Aarón soltó una carcajada.

Yo me reí por el pene que tenía dibujado en la frente.

Scott tapó mi boca para que no me riera y que delatara el dibujo de su frente pero no lo aguantaba.

—Te refriarás, denle algo de ropa—Pidió Chloe y Scott sacó una playera gris y un pantalón de dormir de cuadros rojos y azules.

Me lo puse en el baño pero me sentía muy mal, aun peor que cuando desperté.

—Creo que vomitaré—Les avisé y corrí al baño.

Empecé a vomitar y Scott y Chloe agarraron mi cabello para evitar que lo manchara.

Me senté en el piso después de darle bomba al baño. Aarón me cargó y me acostó en la cama.

—No debes tomar tanto—Me regañó y yo rodé los ojos.

Pasó una hora y yo todavía no paraba de vomitar, en serio me sentía muy mal, ya ni me podía parar a vomitar así que me dieron un balde.

—Te llevaré a enfermería—Habló Scott mirándome con preocupación.

Yo me acurruqué en la manta que olía a él. Vi cómo se ponía un pantalón y una camiseta rápidamente.

—Cárgala—Ordenó Chloe agarrando un balde.

Él pasó un brazo por debajo de mis piernas y el otro rodeando mi espalda.

Me acurruqué en su pecho buscando calor. Fuimos lo más rápido posible y rápidamente me atendieron. Me inyectaron un medicamento por las nauseas y me pusieron suero ya que estaba deshidratada.

— ¿Estás mejor? —Me preguntó Chloe sonriendo.

Asentí.

—Tu padre llamó varias veces y le contesté—Abrí mis ojos como plato—Le dije que no te sentías bien y que te llamara luego—Suspiré. — ¿Hice mal?

—Si llama mi padre jamás contesten —Ella asintió.

— ¿Te sientes mejor? —Preguntó la enfermera que me ha estado atendiendo, asentí—La doctora dice que si ya estás mejor puedes irte.

Me quitó la vía intravenosa y Chloe me ayudó a levantarme. Fuimos a nuestra habitación y me acosté en la cama.

—Iré a buscar algo de sopa en la cafetería, los chicos vienen ahorita—Asentí y agarré mi laptop.

Entré al blog y empecé a escribir.

Conocí a alguien y creo que puedo confiar, solo que se me hace imposible, me repite que jamás me traicionaría y está conmigo en los buenos y malos momentos... Creo que la considero mi amiga, al menos por ahora.

Igual no bajaré la guardia, porque ya me pasó lo mismo y no permitiré que me traicionen de nuevo, eso arruinaría mi orgullo.

Pd: Cuídense de las personas manipuladoras.



Maripilij

#212 en Novela romántica
#55 en Joven Adulto

En el texto hay: amor, internado, juvenil

Editado: 13.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar