Internado Lordwest

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 3: Una Persona Diferente.

Julian me había llevado con sus amigos, nos habíamos presentado y me habían parecido unas personas maravillosas. Matt era divertidísimo, me hacía reír cada tanto con sus estúpideces y chistes malos. Mike era coqueto, bromeaba y decía frases coquetas cada tanto, luego de habernos reído un rato con los chistes malos de Matt. 

Al llegar al internado los chicos me dejaron frente a la secretaría, ellos iban a una cafetería en no sé dónde, después llegarían.

Entré a la secretaría, donde había una fila de chicas y otra de chicos, me puse en la fila de chicas y esperé con mis maletas en mano a que llegara mi turno de recibir mi llave de la habitación. Eran siempre 3 chicas en cada habitación, estaba nerviosa por saber quién iba a ser mi compañera de habitación.

---Siguiente.---Dijo, la mujer detrás del ordenador.---¿Cuál es su nombre, señorita?---Preguntó, cuando di un paso hacia donde ella se encontraba.

---Katherine Wallace.---Aquello hizo que la mujer levantara su canosa y corta cabeza, sus rojos labios se separaron y sus azules ojos se agrandaron.

---¿Wallace?---Exclamó, llamando la atención de varias de las personas que estaban tras mío. 

---Si, soy hermana de Kiara Wallace, su hermana menor.---Dije, lo suficientemente fuerte como para que todos lo oyeran, no quería que me hicieran preguntas por mi apellido, aunque sabía que después de esta pregunta habrían muchas otras.

---¿Quiere la habitación donde se encontraba su hermana o le doy otra habitación, señorita Wallace?---Preguntó, como si tuviera miedo de que le gritara. Fruncí mi ceño.

---Si, por favor.---Dije, ella me miró como si me hubiese salido un tercer ojo. Sacó un juego de llaves con el número de la habitación y sonrió.---Gracias, señorita...---Me detuve, esperando que ella me dijera su apellido.

---Bell. Ivy Bell.---Le sonreí.

---¿Puedo llamarte Ivy?---Ella volvió a mirarme como si me hubiera salido un tercer ojo.---Es un muy bonito nombre.---Dije, sin dejar de sonreír.

***

Para este momento ya me había instalado en mi dormitorio, habían dos camas sin sabanas, la mía la tenía en una de mis maletas, las cuales las estaba vaciando y dejando todo en el cajón. Me instalado en el lado de la habitación que daba a la ventana donde se veía mas allá del internado. Se veía precioso, y me recordaba a las fotos que mi hermana tomaba con su cámara. Cámara que nunca había visto ya que nunca me la había enseñado, solo me había mostrado las fotos desde una usb.

---¿Hola?---Preguntó una chica, entrando en la habitación. Me encontraba pegando unos cuadros de mi repisa y en algunos tornillos, ya había echo mi cama con mi sabana (blanca con letras negras) favorita. 

---Hola.---Saludé, con una sonrisa.---Soy Katherine Wallace, puedes decirme Kate.---Me volteé a verla. Era una chica como yo, llevaba ropa negra y vintage como la mía, su cabello era negro y llevaba dos mechones azulados a ambos lados de su rostro.

---Soy Skyler King, al fin tengo el placer de conocer a la hermanita de Kiara.---Fruncí mi ceño, y al momento mi sonrisa se fue borrando.

---¿Conociste a mi hermana?---Ella asintió.

---Éramos mejores amigas, Kate.---Hizo énfasis en mi nombre, dandome a entender que iba a usarlo.

---Recuerdo que cada  vez que ella llegaba a casa luego de tres semanas aquí, ella solía enseñarme fotos de esta ventana... Siempre me habían fascinado las imágenes, porque cada una llevaba un ocaso diferente, y notaba que no siempre sus sentimientos eran los mismos.---Suspiré, recordando cómo sus fotos de colores cómo se habían vuelto a blanco y negro.

---Lo sé... ella...---Se detuvo, negando con la cabeza.---En fin. ¿Quieres que te de una mano?---Miré tras de mi, el cuadro con varias fotografías de mi hermana y mías impresas ya estaban bien pegadas. Negué con la cabeza.

---No es necesario. Si quieres yo de doy una mano.---Ella soltó una risita, pero negó también con la cabeza.

---Eres... otra persona.---Fruncí mi ceño ante su afirmación.

---Claro que soy otra persona.

---No, tonta.---Soltó una leve risita.---Me refiero a que eres demasiado distinta a tu hermana.---Fruncí mi cejo.---Si, son extremadamente parecidas excepto en que tú eres un poco mas alta y ella un poco mas...---Hizo gestos para expresarse, haciéndome reír.

---Entiendo.---Dije, a lo que ella dejó de hacer sus gestos.---Kiara y yo... bueno, ella tenía problemas en su otro instituto. Yo soy un poco mas... como diría mi papá: un poco mas manejable y buena. A pesar de que mi hermana también era buena, ella llamaba mucho los problemas.---Ella asintió.

---Y si que los llamaba.---Ella sacudió su cabeza, como si se hubiese dado cuenta de algo.---¡Cierto! ¿Qué haces aquí? Yo que tú odiaría este internado.---Me reí.

---Mis padres lo odian, yo solo quiero saber qué fue de mi hermana aquí, y para ello debía inscribirme y amenazar al director con demandar al internado para poder que me dieran media beca y junto con mis calificaciones una beca completa.---Ella abrió sus ojos.



Poli

#2939 en Joven Adulto
#1930 en Thriller
#1099 en Misterio

En el texto hay: investigar, romance, suicidio

Editado: 31.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar