Irresistible Error

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 12

Otra vez tengo calor. Hay tantos gritos que me podrían dejar sorda en cualquier momento, pero a pesar de eso, mi mente no me deja tranquila al recordar el beso con Jayden. No entiendo porque no lo detuve cuando tuve la oportunidad, alejarlo era lo correcto. Fue irresistible, es así como lo definiría, un irresistible error que claramente ya no va a volver a ocurrir. Cierro los ojos con fuerza como si con eso podría borrar y retroceder el tiempo, lo peor de todo es que no voy a negar lo evidente y es que me gusto. Aun puedo oír su voz antes del beso y sus manos en mi cintura. No, no puedo permitirme repetirlo en mi cabeza como algo lindo, no tendría que haberlo sido.

Cinco minutos más tarde de haber entrado al Club, la pelea ya estaba a solamente un minuto a empezar. Las apuestas no faltaron, un cincuenta por ciento de las personas aquí dentro apostaron a Jayden y el otro cincuenta a Duncan. La mayoría eran hombres y adolescentes. Clamaban por los dos chicos con ansiedad, necesitaban que ya se llevara a cabo la pelea, no dudaría que perderían la paciencia en cualquier momento. Están completamente desesperados. No entiendo el por qué.

Por fin ya presentaron a Duncan primero y luego a Jayden. Los dos se encontraban sobre el Ring. Selene gritó para darle ánimos a Duncan, este le lanzo un beso al aire y otro a mí. Las pocas chicas en el club babeaban por Jayden quien él solo les guiño un ojo y les sonrió. Tenía nervios, me moriría el labio, odiaba tener esta manía de hacerlo cuando los nervios me ganaban de mano.

—¿Por qué tardaste tanto? —pregunta mi amiga sin quitarle los ojos a Duncan.

—Tomaba aire.

Duncan y Jayden mantenían una posición bastante parecidas. Con las piernas ligeramente separadas y un tanto flexionadas manteniendo el equilibrio, con los puños a la altura de la cabeza en guardia. Jayden me resultaba más amenazante, mantiene la mandíbula apretada, está concentrado en su rival. Y ya están listos para dar el primer golpe y el primero en hacerlo es precisamente Jayden.

Él le da un golpe en el rostro, pero Duncan lo esquiva a la perfección, luego Jayden le da dos golpes en el estómago rápidamente dejándolo sin aire, en un abrir y cerrar de ojos. Entonces Duncan usa su agilidad para contraatacar, lo admiro, yo en su lugar estaría en el suelo y pidiendo una ambulancia con urgencia. Ninguno de los dos baja la guardia. Con cada golpe me sobresalto, esto se está poniendo cada vez más agresivo. Se miran con odio, un odio que no había notado la primera vez que los vi pelear.

Duncan logra agarrar a jayden y este intenta soltarse sin embargo no puede, luego de unos pocos segundo Jayden captura el cuello de Duncan a tal punto de estrangularlo y es ahí donde Duncan cede a soltarlo. Aquí los rounds no son exigentes por tanto, se acaba cuando uno de los dos salga ganador.

—No sé por qué presiento que se están desquitándose —dice Selene y le doy toda la razón ese es lo que dan a entender.

Los bullicios se hacen cada vez más fuertes. Quieren un ganador lo antes posible solo por el dinero.

Ahora es Jayden quien derriba a Duncan tirándose ambos al suelo, este le abraza por las caderas e intenta que pierda el equilibrio, Duncan mueve las manos hacia adelante y toma la parte superior del cuerpo de Jayden para empujarlo en sentido contrario tomando después distancia y recuperándose. Mis manos sudan del calor y los nervios.

La pelea no se detendrá hasta que uno de los dos gane o sede por vencido y por lo visto la segunda opción no está en los planes de estos dos contrincantes.

Duncan y Jayden vuelven a la misma posición que al principio. Ambos respiran con dificultad, sus pechos suben y bajan a un ritmo acelerado. Jayden se acomoda su protector bucal.

Entre tantas cosas me había olvidado de mi celular y que podría estar aquí adentro. Aunque me es imposible poder recuperarlo entre esta multitud enorme, me decido a buscarlo. Mi padre me matara si no me ubica al momento de venir a Miami. Pese a que se me su número y puedo llamarlo de otro celular, quiero mi celular de vuelta.

No le digo nada a Selene y me voy en busca de mi celular abriéndome paso mientras miro atentamente el suelo.

Estoy consciente que fastidio a las personas y me sueltan gruñidos y una que otra maldición. Pero les hago oídos sordos. También estoy consciente que debería a esperar a que el lugar se vaciara, sin embargo tengo duda de entonces encontrarlo en ese momento.

Soy un poco optimista nada más. Pero lo suficiente para lanzarme a la gran aventura estúpida de encontrar mi celular a como dé lugar.

Contengo la respiración al pasar por una nube de humo de cigarrillos.

Si bien el sitio no era tan grande como para perderse, estoy perdida he caminando sin mirar. No le tomo importancia y sigo en mi búsqueda.

—Están peleando sucio —escucho varias voces decir lo mismo.

—Parece una pelea de adolecentes —exclaman otros.

¿He?

Me pongo de puntillas y trato de alcanzar a ver el Ring. No veo absolutamente nada. Pero si una mano, están en el suelo. Me apresuro a regresar a mi lugar sin embargo todos quieren llegar a ver con claridad y cercanía lo que está pasando.

Dos hombres robustos se suben al Ring e intenta separar a Jayden y a Duncan utilizando sus fuerzas tanto como puedan.



Itsaldanat

Editado: 15.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar