Irresistible Error

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 19

La noche se acorto cuando Jayden contesto su celular y tras intercambiar un par de palabras con la persona del otro lado de la línea, me dijo que deberíamos dejar esto para otro día, otro día de la semana según él. No hubo cena, no hablamos del beso en particular, no hubo miradas penetrantes por su parte, solo un largo silencio al centro de la ciudad. Gracias a su motocicleta llegamos más rápido de lo que esperaba. Me dejo a unas tres calles de la casa de Selene esta vez. Nos despedimos normalmente con un movimiento de mano y pues Jayden sonrió furtivamente y no sé cómo tomármelo.

El sábado me levante justo cuando sonó la última alarma, me apresure en vestirme, cepillarme los dientes e irme al restaurante como si yo fuera un cohete. Por suerte no es que tenía que trabajar este fin de semana, ya lo he hecho dos seguidas. Maggie me comunicó que esta hasta las nubes con algunas cuentas personales y por lo tanto va a hacer algunos recortes de personales, mi corazón estaba a punto de explotar cuando lo dijo. Aun no lo comento con nadie, solo conmigo. Tampoco sabe a quién va a despedir, pero una parte de mí ya se lo ve venir. Me lo tome con calma y me mostré comprensiva aunque por dentro estaba gritando a los cincuenta estados.

Solamente me ha pedido venir por eso. Salí del restaurante muy miedosa de perder mi único empleo.

Necesitaba despejar mi mente pero antes de dirigirme a la playa como mi refugio, me llega una llamada de Selene diciéndome que ha quedado con Sophie, la hermana de Duncan para ir a Brickell City Centre. No dude en aceptarlo y le he dicho donde me encontraba para que pasara a recogerme. Diez minutos después apareció con su coche y con Sophie sentada en la parte trasera del coche muy animada.

—¿Aquí trabajas? —pregunto Sophie mirando por la ventanilla baja el exterior del restaurante.

—Si —respondo colocándome el cinturón de seguridad—. Aunque no por mucho tiempo más.

—¿Y eso por qué? —cuestiona Selene.

Resoplo recordando las palabras de Maggie.

—Creo que me van a despedir.

—¿Por qué? —chillan las dos al mismo tiempo.

—Recortes —añado.

—¿Estas cine por ciento segura? —pregunta Sophie inclinándose hacia adelante y con los codos de sus brazos apoyados en los asientos.

—Pues no, pero no dudo que seré la afortunada de ser la expulsada —bajo la voz algo desanimada.

—¡Perfecto! —exclama Sophie, la miro frunciendo el ceño no entendiendo como le alegra esto—. Yo trabajo para una tienda de bikinis y tablas de surf y mira que casualidad, necesitamos una empleada ya que la anterior renunció.

Miro a Selene quien me hace un gesto con la cabeza para que acepte, sin embargo aún no está todo decidido, aun no sé si me van a despedir. Pero valla que es una buena oferta, eso significaría estar cerca de la playa.

—¿Me dejarías pensármelo? —le pregunto a Sophie, ella asiente animadamente y continuamos nuestro trayecto hasta el centro comercial escuchando a todo volumen canciones de Maroon 5.

Sophie me iba contando un poco de ella. Se fue a vivir con Duncan porque tiene problemas de comunicación con su madre, esto siempre la llevaba a varias peleas verbales fuertes. Ella me dice toda la verdad, no como la primera vez que Duncan me contó sobre él y su familia y dijo que vivía con su padre. Su otra hermana tiene diecisiete años y está en preparatoria, es pura rebeldía. Sophie tiene muchas ganas de ir a la universidad de California, sin embargo tiene dudas de cual carrera escoger. No quita la posibilidad que se valla en otoño del año que viene.

Brickell City Centre es un centro comercial al aire libre. Creo haber venido unas dos veces desde que llegue a Miami, y esas dos veces fue con Liam. A principios de nuestra relación, siempre intentaba deslumbrarme e impresionarme. Borro ese recuerdo y me concentro en el centro. Aquí hay aproximadamente unas cien tiendas. Lo primero que sugieren las chicas es irnos a la azotea donde se encuentra el bar.

Pedimos unos cocteles de un sabor extraordinario. El bar es un lugar muy relajado y elegante. Cabe destacar que nunca había subido hasta aquí. Pero tiene una buena reputación.

qué no has invitado a Melissa? —le pregunto a Selene y esta rueda los ojos.

—Por una sencilla razón: Tiene la boca más grande y sin pelos del mundo.

—¿Melissa está en Miami? —Sophie presiona el brazo de Selene sorprendida.

Mi amiga asiente mientras bebe su cóctel.

Selene pidió un cóctel de Margarita, Sophie de Caipiriña, y yo una simple piña colada. Pero bastante rica por cierto.

—Esa mujer es un rayo de luz —dice Sophie.

—Te la regalo si quieres —Selene rueda los ojos mirando hacia otra dirección.

Sophie suelta una carcajada divertida.

—¡Ay no puede ser verdad! —escucho como refunfuña Selene dejando su cóctel sobre la mesa.

—¿Qué? —pregunta Sophie y ella sigue la mirada adonde la ha fijado Selene. Yo hago exactamente lo mismo.

Definitivamente debo tener algún tipo de maldición, o la mala suerte me sigue a donde voy.

Debe ser culpa mía por pensarlo. Liam estaba junto a Danielle riéndose como si ambos hubieran oído algún chiste de otro universo. Los dos caminan sin percatarse de nuestras presencias también en la azotea. Están tan unidos que hasta combinan su vestimenta. Pero no es que me afecta la vida verlos tan contentos y juntos, claro que no. Es que cuesta acostumbrarse.



Itsaldanat

Editado: 24.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar