Itzitery (sin corrección)

Tamaño de fuente: - +

Capítulo veintidós: El juicio

 

Shawn

 

19/11/99

 

Abrí mis ojos sin comprender lo que estaba sucediendo, siempre era yo él que inyectaba algo en ella. Me sentía completamente nuevo en la sensación de un nuevo mundo, bueno no era un nuevo mundo pero dentro de lo que se podría decir lo era, ya que ni siquiera sabía con claridad en que época me encontraba. Quizás no me envío a donde debería haber ido, sólo espero que nada malo haya pasado en la organización, me sentiría muy culpable si las cosas se hubieran salido de control.

 

Me encontraba en lo que yo podría llamar una sala de entrenamiento, pero muchos la llamarían juzgado. No comprendo que hago aquí, no recuerdo esto. Las paredes del lugar eran claras, había mucha madera en el suelo y en los escritorios, el lugar no era para nada feo en mi criterio. Observe al estrado con el ceño fruncido y fue ahí donde comencé a recordar aquel entonces.

 

¿Jura decir la verdad y nada más que la verdad ante la palabra de Dios? Le preguntó la jueza a la niña.

 

Claramente me doy cuenta que yo la conozco.

 

Lo juro… Salió de sus labios como un pequeño suspiro arrancado de su alma.

 

Tomo asiento y observo lo que sucede a mí alrededor, estaban acusando a la organización y la demandante era la señora Grissom. Al parecer la señora era la única que no sentía culpa y por lo tanto para muchos eso les parecía demasiado sospechoso, debo admitir que también lo era para mí, pero yo no era nadie para ponerme a decir algo en este momento que claramente era muy importante para la familia. Pero nosotros sabíamos cómo había terminado el juicio.

 

¿Cómo era la relación que llevaba con el fallecido? Fue la primera pregunta que salió de los labios del abogado contrario.

 

Él era mi hermano… mi mejor amigo en todo el mundo. No hay nadie como él y nunca lo habrá Dijo Emily frente a todos con una sonrisa amplia en su rostro pero esa bella sonrisa no engañaba a nadie ya que después de unos pocos segundos lágrimas brotaron de sus hermosos ojos.

 

¿Era su amigo?, ¿Por qué dice tal cosa? Todos creímos aquí que era su hermano, usted ¿Cómo podría darnos información?, díganos que era lo que lo hacia su amigo, ¿Por qué no lo veía sólo como un hermano. Ahh y me olvidaba de la última pregunta ¿En qué momento se percató que murió la víctima? El abogado comienza con las preguntas que yo llamo “Cae en tu propia realidad”.

 

Objeción, señoría. Pregunta confusa Dijo inmediatamente el abogado de ella mirando directamente al juez a los ojos. No son admisibles preguntas repetidas sobre aquello que el testigo ya hubiere declarado, salvo la evidente necesidad de una respuesta aclaratoria. Tampoco están permitidas preguntas capciosas, impertinentes y las que contengan respuestas sugeridas. Como claramente le está sugiriendo a la testigo Aclaró el abogado.

 

No ha lugar, señor Robinson. Elija bien su interrogatorio Por suerte el juez se dio cuenta de que el abogado de Emily tenía razón respecto a la objeción pedida anteriormente.

 

¿Disculpe? Em limpió las lágrimas de su rostro para observar al hombre con el ceño fruncido.

 

Bien… Dijo el abogado contrario y miro al jurado mientras caminaba de un lugar al otro—. Me gustaría hacer presente a la evidencia 5 D.

 

Unos sujetos acercan una tela extraña.

 

Según los criminalistas esta evidencia no está contaminada y nos han adelantado de que se trata, ellos aseguran que la tela tiene rastro de ADN femenino, así que mi pregunta es simple… había dos mujeres en una habitación, un niño muerto y usted una de las mujeres me dice que no es culpable, ¿Cómo puedo cre…

 

Objeción.

 

Ha lugar.

 

¿Podría escribir exactamente lo mismo que se encuentra en la tela copiando el diseño?

 

Objeción Dijo el juez. Acérquense.

 

El juez esperó que ambos abogados se acercaran.

 

¿Qué tiene que ver esto con el juicio?, sé que es una prueba importante… pero pedirle a una niña que copie tal cosa ¿en que ayudara al caso? Preguntó el abogado de Emily.



Byther

Editado: 02.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar