Itzitery (sin corrección)

Tamaño de fuente: - +

Capítulo veinticinco: No tengo idea, pero algo va ha salir

 

Emily

 

Dejé un pequeño y delicado beso sobre su frente, mis labios se encontraban sobre su frente y se sentía bien, su ceño se encontraba completamente fruncido, pude notarlo ya que su frente se tornó arrugada y sabía que él no se esperaba mi acción, así que retrocedí inmediatamente y comencé a caminar con cuidado para salir de allí, me di cuenta que él se quedó allí sin hacer ningún movimiento, estaba sin hacer nada, quieto apoyado sobre aquella pared.

 

Sonrío ampliamente y continuo con mi camino, me encuentro al forense justo en la puerta del laboratorio moviendo impaciente su pie sobre el suelo. Me acerco lentamente hacia él con el ceño fruncido ya que no sabía que diría.

 

—Hola, ¿Necesitas algo? —Pregunté mientras él se daba la vuelta y dejaba de mover aquel pie—. ¿Te encuentras bien? —Alzo una ceja al sentir como una de sus manos me toman del brazo y me llevan hacia la morgue con el ceño fruncido—. ¿Qué haces? —Pregunté siguiendo sus pasos sin estar convencida de lo que estaba haciendo en aquel momento.

 

—Hicimos una nueva investigación, y logramos demostrar el modo en que ella se mueve —Dijo con el ceño fruncido mientras sus piernas se dirigían con cuidado hacia un gran estante donde s estiro para tomar una fotografía—. Aquí esta…

 

Camino con cuidado hacia mí con dicha foto, me la entrego con cuidado y la tome del mismo modo, pude notar que era un pedazo de tela, la famosa tela de las víctimas de Itzitery esta contenía una dos “X” separadas y un juego de números romanos “VII”.

 

— ¿Qué se supone que haga con esta información? —Pregunté sin comprender— ¿Qué haré con esto?, ¿En qué me podrá ayudar? —El sujeto me miró sin comprender las preguntas que salían de mis labios, al menos eso fue lo que sentí cuando me miraba.

 

—Sólo me dijiste que lo investigue, lo hice… pero nunca me has dicho que haga una investigación policial, de eso te encargas tú y todo tu loquero —Dijo con el ceño fruncido sin acercarse demasiado a mí, parecía que por estar investigando esta locura yo sea una completa loca, pero no era así—Eres joven… creí que ya deberías tener unos treinta años cuando me dijeron que venias de hace mucho tiempo, pero… ¿Tienes diecinueve años?

 

— ¿Qué? —Lo miro a los ojos, eran de un color azul. Un azul muy claro, me recordó con claridad al joven que la primera vez aquí me toco como pareja de lucha, era idéntico y eso me comenzó a dar miedo por eso simplemente asentí—. Tienes razón, yo sólo pedí que investigues eso… gracias por eso —Dije retrocediendo a la puerta con el ceño fruncido ya que él se movía acercándose a mí—. Nos vemos… gracias por todo…

 

Salgo de la morgue cerrando la puerta con fuerza, él ya no me seguiría después de esto estaba bastante segura de que hacia seria por eso continúe el camino hasta llegar a mi habitación, tome asiento sobre la cama observando aquella imagen por horas. En un dos por tres me quedo completamente dormida sosteniendo la foto con mis manos.

 

— ¡No! —Comencé a gritar con todas mis fuerzas al despertar de aquella horrenda pesadilla.

 

Me levanto rápidamente de la cama cuando me doy cuenta que había personas con el uniforme de la competencia, con el uniforme de la siguiente organización más importante del mundo llamada “M.B.G”. Llevaban armas y estaban listos para el ataque, unos cuantos me tomaron de los brazos y a todos lo que trataban de salir de todo este loquero. Trate de ver donde se llevaban a Shawn, ambos nos miramos directamente a los ojos sabiendo que todo esto terminaría más rápido de lo que había comenzado, nada malo nos pasaría, haría lo necesario para que la organización este a salvo. No importa que suceda con mi vida, mientras que los demás salgan bien parados de la situación yo estaría bien porque ellos está bien y sé que fue por nuestra ayuda.

 

Comenzamos a caminar con cuidado hacia donde el sujeto nos llevaba, no tenía miedo… estaba aterrada de lo que podrían hacernos, no me gusta la idea de estar lejos de Shawn, no me gusta que sólo se lo hayan llevado a él a un lado diferente, lo llevaron hacia un vehículo gris y lo empujaron con todas sus fuerzas para que logre caer hacia adentro, por suerte lo había visto. No sabía a donde lo llevaban pero sé que él es liso y me dejara un buen rastro para lograr encontrarlo.

 

Pasamos por un lugar extraño, era cerca de un pequeño puente. Uno de los sujetos tomo a un hombre y trato que cruzara pero el hombre se negaba, otro sujeto de la organización lo empujo con fuerza y el hombre se tambaleo sobre el puente. Un hombre de nuestra organización se estiro para poder ayudar a el sujeto que colgaba de sólo un brazo, por suerte lo tomo y todos logramos cruzar sin que nada malo volviera a suceder.



Byther

Editado: 02.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar