Itzitery (sin corrección)

Tamaño de fuente: - +

Capítulo veintinueve: El error

 

Emily

 

2/11/ 18

 

Abro los ojos justo a tiempo ya que los sujetos estaban apuntando el laboratorio de Shawn con aquellas grandes armas cargadas con cartuchos tóxicos para cualquier ser humano, niego varias veces con la cabeza. Me acerco lo más rápido que mis pies me lo permiten y lo miro a los ojos con una sonrisa amplia en mi rostro que se borra por completo al sentir como algo doloroso y frio se encontraba debajo de mi espalda. El tiempo parecía estar detenido en sus hermosos ojos verdes, parpadeo un par de veces y siento como caigo en el vacío pero antes de ello sus fuertes brazos me toman en el aire.

 

Los hombres malos simplemente se fueron al visualizar la situación, supongo que habían regresado a su tiempo. El tiempo en el que yo también debería estar al igual que Shawn.

 

Habíamos cometido un grave error, ya no había manera de cambiar aquel movimiento dado. Era imposible cambiar lo ocurrido, ya no había nada que hacer. Solo quedaba aceptar toda esa verdadera locura a la cual nos estábamos enfrentando.

 

Tenía que regresar… Salió de mis labios de una manera inesperada pero debía decirle de todas las maneras posibles lo que sentía dentro de mí al ver sus hermosos ojos verdes y oír esa voz mágica que él posee. No importaba como volvería… sólo debía hacerlo para saber que estarías bien. Sonrío levemente sin fuerzas.

 

Pero no así, oye… no cierres esos hermosos ojos que tienes, quiero verlos… mírame Toma mi rostro entre sus delicadas y fuertes manos—. No puedes irte ahora que estás conmigo, ahora que te tengo a mi lado. Emily… no puedo dejarte ir, te necesito… yo no puedo más, todos estos años esperándote. Te espere… pero no quiero dejarte ir así, así como si no fueras importante para mí De sus grandes ojos salían pequeñas lágrimas. Em, te espere para una mejor vida, para que todo eso estúpido terminara, no quería que estas cosas acaben de este modo.

 

Jamás… jamás te vi llorar Susurro mirando sus ojos. Es mejor… es mejor así, no matare a nadie… seré un ángel allí en el cielo junto a mi hermano...

 

No, nunca puede ser mejor si no te tengo Besa mi frente con delicadeza.

 

Hallaras la mane… manera. Si no era yo… serias tú, y preferí morir por ti que ser yo quien te asesine cuando estés durmiendo a mi lado, que sea la razón de tu muerte me mataría tanto como me acabo la muerte de mi hermano… Sonrío. Te amo…

 

El aire ya no entraba dentro de mí, lo miro a los ojos y sonrío feliz.

 

No me dejes… no puedo dejarte ir, Emily Su voz estaba cortante pero aún sonaba hermoso en mis oídos, la manera en la que me hablaba me partía el corazón.

 

Cántame… Susurré.

 

Te odio, te amo
odio amarte
no quiero, pero no puedo
poner a nadie por encima de ti
te odio, te amo
odio amarte
tú lo quieres, tú lo necesitas
y yo nunca seré él
La voz salía como un cuchillo realmente afilado que se clavaba dentro de mi corazón pero de igual manera era feliz oyéndolo. Sabía que esta era la única manera en la que podía expresar sus sentimientos como realmente eran.

 

¿Y esa canción? Pregunté mirando sus hermosos ojos.

 

Esa la canción de Gnash y Olivia O’Brien Sonrío levemente y podía ver en su rostro lágrimas cayendo lento.

 

Nunca dejes de cantar… Murmuré.

 

Lo miré fijamente a los ojos con una sonrisa ladina y sin fuerza sobre mis labios. Esperaba que con aquella sonrisa él supiera todo lo que sentía dentro de mí, por un momento logré olvidar el dolor que se apoderaba de mi cuerpo, pero no de mi mente. Mi mente simplemente estaba junto a Shawn y ahí quedaría por el resto de mi vida, siempre estaría al lado de ese hombre.

 

Emm…

 

Emm…

 

Eso fue lo último que oí.



Byther

Editado: 02.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar