Jamás: el comienzo (libro 1)

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 51

 

 

 

 

 

 

Hola

 

Me quedo completamente estupefacta ante los ojos amielados de Javier, no esperaba verlo aquí en un momento como este. Supongo que, los chicos le habrán comentado la situación y por ese motivo está acá ahora junto a mí.

Me resulta extraño, pero debo confesar que me alegra verlo en un momento como este. Me acerco a él y lo abrazo con fuerza por instinto, no sé la razón de aquel abrazo simplemente lo hice. Javier responde mi abrazo con cuidado.

—¿Qué haces aquí? —Pregunto con una pequeña sonrisa sobre mis labios.

Él se aleja con cuidado mirándome a los ojos. Parece estar algo confundido con mi pregunta, pero toma mi mano y niega con la cabeza tan solo una vez.

Comenzamos a caminar con cuidado hacia su vehículo, me abre la puerta y tomo asiento del lado izquierdo, aún no me acostumbro a sentarme allí. Su teléfono comienza a sonar y en la pantalla leo el nombre: “Paul”.

Alzo ambas cejas sin comprender lo que podrían estar hablando ellos dos, no pienso en tomar el teléfono y atender. Cuando lo veo tomar asiento en el lugar del piloto le señalo el teléfono con mi dedo índice y una pequeña sonrisa sobre mis labios ante la situación.

Él se estira con cuidado y al ver la llamada baja del vehículo y comienza a caminar un poco. Me quedo en el asiento mirándolo fijamente a lo lejos.

¿Qué está sucediendo?, ¿por qué se alejó tan rápido y se quedó solo para hablar con Paul?

Mi colita del cabello se cae al suelo del vehículo y me agacho para tomarlo. Cuando levanto la vista visualizo a Ellie frente al auto. Poseía una gran sonrisa de ganadora, alzo ambas cejas sin comprender lo que estaba sucediendo ante la situación.

—¿Elena? —Pregunto y abro la puerta del vehículo para salir.

—Querida, Katherine —Murmura con una gran sonrisa sobre sus labios.

—¿Qué haces aquí, Ellie? —Le pregunto sin comprender.

—Di mi final, ya me queda tan solo el último y voy a graduarme —Responde Elena con seguridad en su tono de voz.

—Genial, a mí también —Asiento con la cabeza.

—Sí... A todos nos queda tan solo un final.

—¿Qué estudias? —Le pregunto volviendo hacerme una colita alta.

—Bibliotecología, ¿tú? —Pregunta con amabilidad.

—Psicología —Respondo rápidamente.

Elena asiente con la cabeza.

—Sí... —Dice y al ver que Javier se acerca me saluda—. Nos vemos pronto.

La vi caminar y luego ingreso al vehículo nuevamente, esta vez con Javier.

—Vi que era Paul...

Javier asiente sin dar vueltas al asunto.

—Así es.

—¿Todo está bien? —Pregunto con el ceño completamente fruncido.

Él simplemente asiente con seguridad.

—Ellie también dio uno de sus finales —Comento para cambiar el tema.

—Genial, yo... —Murmura haciendo una mueca con sus labios.

—¿Vos qué? —Pregunto alzando ambas cejas esperando una respuesta.

—Yo ya no estudio —Responde secante.

—Nunca es tarde para eso, Javier.

—Sí, lo es...

—¿Por qué? —Alzo ambas cejas.

—Ya habrá tiempo para explicar.

Niego con la cabeza tan solo una vez. Ya estaba harta de recibir aquella clase de comentarios de parte de Javier. Esas palabras sueltas que me brinda me hacen volver completamente loca.

—Siempre me dices eso, nunca me lo respondes. Aún sigo esperando la respuesta de los espíritus malignos... —Murmuro con desesperación al no saber nada de él.

Javier detuvo el vehículo y me mira con el ceño fruncido ante mis palabras.

—¿Quieres saber eso? —Pregunta como si fuera divertido.

Asiento con la cabeza tan solo una vez.

—Muy bien, te lo diré.

Sonrío ampliamente al oír sus palabras.

—Dime...

Necesito saber la verdad de una vez por todas.

Javier, siempre dice que dirá, pero nunca lo hace y me crea cada vez más intriga. Una intriga que no puedo darle su final. Me pierdo… Estoy realmente perdida.

—Bueno, resulta que...

 



Byther

Editado: 16.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar