Juana

Tamaño de fuente: - +

1

Diez años antes

Me abrazo a mi cuerpo con fuerzas intentando darme algo de calor, la maldita noche esta tan fría que puedo sentir mi cuerpo contraerse en un vano intento por obtener algo de calor, desde hace mas de una hora empezó a llover y mi ropa esta escurriendo agua, mi cabello se pego a mi rostro y podría jurar que ya me estoy poniendo morada del frió.

Saco el ultimo sándwich de mi mochila justo cuando mi estomago empieza a gruñir por algo de comida, maldigo cuando lo tengo en mis manos, pues esta realmente empapado por la cantidad de agua que entro en la mochila. Siento ganas de llorar, tengo hambre, sueño, estoy congelada y no tengo la menor idea de como llegar con mis hermanos.

Saco mi móvil para llamar a Zedd, y suelto una fuerte maldición cuando se me resbala de mis manos cayendo en medio de un enorme charco de agua. Me encojo en la silla mientras la lluvia se encarga de hacerme saber que esto no fue muy buena idea, tal vez debí quedarme en Inglaterra y enfrentar a Ezio y Bella, en lugar de venir a morir de frió en un país que no conozco, en medio de la calle como si fuera solo otro vagabundo.

Cierro mis ojos con fuerza mientras me pregunto si hay alguien tratando de encontrarme, aunque realmente lo dudo, ya que nadie tiene idea que estoy aquí, lo que vuelve a confirmar lo pésima idea que fue realmente venir. Muevo mi cabeza para eliminar esos pensamientos y saco el tarrito de mis pastillas, se que aun no es hora pero las necesito mas que nunca.

-¿Estas bien?- levanto la mirada al escuchar una voz junto a mi.

-No.- admito tragando la pastilla, el desconocido pone una mano en mi hombro y me aparto por instinto.

-¿Necesitas ayuda?

-Tal vez.- respondo borde, el desconocido se levanta y me extiende una mano, pero al ver que no la tomo dice.

-¿No me cogerás de la mano? prometo que no soy un violador, atracador y ninguna de esas cosas- sonrió levemente. Tal vez si pudiera ver al desconocido podría diferenciar si me dice o no la verdad, pero gracias a mi miopía y la fuerte lluvia, lo único que puedo distinguir con claridad es que trae un paraguas enorme color naranja chillon.

-¿Quien me lo asegura?- tiemblo y el se pone en cuclillas frente a mi

-Puedes venir conmigo o quedarte aquí congelándote- tiene razón

-¿Puedes llevarme a 9422 Ridge Blvd? -Asiente- ¿Sabes donde es?- frunce el ceño

-Si, un... amigo vive allí.

-No tengo dinero para pagarte si es lo que quieres. - sonríe y niega con la cabeza.

-Tranquila, no es necesario, me queda de camino. - Dejo salir una bocanada de aire antes de seguirlo hasta un lindo Jeep color azul oscuro; una vez estamos dentro, enciende la calefacción y al ver que tiemblo añade en tono carismático. -Si quieres secarte un poco, en la guantera hay toallas y debería haber también una bolsa donde puedas poner tu mochila.- asiento y saco una toalla blanca, la paso por mi rostro y me siento mejor. Abro mi mochila y de esta saco mis gafas junto a mi cajita de las lentillas. Las seco con la toalla, me quito las lentillas y me pongo las gafas.

Mucho mejor.

Me quito la chaqueta y la meto en la mochila para después meter todo dentro de la bolsa negra que saco de la guantera, me seco los brazos, paso la toalla por mis pechos, luego me seco un poco el cabello y me quito los zapatos junto con los calcetines para ponerlos en la bolsa, luego tendré que ponerme de nuevo los zapatos pero por el momento estoy mejor sin ellos, de otro modo de seguro pillare la gripe.

Cuando me siento mejor miro al hombre junto a mi; es realmente atractivo, su cabello castaño es ligeramente largo resaltando sus facciones, tiene una incipiente barba que lo hace ver irresistible, lleva solamente una camisa blanca que resalta sus músculos; tiene sus ojos color azul zafiro clavados en la carretera y su rostro es perfilado con una nariz redonda y pequeña.

-¿Como te llamas?- pregunto

-Louis ¿Tu eres...?

-Juana, gracias por hacer esto Louis.- sonríe

-Es un gusto Juana, y ya te dije que hago esto porque puedo, se nota que necesitabas ayuda y la dirección que me has dado es realmente lejos de el Soundview Park. Eres nueva en la ciudad ¿verdad?

-Si, acabo de llegar.

-¿De donde conoces a los Malik? Son las personas que viven en la dirección que me has dado.- aclara cuando lo miro desconcertada

-Soy Juana Malik, la menor de los hermanos Malik.

-No sabia que tuvieran una hermana- dice sorprendido

-Pues ahora lo sabes.- sonrió -¿como los conoces?

-Es una larga historia, - me dice sin mirarme - si quieres puedes descansar, el camino hacia allí es de 45 minutos, pero con la lluvia como esta de fuerte y el trafico como esta de pesado yo creo que nos gastamos una hora a lo mucho hora y media. Descansa, se nota que lo necesitas.- Bostezo y le agradezco una vez mas antes de cerrar mis ojos, no se porque confió en el si lo acabo de conocer, pero bueno, esto es mejor que estar bajo la lluvia muriendo de frió.

***

Me despierto al escuchar a Louis hablando, pero no abro los ojos, quiero escuchar lo que dice como buena cotilla que soy y se que si sabe que estoy despierta va a colgar.

-Que si hombre... En una hora llego. Joder Scott, eres mas pesado que cuando estas sobrio.- suelta una carcajada -Rubia y alta. No, no se parece mucho a Zedd, es mas como Alison. No seas idiota, pasame con Leo, no te entiendo una mierda.- suelta una bocanada de aire y dice exasperado -Hablamos cuando puedas decir dos cosas que tengan sentido.- Abro los ojos y veo como deja el móvil en su bolsillo.



Juana & Ariana

Editado: 24.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar