Juegos de Amor

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 5

Karla se encontraba en su habitación recostada, tenía varios días de sentirse con malestares, no quería pensar en nada, se daba pequeños masajes en las sienes cuando vino un nombre a su mente

Diego!

Abrió los ojos de golpe, que hacía ella pensando en ese pobretón?, aunque no estaba nada mal con ese cabello castaño un poco largo y sus ojos del mismo color, su piel bronceada, se notaba que pasaba mucho tiempo al sol, lo mismo que se notaba un buen cuerpo por debajo de la ropa, sacudió la cabeza, no podía estar pensando en el, su mama jamás le permitiría estar con alguien así, escucho que sono su celular, miro quien era y contesto

Que quieres Andrea?

A que no adivinas lo que paso?

Para eso me has llamado ¿no? Pues anda, cuéntame

A veces no entiendo como es que tu y yo somos amigas

Vas a sermonearme o a contarme un chisme?

Resulta que el bueno de C.J. termino con Karen. Terminaron por que Karen se entero que Carlos Jose se cuadro con ella por una apuesta que hizo con los chicos del colegio

Vea, así que el santo fallo

En esta vida sucede de todo querida

Cómo te enteraste?

La misma Karen me lo conto, estaba hecha un mar de lagrimas

Y me imagino que debes estar feliz

A que te refieres?

Por favor, no te hagas la tonta ¿tanto te ha gustado el profesor ese que ya te hizo olvidar a C.J.? Me lo vas a prestar para ver si a mi también me hace el milagrito – Andrea suspiro, había tenido el delis de contarle a Karla sus sentimientos hacia C.J. y también de decirle que se había acercado mucho a uno de los profesores nuevos, grave error, conociendo a su supuesta amiga, en cualquier momento podía utilizar esa información para molestarla

Victor es solo un amigo

Victor?

Disculpa, el profesor Herrera es solo un buen amigo, en cuanto a C.J. ya es asunto olvidado

Como tu digas querida, a mi no me engañas

Ay no Karla, no estoy de humor para discutir contigo, hablamos luego – Andrea cerro la llamada

Al día siguiente Débora ingreso a su oficina, encontró a su gran amiga Elena esperándola

Elena ¿Cómo estas? – la saludo efusivamente dándole un gran abrazo

Muy bien gracias

Toma asiento por favor – ambas se sentaron

Gracias. Débora, no había sacado el tiempo para venir, no sabes cuanto siento lo de Alberto, tu sabes que yo comprendo muy bien lo que estas pasando, yo pase algo similar cuando murió Fernando

Muchas gracias, no sabes cuanto me alegra tu visita

Lastima que mi visita no sea para un asunto agradable

Creo saber ya a que te refieres, es sobre la convivencia de los chicos

¿Cómo se te vino a ocurrir semejante cosa? Eso es un peligro para todos

Es solo un paseo de recreación y de integración grupal en mi hacienda, no hay peligro, no tienes de que preocuparte

¿Que no hay peligro? ¿Qué no me preocupe? Por favor Débora, ¿te has vuelto loca? Acampar una noche en medio de la nada con esos demonios

Deja la paranoia, no es para tanto

No puedo creer que estés tan tranquila, que no te preocupes, ahí también van a estar tus dos hijas ¿no te das cuenta que las pones en peligro? – Elena era la única que sabía su secreto

Se perfectamente que mis dos hijas cursan grado once, no tienes por qué recordármelo, por eso estoy tan segura

De todos modos no me convence

Lo que a ti no te gusta es que los chicos se queden en la noche

Entre otras cosas. La raíz del problema es que yo no puedo ir

No es necesario que tu vayas, pero si es lo que quieres no hay ningún problema

Por supuesto que quiero ir, pero como te dije antes, no puedo ir por que Rodrigo llego este fin de semana de un viaje un poco largo y no quiero dejarlo solo – Rodrigo era el segundo esposo de Elena y era mucho mas joven que ella

Ah, con que es eso, Rodriguito no es el santo que pensábamos y tienes que cuidarlo

Claro que no, o bueno, sabes que Rodrigo es joven y no me gusta que nos separemos por mucho tiempo, ya estuvo lejos de casa por dos semanas y no me parece justo dejarlo unos días mas

Entonces ¿Qué quieres Elena?... y que no sea cancelar la convivencia – le aclaro

La verdad es que ya decidí que María Fernanda no va a ir a la famosa convivencia

No seas tan radical, piénsalo mejor, es mas, ¿que te parece si nos limitamos a un solo día? Tu molestia es por que van a dormir allá

Lo pensare – Débora suspiro, realmente este trabajo era desgastante

Patricia se encontraba debajo de un árbol en el patio de recreo, se encontraba tan decepcionada del colegio, había pensado que entraría en una de las mejores instituciones educativas de la región, pero todo era un completo desastre, sus compañeros eran unos vagos que hacían hasta lo imposible por volarse de clases y sabotearlas, manipulaban a los profesores, Carlos José se le acerco

Hola Paty, puedo acompañarte?

No soy una buena compañía – El se sentó a su lado

Que te pasa?

No puedo creer que estas cosas pasen en este colegio

Te refieres a…?

A la forma como manipularon a la profesora Mariana para que no nos dejara el trabajo, se supone que este es el mejor colegio de la ciudad y con lo que ustedes hacen todo se va a venir al suelo, es que no se dan cuenta que así nos perjudicamos nosotros mismos, solo nosotros?



Pau Sisi

Editado: 09.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar