jugando con la virgen

Tamaño de fuente: - +

película con emily

scott :

Nuevamente veo al idiota de alex con eme juntos riendo pero no les va durar mucho su felicidad así que camine a su mesa dejando mi comida al lado de eme cuanto me vieron se callaron todos.

- hola eme.

se giró mirándome con cara de poco amigo rodé mis ojos como la odio.

- ¿que cuentas eme?

- no me llames eme.

- esta bien venia a invitarte a tomar algo ¿el sábado?

- y a ti que te pico haste ver.

Maldita eme pero no me las ganara sonreí no recibo nunca un No por respuesta y no seras la excepción.

(***)

caminando por los pasillos me encontré a mi rubia amiga acercándose a mi rodeando mi cuello seductoramente.

- hola scott.

hablo relamiéndose los labios totalmente rojos.

- hola nena.

sin muchas palabras nos dirigimos al baño para tener precisamente sexo porque para eso me buscan o las busco a ellas.

(***)

emily :

simplemente es un imbécil quiera salir conmigo no puede ser mas patán.

- oye emi y ese chico que se fue ¿es algo tuyo?

- puf para nada solo me fastidia cada ves que me lo encuentro.

hable cambiando a otro tema mas interesante porque el no lo es.

(***)

al fin se terminaron las clases me despedí de mis amigos partiendo rumbo a mi casa para leer un buen libro y un café el día lo pedía. llegando a casa empece mi lectura pasando alrededor de veinte minutos y el timbre de la casa suena es extraño porque yo no le di a nadie mi dirección.

extrañada abrí apoyándome en la puerta con los brazos cruzados encontrándome con scott quien me sonreía.

- ¡hola eme!

- ¿que quieres scott?

- he venido antes por tu hermano eme.

- pues vete.

espete apunto de cerrarle en la cara a este chico molesto.

- ¡vamos eme no puedes dejarme con estas bolsas!

hablo con cara de perrito ¡agh!

- bien pasa.

- ¡si!

dejo las bolsas en la mesita de centro y las empezó a sacar mientras yo escogía la película que seria de terror para ver cuanto dura aquí.

- escogí insidious.

- ¿¡de terror!?

- si o es que acaso el gran scott tiene miedo.

dije sentándome en el sillón comiendo en un vol de palomitas.

- para nada.

se sentó a mi lado tomando un puñado de palomitas para empezar a ver la película.

(...)

una hora paso de la película y miren al marica que cada ves saltaba del sillón por una escena de terror era chistoso verlo así de asustado.

- ya parale que es solo una película marica.

me miro con una ceja alzada

- yo no estoy asustado menos soy marica.

- claro que no, si en cuanto escuchabas algún tipo de ruido no saltabas del susto.

digo riendo es que enserio el gran mujeriego asustando.

- cállate quieres apostar que no soy un marica.

respondió con una sonrisa demasiado cerca de mi metro nuevamente sonaban las alarma de alerta en mi cabeza.

Lo aparte siguiendo comiendo mis palomita tratando de no acercarme a el.

(***)

- vamos veamos otra película.

negando lo saque de la casa ya que era demasiado tarde.

- adiós scott.

acercándose mi deposito un beso sonoro en mi mejilla.

- sueña conmigo eme.

caminando a la salida sin apartar la mirada de mi.

- ¡ni en tus sueños marica!

grite antes de cerrar la puerta.



mari

Editado: 18.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar