jugando con la virgen

Tamaño de fuente: - +

di la verdad 2/2

rebecca :

creo que no puedo estar mas nerviosa cuando tom tomo a mi hija yo me la lleve para que no sospechara nada aunque no puede ser tan idiota de fijarse que ella se parece a el.

suspire abriendo la puerta del auto, mire a mi pequeña quien dormía en mis brazos me percate que en su rodilla tenia un poco de sangre seca me alarme dejándola recostada en el auto para luego revisar la herida pero menos mal no era nada grave hasta que una conocida voz hablo tensandome al instante.

- rebecca ¿por que cloe se parece a mi contéstame?

trague duro y me gire ahí estaba tom con los brazos cruzados.

- no se parece a ti.

me miro interrogante.

- no puedo creer que aun lo niegues di la verdad, se quien eres rebecca ,eres esa joven que estuve enamorado, la que se sentaba todos los días a leer en ese árbol por horas y yo le buscaba conversación para hacer sus días menos grises.

mis manos sudaron y solo miraba a mi pequeña cloe.

- creo que te confun..

No me dejo terminar ya que se acerco mas a mi casi acorralandome en el auto.

- sabes te reconocí por tu pequeña mancha en la espalda cuando tuvimos sexo eso no le negaras ,yo se lo que digo rebecca ahora ¡dime si esa pequeña es mi hija!

- ¡no lo es y si soy esa estúpida que te burlaste después de perder lo mas importante para mi!

respondí apunto de llorar pero no lo hice tom tomo mis manos temblorosas luego las beso.

maldito por que me hace esto creo que me dará otro ataque no quiero ¡dios! respire ondo cerrando los ojos con fuerza.

- no mientas cloe se parece mucho a mi y lo siento mucho por lo que te cause en el pasado fui un estúpido qusolo pensaba en utilizar a las mujeres.

apretando mis labios ya sentía yo que pronto perdería la conciencia.

- a...lejate.

logre decir y con mis pocas fuerzas lo aparte pero cerrlos ojos viendo la oscuridad.

(***)

desperté por una luz molesta trate de incorporarme pero no pude mire a mi alrededor y no estaba en casa.

- ¡cloe!

grite angustiada mire mi mano ya que tenia un intravenoso en ella antes de sacármelo la puerta se habré mostrando a mi pequeña en brazos de tom.

ella felizmente me abrazo mientras tom solo me miraba sin decir nada.

(※※※)

A los minutos después llego mi madre y pude estar mas tranquila con su compañía.

- hija me tenías muy preocupada.

Corrió hasta a mi abrazándome pero la pare y ella miro a tom saliendo de inmediato mire extrañada a mi madre.

- hija perdóname tuve que decirle todo y también que cloe era su hija además de tu depresión o lo que queda de ella.

Solté algunas lagrimas.

- mama ¿y si me la quita?

dije como una niña pequeña

- tranquila ahora hablará contigo cariño.

ella me regalo una cálida sonrisa y salio no sin antes llevarse a mi hija con ella.

tom entro sentándose en una silla al lado mio.

- discúlpame por todo el daño que te hice pasar rebecca yo nunca quise que esto fuera así.

hablo derramando algunas lágrimas ¿quién no dijo que los hombre no lloran?

- se todo por tu madre se que cloe es mi h..ija y se lo de tu depresión jamas te quitaría a nuestra hi..

- no digas nuestras es mía tu no la viste crecer ni nada de eso ¡no tienes derecho a nada!

Lo vi con odio.

-¿crees que fue lindo enterarme que no sabia de la existencia de mi hija?

mirándolo con una ceja alzada ¿en serio tom?

-¡tu crees que yo estaba feliz .No estaba ella siempre preguntaba por su padre y eso me partía el corazón como decirle que su "padre" jugo conmigo y luego me voto como si nada. eres un grandisimo hijo de puta tom!



mari

#167 en Otros
#49 en Humor
#518 en Novela romántica

En el texto hay: odio, desamor y amor, amor desafio desconfianza

Editado: 02.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar