Jugar a ser Dios

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 23

- Vas a ver ahora como el gato resucita.

El gato era una masa inerte, parecía un feo muñeco de peluche.

Kuperman sacó al gato del cilindro. Tomó una de las ampollas y cargó una jeringa con ese líquido viscoso e inyecto al gato. Al poco tiempo el gato abrió un ojo y comenzó a estirar sus patas lentamente. Luego intentó abrir el otro ojo y no podía, y empezó a caminar por la habitación.

- ¿Ves? ¡Está vivo! ¡Soy un genio!

- ¿Y como sé que es el mismo gato? ¿Cómo sé que no es un grupo y tenía otro gato igual?

- ¿Vos te acordás como lo corte en dos? ¿Y cómo le arranqué las uñas, y le saque el ojo derecho, ese que ahora no puede abrir?

- Si, lo recuerdo

- Ok. Agarralo. Examinalo. Obseva esas partes.

Tomé al gato, intenté abrir su ojo, me costó, hasta que lo logre. Casi me desmaya ver esa imagen tan desagradable, el ojo estaba como soldado, un metal plateado y brillante circunvalaba el globo ocular.

- Toca por la mitad del cuerpo, por donde yo lo corté.

Toqué la mitad del cuerpo, tapado por los pelos, tenía como una cicatriz, era de metal y de carne, formaba como una malla de metal y carne.

- ¿Y por qué esa cicatriz con metal?

- Es que la maquina no es perfecta, toma toda la materia del cuerpo, pero aquella que fue cortada o baleada o lastimada con un elemento cortante, no la puede reconstruir, la cauteriza con metal y con carne del mismo cuerpo. Si no está muy dañada o muy bien seccionada la piel tapa esas mutilaciones, como pasó con Krusat, los cortes grandes los trata de ese modo, los corte pequeños, como cuando le cortaste la cara en bifes, o mejor dicho, los fileteaste, no necesitan del metal para reconstruirlo.

- ¿Cómo sabe lo de Krusat?

¿Cómo sabia lo de Krusat? Me había hablado de las cámaras, que yo desconocía de su existencia. y de los micrófonos que era lo único que había descubierto y que Kruzat luego confesó haberlos puesto..

- Es muy simple, como te conté, yo me puedo meter en cualquier PC del mundo, hasta en la red de la Casa Blanca. Un día me metí en la red del ministerio, ahí pude ver un listado con la gente que tení cámaras en su casa. E realidad estaba por dirección, cuando vi la dirección de la casa de tu padre la reconoció, vi lo que habían filmado. Estaba todo muy claro. Se veía todo el asesinato de Krusat y toda su mutilación posterior. Y se veía claro a su asesino: vos, Edy.

- No lo puedo creer.

- Pero tanquilizate. La gente del ministerio utilizó una maquina como la mia. Una máquina que me encargaron, robándomela luego, junto con la idea y el registro. Con esa máquina resucitaron a Krusat y luego lo durmieron y lo tiraron al lago de Palermo.

- ¿Y para qué hicieron eso? ¿Por qué querrían salvarme?

- Eso no lo sé. Pero te salvaron. Estás libre de culpa y cargo, aparte otra cosa más

- ¿Hay mas?

- Una vez reconstruido un cuerpo sin vida, se borran las últimas horas de vida del mismo. O sea el asesinato de Krusat nunca existió.

- ¿Se borran?

- Si, los videos se borran automáticamente. En realidad no se borran, en los videos del asesinato de Krusat solo estas vos, eso si con movimientos muy extraños como de un loco pero por eso no te pueden juzgar, no soy el único loco sobre la faz de la tierra.

El invento era muy interesante, pero yo pensaba que pasaría si se utiliza para el mal, si lo roba gente inescrupulosa, podría dominar el mundo con esa máquina.

- Se puede volver a la vida a cualquier ser humano.

- No, no, si el cuerpo está muy descompuesto, nuestra química cambia, y por eso no puede reconstruir un cuerpo en estado de descomposición.

- Pero si algún científico la quiere mejorar y para eso cambia algún parámetro, lo podría hacer.

- Si, lo podría hacer, pero reconstruiría el cuerpo tal cual está, cada parte podrida, seria sustituida por metal. Si fuera un cuerpo que ya no tuviera carne, que solo fuera huesos, sería una persona de metal y hueso, en lugar de carne y hueso como somos todos nosotros.

- Y si en el cilindro pone un pelo de una persona viva.

- No funcionaría, la máquina solo absorbe células sin vida, no pasaría nada, eso si que es casi imposible de hacer.

- Casi.

- Sería una tontería. Reconstruirías a una persona sin su verdadera alma.

- Y ese cuerpo ¿Tiene memoria?

- Si, tiene memoria, la memoria queda en el cerebro, más allá de que los científicos digan lo contrario, mira...Goooooooliat

El gato escuchó ese grito, y fue corriendo a los pies de Kuperman. O sea que había matado a su propio gato, y me había demostrado que la memoria está en el cerebro, como si fuese el disco rígido de una computadora. Este hombre era evidentemente un genio, podría vender este invento a cualquier país poderoso, ganaría fortuna pero como me dijo él, el ministerio le había robado la idea, su genial idea.

Me quedçe hablando con el profesor hasta la madrugada (4 de la mañana) me siguió contando sobre su invento, cosas muy interesantes pero que yo no alcanzaba a comprender del todo. Me fui a casa a esa hora. En mi cabeza estaba todo lo que me había contado Kuperman, todo lo que había visto era fantástico, ver como se reconstruía ese gato, fue algo majestuoso.



Queco

#958 en Detective
#296 en Novela policíaca
#3379 en Thriller
#1480 en Suspenso

En el texto hay: romance accion y drama

Editado: 28.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar