Juro que será la última vez

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 1: Primer Día, Nueva Vida

[Alex]

Alejandro llegó temprano a la escuela ese día a las 6:00 am para ser exactos, cosa que no es muy común en el, fue de los primeros en el colegio de hecho. El era un jóven común pero de mala fama con las mujeres, se le conocían ya varias conquistas y no precisamente por ser de las buenas, ya que era popular por su fama de rompecorazones, pero así era el, y a la vista nada mal, un jóven de 16 años, delgado y muy buen cuerpo, ojos pequeños, a veces llevaba lentes, unos labios perfectos, no era muy alto pero tenía ese "algo" que hacía que las niñas cayeran rendidas hacía el.

Alex entró a su salón de clases vacío y dejo su mochila en su lugar, y salió al patio y se sentó en las escaleras que habían a fuera de cada salón, miró al cielo, aún no había luz y sintió un escalofrío mezclado con una sensación algo extraña que nunca antes había sentido, tal vez era el frío intenso de esa mañana que abrazaba su cuerpo, así que agacho la mirada y trató de distraerse.

A lo lejos se dirijía hacía el Grecia, una chica un grado menor que el, bastante atractiva, a mitad del patio se detuvo y le hizo una señal que Alejandro entendió a la perfección, se levantó y con una sonrisa de satisfacción apresuró el paso. Grecia entró al baño de mujeres y unos segundos más tarde vio a Alex por el espejo.

-Creí que no me habías entendido.- Dijo mientras desabrochaba su blusa lentamente

-Claro que te entendí.- dijo Alex acercándola a el de una manera brusca, comenzaron a besarse y lo que sucedió en ese baño es otra historia que no veo necesario contar.

[Dany] 

El primer día de clases de Daniela fue una revolución para todos, en sus compañeros se notaba la alegría de volver a ver a su vieja amiga con nuevas experiencias y anécdotas que contar, bueno Dany era algo (muy) torpe, así que en si hablar con ella era muy divertido. De igual forma nació mucha envidia de las compañeras nuevas del salón, ya se había ganado unas cuantas enemigas sin haber hecho nada más que aparecer (algo común para ella). 

La prioridad de Daniela era Martha, su mejor amiga, después de un buen tiempo tiempo lejos había muchas cosas por las cuales actualizarse, aunque Martha quería detalles de él viaje de Dany, no podía evitar tener una sonrisa en la cara que delataba un romance. 

Entre bromas y risas Dany miró a los ojos a Martha y preguntó - ¿Y ya me dirás el nombre de tu sonrisa o tendré que descubrirlo yo sola? 

  • -Haces que me sonroje - Dijo Martha riendo. - Pero esta bien, te contaré, es un chico un poco mayor...
  • -¿Cuánto es un poco? - Preguntó Dany
  • - Bueno pues dos años mayor que nosotras, el chiste es que no es muy guapo pero tiene algo que me encanta y a pesar que tiene un pasado obscuro se que el esta dispuesto a cambiar por mi.
  • Dany miro a Martha muy seriamente y hechando a reír añadió - Te he perdido amiga, creo que te has enamorado y eso me da asco.
  • Las chicas continuaron riéndose hasta que el profesor de la primer clase entró, era momento de poner atención a las matemáticas.

 

[Alex] 

Sonó el timbre que marcaba el primer descanso de clases, toda la escuela salía durante unos minutos a tomar el aire o por algo de comida. 

Alejandro salió con sus dos mejores amigos, Andrés y Carlos. Alex corrió al armario para ganar el mejor balón de fútbol porque como era costumbre se la pasaba jugando, hiciera frío, calor o lloviera los chicos de su grado siempre jugaban con los menores. 

Cuando Alejandro tomó el balón lo lanzó hacia la cancha donde estaba Carlos, mientras el corría al centro el aire frío golpeaba sus mejillas así que se detuvo un momento y se puso el gorro de la sudadera, cuando por alguna razón (todavía desconocemos cuál, pero la mayoría vota porque fue el destino)... volteó hacia las escaleras y miró a una chica nueva bajando hacia la cafetería junto a Martha. Lo que sintió Alejandro al ver a esa chica más que curiosidad fueron ansias, y aunque no la distinguía por completo se dio cuenta que sería su nueva "presa" . 

Carlos le lanzó el balón a Alejandro para presionarlo a iniciar el juego. Alex lo tomó y corrió al centro de la cancha para iniciar el juego. 

 

[Dany] 

Después de tomar un buen café para calmar el frío de la mañana Dany y Martha volvieron al salón de clases. La clase que seguía era historia, una de las favoritas de Daniela pero la maestra era malvada, o así la describían los compañeros. 

Fernanda llegó justamente antes de iniciar la hora de clase y antes de que otra cosa sucediera se lanzó sobre Daniela feliz de volverla a ver, como no hubo mucho tiempo de hablar decidieron sentarse juntas. 

La maestra entró al salón, y la primera impresión para Daniela fue terror. 

En clase, Daniela no era conocida por ser callada, cosa que a la maestra de historia le molestaba bastante, bueno, para ir directo al grano Fer no dejaba de distraerla, comenzó a contarle anécdotas que sucedieron durante el tiempo que no estuvo, algunas eran muy graciosas y en una de esas Daniela no contuvo la risa y soltó una carcajada que bien hasta el director la pudo haber escuchado perfectamente, y eso le costó muy caro. La maestra detuvo la clase y comenzó a llamarle la atención Dany, y aunque pidió perdón y trató de mejorar las cosas no funcionó y lo único que logró fue un castigo después de clases. 

Daniela estuvo segura de dos cosas:

1. Definitivamente era malvada esa maestra 

  1. 2. Historia ya no sería su clase favorita
  2.  
  3. ¡Bien Daniela!, primer día de clases y ya con castigo, bien...

 

[Ambos] 

Dieron las 2:00 pm y era tiempo de salir de clases, Alex tenía práctica de fútbol (si nuestro amigo es un poco adicto a jugar) así que entró al baño a cambiarse, imaginen cuando salió con su uniforme para jugar, las niñas se volvían locas al ver sus piernas perfectamente marcadas, (muy bonitas por cierto) y claro a Alejandro le encantaba ser visto y admirado. Comenzó el entrenamiento. 



Coffe_girl19

#9159 en Novela romántica
#1530 en Chick lit

En el texto hay: primer amor, humor romance, historiareal

Editado: 02.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar