Justicia de Amor

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 4 Adiós

Unas semanas más tarde...

Vale y Leo seguían viendose cuando podían. Valeria seguía sin demostrarle lo que sentía por él, luego del beso en la fiesta no quisó tocar el tema, en cambio Leo, con ese beso había sentido lo que nunca pudo sentir, no podía dejar de pensar en ella. Pero siempre que intentaba volver a besarla, Vale lo interrumpia. Ella creía que la pelea y como quedó Leo, fue por su culpa y no le iba a hacer bien a Leo.

Un día Leo le dijo a Vale:

-¿Cómo está la niña más linda del mundo? 

Valeria le respondió:

-Por acá no la veo.

Leo le dijo:

-¡Que humor es ese! Pero llegué yo para alegrarte... Vamos a mi casa a comer.

Vale le dijo:

-¿Qué? Ni loca.

Leo le dijo:

-Dale, hace mucho no salimos y aparte quiero que conozcas a mi hermana te va a caer super bien.

Vale rió y le dijo:

-Esta bien, vamos.

Leo entró junto a Vale a su casa. Estaba Zoe, la hermana de Leo, y él las presentó. Zoe se llevó bien con Vale y le preguntó:

-¿Y ustedes dos son novios?

Vale estaba tomando agua y se ahogó.

Zoe y Leo se reían.

En eso entra Carmen, la madre de Leo. Él le dijo:

-Ma, te presento a Valeria, mi amiga.

Carmen miro a Vale y le dijo a Leo:

-¿Qué te dije de traer chicas a la casa? Parece que no entiendes. 

Leo le dijo:

-¡Mamá! 

Carmen le dijo a Leo:

-Necesito hablar con vos, vamos a la cocina.

Leo fue con su madre y Vale estaba sorprendida por la reacción de la madre de Leo, y decidió escuchar la conversación detrás de la puerta.

Carmen le decía a Leo:

-Hijo ¿a caso no te das cuenta? Mirala como esta vestida, a esas mujeres solo les interesa la plata, y saben que vos tenes mucha. Y estoy segura que por culpa de esta mujersuela fue que viniste todo golpeado el otro día.

Leo interrumpió a su madre:

-No puedo creer lo que me decís, ni siquiera la conoces. Ella no es así, y ella me gusta. Y ella no tiene nada que ver con los golpes de la otra vez, fue un imbecil que me insultaba.

Carmen Le dijo:

-Eres iluso hijo, ella quiere tu plata, no te quiere a vos. ¡Es pobre hijo! reacciona. Tienes a la hija del abogado, Gabriela, a tus pies, ella si es una chica de bien.

Valeria llena de ira abre la puerta e interrumpe la conversación:

-Mire señora, a mi lo que menos me interesa es la plata, así que se puede tragar su maldito dinero y dejar de hablar de las personas sin antes conocerlas.

Valeria salió de la casa enojada, Leo la siguio intentando frenarla, y le decía:

-Vale, escuchame por favor, mi mamá es una maleducada, jamás tuvo que decir eso...

Vale se detuvo y llorando le dijo a Leo:

-Ella tiene razón, lo nuestro nunca va a funcionar, no te das cuenta, vos sos rico y yo no soy nada, la gente como vos lo único que sabe hacer es mandar y maltratar, y la gente como yo, solamente nos queda obeceder y trabajar para ustedes. La otra vez te golpearon y fue por mi culpa, y traté de alejarme para no hacerte mal, pero por más que traté de ser dura con vos, tenes algo inusual que no logró decifrar pero... alteras mis sentidos, y a veces pienso que todo esto es un sueño porque con vos, me siento libre, amada y feliz, pero tengo miedo de que esto falle, de que hoy estes conmigo y mañana no lo sé. Olvídate de todo Leo.

Leo le dice:

-¿En serio? Pensas terminar todo así, yo sé que el pasado ha sido duro, pero cada día te pienso, y no puedo sacarte de mis pensamientos, porque vos me haces sentir algo que jamás sentí, contigo soy mejor persona. Dame una oportunidad, yo te voy a demostrar que no es como decís, yo por vos me voy a vivir abajo de puente, no me importa donde, mientras te tenga a vos.

Leo beso a Vale y se abrazaron.



VargasAgustin

#6427 en Novela romántica
#2182 en Joven Adulto

En el texto hay: romance, amor, venganza

Editado: 03.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar