Kensaku semi demonio la búsqueda del semi demonio

Tamaño de fuente: - +

El gran dragon tambien tiene limites

Un enorme animal es divisado volando sobre las praderas es un wyvern inexperto en su primer intento solitario de caza, sobrevolando a unos cuantos metros del suelo se puede ver un grupo de 12 grifos parecen estar de regreso de una práctica, con un fuerte rugido el wyverno se lanza en picada contra los grifos, se puede ver la resistencia que trata de oponer al aire sin conseguirlo, por la velocidad en la que baja semejante bestia ha logrando tomar desapercibidos a los grifos y agarrar uno en su descenso debería abrir las alas para frenar el descenso pero parece que no puede extenderlas, aún es joven, está muy cerca del suelo y sigue sin lograrlo el grifo logra escapar apenas soltándose del agarre de la poderosa bestia pues esta lo ha aflojado

!!!!Booooooom!!!

Un estruendo ensordecedor resuena por todo el lugar producido por el wyvern al chocar contra el suelo parece que la fuerza del impacto ha terminado con su corta vida, el grupo de grifos se acerca al festín, la mesa ya está servida no se puede desperdiciar tal manjar, y parece que no son los únicos en notar el acontecimiento un grupo de 4 personas se acerca pero son ahuyentados y perseguidos por los grifos, en su huida aparecen más criaturas manticoras, hidras, lobos de fuego, leones nemeos entre otras seguramente han sido atraídos por el olor de sangre de tal animal después de todo que tan seguido es que una bestia de ese calibre está disponible para ser alimento de otras de menor tamaño, pero esto es una desgracia para el grupo que han sido forzados a separarse por la cantidad masiva de depredadores, todo ha sido una perfecta emboscada de los animales, parece que la naturaleza no ha sido buena hoy.

[Vista de bahamut]

Por decisión de kashiro nos separamos al ser rodeados por un grupo de animales ahora me encuentro en sabra que parte del bosque con unos animales de 3 cabezas de serpiente enfrente de mi aun lado uno con forma de león y de escorpión parece molesto, un grupo de lobos negros con fuego saliendo de sus cuerpos y de su boca al otro lado un basilisco esos si los conozco antes huía de ellos este es de la clase que paralizan me veo rodeado pero no me siento bajo presión alguna o peligro de muerte

Una luz blanca rodeo a las criaturas multicefalas que ya se preparaban para atacar, los demás animales solo observaban el terreno y esperaban una oportunidad para atacar como no queria perder tiempo yo solo cambie de forma a no visible para poder ir a ayudar a kashiro, me moví despacio para no hacer ruido y escabullirme pero al pasar a un lado de ¨las serpientes¨ una de ellas me lanzó un fuerte coletazo que me hizo retroceder unos cuantos metros aun no lograba frenar cuando el basilisco me lanzó un haz de luz ( un poco mas y me alcanza ), solo logró darle parcialmente a mi pierna que quedó entumecida y casi sin movilidad, el resto del haz le dio a un árbol el cual quedó completamente petrificado me quede asombrado ( esas alimañas lograron verme, nadie lo habia conseguido ocasionalmente me lograban olfatear pero no me ubicaban ) decidí no subestimarlas y tomar mi forma completa aumentando drásticamente mi tamaño y volví a ser visible los animales retrocedieron saben reconocer a sus superiores o eso creí, cuando sentí que algo estaba mordiendo mi cola y vi a un lobo mordiendo como si fuera su juguete ni siquiera me dolía me daba lastima ver tal intento de ataque lo sacudí un poco pero se negaba a soltarse, los demás lobos comenzaron a correr a mi alrededor y un anillo de fuego se empezó a formar, al principio solo pensaba darles un golpe solamente pero me empezo a costar respirar, una llamarada empezó a salir de una de las cabezas de esas serpientes y me costaba aún más respirar era momento de tomar represalias junte magia en mi boca y dispare un rayo de electricidad frenando el correr de los animales y golpeando contra una de esas serpientes

Ese disparo tenía bastante fuerza asi que era más que obvio que debería matar facilmente al animal pero no fue asi se notaba que le costaba moverse pero seguia viva, me lance en embestida contra la otra serpiente que al ser golpeada giro y me recibió con un aliento tan gélido se veía el vapor de mi respiración, debido a la repentina baja temperatura me dejó un poco aturdido lo que aprovecho para acestarme un par de mordidas junto con un coletazo en la cara que logró sacarme un grito de dolor haciéndome enojar un poco, sentí una molestia en en el costado cercano al lomo este era un liquido que se notaba que intentaba corroer mi piel, para colmo también las patas me hormigueaban baje la guardia un segundo en lo que me sacudía el líquido que no me agradaba en lo más mínimo lo cual fue un grave error pues no pude alcanzar a notar el ataque del basilisco que me lanzo unas plumas algunas solo se estrellaron en mi piel y rebotaron sin más pero otras se encajaron entre mis escamas causando algo de entumecimiento,mientras este se lanzaba a morderme tratando de rasgarme con sus garras cambie de forma haciendo que se fuera derecho al suelo y dándole un puñetazo en el pecho, después de eso ya no se movió ni yo, me sentía profundamente mareado, desconcertado y aun en plena batalla trato de comprender que ha pasado porque me siento asi la ultima vez que me senti asi fue cuando casi muero por...

Los lobos me sacaron de mis pensamientos con sus aullidos, algunos de ellos me rodearon lanzandome llamaradas y tratando morderme, yo no podía defenderme por completo golpeaba a los mas cercanos mientras se turnaban entre llamaradas y embestidas que terminaban en mordidas salvajes esquivadas y zarpazos logre deshacerme de cuantos pude mientras que una mezcla de vapores se esparció por el lugar, uno de ellos me recordó el líquido en mi espalda, mientras la temperatura bajo de tajo, seguía sin poder concentrarme, el cuerpo no me respondia muy bien y no sabia si podria usar magia pero no perdía nada con intentarlo, o eso me gustaría decir ya que ni siquiera en eso lograba concentrarme, que está mal ( porque me siento asi ) volvi a tomar mi forma normal, porque que no estoy con la suficiente concentración para mantener mi forma "compacta", una leve llamarada me golpea en el rostro normalmente me hubiera sido indiferente pero me dolía y mucho, ( eso no es normal ) me doy cuenta de que las escamas de mi cara se están agrietando, y de nuevo veo aquel liquido que me sacudi, en pequeñas cantidades por aquí y por allá ( ¡¿el vapor es corrosivo?! ), ya no podía con esto me estaba costando mantenerme cuando estaba a punto de perder la conciencia, mi piel comenzó a brillar de color rojo intenso de forma que parece lava ardiente y me siento un poco mas fuerte, ( no sabia que podia hacer algo como eso ), por eso se evitó que los lobos ya no atacaran cuerpo a cuerpo, sabía que eran inmunes a la magia de fuego pero parece que la lava logra hacerles algo de daño, también frenaron sus llamaradas ya que no servían de nada, eso me dio un gran descanso como de medio segundo antes de ser bombardeado con rafagas de viento, guadañas de sombra y lanzas de hielo las bestias se cansaron de esperar a que muriera y decidieron apresurar las cosas un poco, tratando de defenderme intento algo que he visto a kashiro hacer varias veces usar las sombras no se si pueda pero no pierdo nada intentandolo,me imagino cómo se cubre mi cola con una sombra afilada funciona no pierdo el tiempo y golpeó a los lobos que puedo los que no alcanzó se vuelven más feroces y coordinados, aún quedan unos cuantos lobos pienso tratando de formar una defensa (mi entrenamiento no fue suficiente?), otra ronda de guadañas, lanzas y rafagas cortantes se acercan a mi, por instinto esquivo lo que puedo al notar que ya no me siento entumecido, pero aun me siento un poco mareado, me siento afortunado ahora es tiempo de atacar, reuniendo lo más que puedo de magia en mi boca me lanzo contra lo que tengo más cerca , ese animal extraño que casi no se ha movido pero me lanza rafagas desde su boca, que poco a poco van lastimando mi piel, antes no notaba los cortes pero están cada vez más profundos, se da cuenta de lo que intento y lanza cada vez mas rafagas, lanzo una llamarada lo más fuerte que puedo que se alimenta de las rafagas creciendo en tamaño impidiendo que vea como giro para golpearlo de lleno con la sombra afilada que cree en mi cola, mi cuerpo se estremece mientras los lobos siguen mordiendome las patas causandome dolor algo que me irrita más de lo que debería junto con ese maldito frío.... (¡espera! los lobos me están mordiendo de nuevo y más importante me duele, que paso con .... mi...mii... q.que ..que frio mejor le corto la cabeza asi ya no me seguirá enfriando), un corte limpio, la cabeza cae, se acab.... wow una llamarada desde varios lados lobos y la otra serpiente.....



Daanav

#6174 en Fantasía
#1312 en Magia

En el texto hay: demonios, mitologia, peleas

Editado: 27.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar