Kull-Dan: La Búsqueda de las 7 Máscaras Perdidas

Tamaño de fuente: - +

Desenlace del Desafío.

 

 Anteriormente en el capítulo Acontecimientos Revelados. El muchacho recibió una parálisis cerebral tras observar que la estatua tomaba la máscara de paja, la cual fue colocada en su rostro inmediatamente. Sin embargo, a pesar del desmayo de este protagónico, también le trajo señales misteriosas de manera aleatoria en toda su memoria de corto plazo. Escuchando las voces de unos chicos sin compresión, sin familia, sin ningún motivo para seguir… Actuando normal. Mikel no entiende lo que está pasando por su cabeza, por lo tanto decide despertar con un nuevo conjunto de experiencias adquiridas a lo largo de la búsqueda de las máscaras ocultas, para que éstas le sirvan en su última misión en el universo del malvado Kull-Dan.

 

    Después de lo sucedido en la hora de la siesta, Mikel Soulard despierta repentinamente, de modo que respira varias veces para calmarse, mientras visualiza el techo de su habitación desde su cama. Con el traje que llevaba puesto en la casa de su amigo Robert, éste muchacho levanta el torso, bosteza de manera natural con los brazos estirados hacia arriba, luego voltea su vista a la ventana, para observar el panorama, el cual parece ser que está tranquilo y bello por el clima, sin ningún disturbio en toda la zona.

 

- Mikel: Hmmm… Qué extraño…

 

   No obstante, Mikel escucha un aleteo raro, proveniente de la abertura cerrada de la ventana y se da cuenta que es un fragmento de papel, moviéndose por la fluidez del viento. En ese entonces, el joven curioso recoge el objeto delgado del lugar, abriéndolo mientras se acomoda para leerlo.

 

- Mikel: Bienvenido al séptimo mundo. Aquí se decidirá el destino que lo aguarda. Así que, preste atención a las siguientes palabras…..………………………………………………………..…........Buena suerte.

 

  De repente, el sonido de un conjunto de pájaros se mueve sin control, por lo que Mikel voltea para ver qué está pasando afuera. Sin embargo, al revisar la fisonomía de las aves con mayor definición, éste se da cuenta que están hechas de un material muy peculiar.

 

- Mikel: ¿Qué? *Jadeo*

 

   De pronto, el joven Soulard se sale de su cama rápidamente mientras que los seres voladores atraviesan la ventana del cuarto, de tal manera que cae de rodillas e intenta levantarse para avanzar hacia la puerta pero no le es fácil, ya que las criaturas extrañas lo están atacando. Al cortar como papel, los fragmentos le atraviesan varios puntos de la ropa, mientras que éste muchacho se aproxima a la pared cercana al acceso, éste lo abre al mismo tiempo en que es atacado. Sin embargo, al intentar de salir, el chico se entera que la alfombra de las escaleras posee mente propia, por lo que se mueve como una serpiente.

 

- Mikel: *Jadeo*

 

   En ese entonces, Mikel intenta cerrar la puerta antes de ser calcinado por una bola de fuego, que sale del cuerpo del animal. De pronto, al momento de cerrarla, el muchacho se recarga contra la pared mientras mira la cantidad de muñecos de papel que entran desde su ventana. Atemorizándose por el suceso, el joven Soulard cierra los ojos al mismo tiempo que el fuego atraviesa la puerta e incinera a las criaturas de papel, pero también se desintegra el piso superior junto con la pared de la izquierda, haciendo que el chico se caiga desde esa locación hacia las escaleras.

 

- Mikel: ¡Ah!

 

   Al aterrizar sobre los escalones, Mikel rueda hasta el suelo, de modo que se levanta y mira la alfombra queriéndolo atacar con su boca enorme. Haciéndolo saltar de izquierda a derecha, de tal manera que esquiva los ataques.

 

   No obstante, el joven Soulard es capturado por la mutación y va resistiendo el dolor que recibe por el estrujamiento, aunque éste es arrojado a causa del desenrolle letal hacia la entrada de su casa, atravesando fuertemente la puerta.

 

- Mikel: Uh…

 

   Cuando el joven se encuentra en el patio, éste mismo mira al frente, de tal forma que ve a la serpiente acercarse a él vengativamente mientras se intenta parar para poder evitar mejor los ataques futuros de la criatura dominante. Pero como acto de su cobardía, éste decide correr, de modo que se tropieza debido que es atrapado por el mismo césped de su hogar.

 

   Moviéndose al revés mientras que sus manos son amarradas por otras raíces del lugar. Sin escapatoria alguna, Mikel aprecia desde el cielo nublado, un rostro gigante que va abriendo la boca para inhalar intensamente, de modo que extrae la respiración del chico rápidamente.

 

- Mikel: Ah… Ah… *Jadeo*

 

   En ese entonces, cuando todo parece perdido, el joven Soulard mira a lo lejos una máscara dorada en la cúspide de las nubes grises, de modo que se va desvaneciendo a causa de la nubosidad de la atmósfera.

 

- Mikel: No… ¡No!

 

   Sorprendentemente, el chico transmite un impulso sónico desde la garganta hasta el cielo, de tal manera que atraviesa las capas de las nubes para volver a revelar el camino a la máscara.



Jiverus Hornet, Guitargamer

Editado: 23.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar