Kull-Dan: La Búsqueda de las 7 Máscaras Perdidas

Tamaño de fuente: - +

La Batalla Final.

 

 Este final está dedicado a las principales eminencias como Joanne Rowling, por ser una maestra de la hechicería, a Guillermo del Toro, por ser un director voraz, a Stephen King, por ser un escritor que encara sus miedos, a Ulises Ricardo Tovar, de una amistad influyente al 2do. Autor, y a mi familia, quiénes me han apoyado y orientado en las adversidades más confusas de mi existencia. En honor a los mencionados, les deseo una lectura más para finalizar esta aventura.

 

– Mikel Villaseñor.

 

 

   Después del infortunio peculiar de los eventos predeterminados, los cuatro chicos están buscando por los caminos ilusorios de la mansión de modo apresurado.

 

- Mikel: *Suspiros*

 

*Crik*

 

   El chico abre una puerta para fijarse en el interior, pero no consigue dar con lo esperado y prosigue registrando los demás accesos.

 

    Por otro lado, Angel Johann se encuentra corriendo y verifica el contenido de los posibles escondites misteriosos.

 

*Crik*

 

- A. Johann: Rayos.

 

  Con el temperamento rígido, el adolescente deja de revisar desde el punto actual y se va a probar otra alternativa.

 

   Mientras tanto, el joven Desmoulieres continúa escuchando los pasos espontáneos del lugar, por lo tanto es necesario que se detenga para garantizar la ruta adecuada.

 

- Richard: *Suspiro* (Están cerca…)

 

   Expresa de forma mental y dobla a la dirección indicada según su instinto.

 

    No obstante, Robert tiene los sentidos alterados debido a la desesperación que sintió en los últimos instantes.

 

- Robert: *Sollozos*

 

   Se encuentra en posición fetal y espera a que su sufrimiento termine de una u otra manera.

 

- A. Johann: (¿Dónde estás?)

 

   La medida de actitud de los personajes es impetuosa y los impulsa a realizar sus intereses personales.

 

- Mikel: ¡Enmascarado!

 

   En ese entonces, al mencionar la referencia simbólica del encapuchado de forma disgustada, éste mismo concede la oportunidad de ubicar el punto de reunión para los buscadores.

 

*Crik*

 

    Una vez que abre la entrada, se aprecia otro humanoide arribando muy intenso para apuñalar al siguiente rival.

 

- Mikel: ¡Ya verás!

 

   Da a comprender mediante un señalamiento a distancia y corre para afectar al siniestro oponente.

 

- A. Johann: Ah…

 

   Parece ser que no identificó la postura del compañero, por lo que se deja llevar por la adrenalina y procede a golpear al otro adolescente.

 

- Robert: …

 

   Ahora, la situación resulta volverse en un martirio para los miembros agresivos y temerosos del área.

 

- Richard: *Suspiros*

 

   Sin embargo, alguien más quiere aliarse a la causa en términos pacifistas y brinda lo mejor para llegar en hora adecuada.

 

- Mikel: Ah, suéltame.

 

   Dice el joven Soulard siendo sujetado a base de opresión forzada de modo determinado.

 

- A. Johann: *Jadeo* ¿Mike?

 

   Con el imprevisto reciente, el dominante toma la decisión de corroborar el reconocimiento del adversario e insiste escucharlo para descubrir su tono de voz.

 

- Mikel: ¿Johann?

 

   Ambos comparten algo en común, dado que voltean para verse el uno al otro muy impresionados.

 

- Richard: *Suspiros* ¿Chicos?

 

   Debido a las intrusiones fortuitas, las reacciones son básicas desde el primer instante y hacen la atmósfera más entretenida.

 

- A. Johann: ¿Rick?

 

- Mikel: ¿Richard?

 

   La sensación repentina fluye en el ambiente y manifiesta efectos que definen la incomprensión de los acontecimientos transcurridos.

 

- Richard: Sabía que los encontraría.

 

   Tiene el ritmo cardíaco protegido por estar completamente atento al compañerismo, así que se acerca para entrar en mejor confianza.

 

- A. Johann: Bueno, eso es extraño. Nosotros no sabíamos na-.

 

   El flujo de los hechos no permite la libertad de hablar sobre asuntos triviales, de tal manera que la interrupción ocurre para adquirir otro tipo de información.

 

- Richard: Un momento, ¿dónde está Robert?

 

   Pregunta alarmado y brinda el sentido recomendable a los demás involucrados.



Jiverus Hornet, Guitargamer

Editado: 23.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar