Kull-Dan: La Búsqueda de las 7 Máscaras Perdidas

Tamaño de fuente: - +

La Noche del Gánster Tranquilo.

 

 En un barrio negro de europa, donde la gente se escandaliza durante la luz de la luna. Los maleantes andan buscando a alguien que timar, los vendedores de tabaco hacen su trabajo de maravilla, entre otras cosas que se puedan apreciar de la vida galante.

 

  Una pandilla va caminando por una banqueta mientras hacen beat-box improvisado.

 

*b* *t* *psh* *t* *b* *b* *psh* *t*

 

  Al pasar este grupo de extraños, un contenedor de basura es abierto a la fuerza desde adentro por un joven esbelto, de alta estatura y de cabello negro, vestido de traje formal con zonas descocidas y manchas de salsa caducada.

 

*¡Push!*

 

   Resulta ser Mikel Soulard, quien después de haber concluido su segunda búsqueda, se encuentra en otro sitio para continuar con su desafío, sin embargo, éste muchacho desconoce la ubicación dónde se encuentra.

 

- Mikel: ¡Agh…!

 

- Mikel: ¿En dónde estoy?

 

  Por lo tanto, decide salirse y cerrar la tapa del cubo de basura.

 

*¡Plas!*

 

   No obstante, se entera que sus brazos están más cambiados que los que tenía.

 

- Mikel: *Jadeo* Mis brazos han cambiado.

 

  Después se extraña por su tono de voz, el cual también cambió.

 

- Mikel: *Jadeo* También mi voz…

 

   Sin embargo, se toca el mentón, haciendo que se de cuenta que tiene barba.

 

- Mikel: ¿Tengo barba?

 

   De repente, una silueta en forma de gánster salta hacia el tejado de a lado, haciendo que el chico se fije apresuradamente, pero lo pierde de vista instantáneamente.

 

- Mikel: *Jadeo*

 

*Whoosh*

 

    Luego se dispone a echar un vistazo al lugar dónde éste se localiza, de tal manera que va acercándose poco a poco hacia la banqueta. Una vez que el muchacho llega a ésta misma, se fija en una calle bulliciosa, de la cual parece no ser una zona adecuada para éste mismo debido a que sólo tiene 15 años, donde los establecimientos de magia negra, de disfraces sensuales, bares de billar y otras sucursales están abiertas, sin embargo Mikel suspira de ironía al enterarse de que está en otro sitio.

 

- Mikel: *Suspiro* ¡Ugh...!

 

   De repente, la nariz de este muchacho percibe un aroma desagradable, el cual le da náuseas, por lo que éste mismo siente que va a vomitar, así que coloca sus manos rápidamente contra el muro más cercano para sostenerse, puesto que va sacando una mezcla de líquidos de su boca.

 

- Mikel: *¡Vora!*

 

- Mikel: Ah… *Suspiro*

 

   Tras este asqueroso suceso, el joven se apacigua por un breve momento, no obstante éste se siente mejor y decide enderezarse, luego con su mano izquierda limpia la parte inferior de su cara mientras observa la mancha grande de vómito que ocasionó.

 

*Fugu*

 

  Y al quitarse la mano de su rostro, expresa brevemente lo que siente cuando ve el aspecto de ésta misma.

 

- Mikel: Agh… Qué desagradable…

 

  No obstante éste jadea y comienza a fijarse en su camisa, la cual resulta tener varias manchas y hedor proveniente de los desechos del contenedor de basura, después de este descubrimiento, el chico se pregunta por algún lugar que venda atuendos nuevos y con buen olor.

 

- Mikel: Amh… Espero que haya lugares de atuendos decentes.

 

   De repente, se escuchan las voces de 3 hombres desconocidos al otro lado del muro de tablas cercano al joven.

 

- Mikel: *Jadeo*

 

  Quien se acerca sigilosamente hacia él debido a que están tratando un asunto de vida o muerte.

 

- ¿?: Por favor, deténgase.

 

- ¿?: Tus días están contados, …

 

- ¿?: Di adiós…

 

  Sin embargo, mientras Mikel va hacia la pared se escucha un estruendoso disparo.

 

- Mikel: *Jadeo*

 

   Haciendo que el muchacho se atemorice brevemente pero no evita plantearse la idea de que el amenazado fue ejecutado, por lo que decide ir deprisa hacia la pared para tratar de observar desde arriba de ésta misma.

 

   Sin embargo no lo logra al principio puesto que sus brazos no alcanzan a agarrar el borde del muro, por lo que decide buscar otro ángulo para poder hacerlo, así que éste mismo encuentra una botella de vermú colocada en el suelo, la cual está cerca de una caja que lleva un conjunto de esta clase de objetos, por lo que el joven decide tomarla para ponerla cerca de las tablas de madera que forman la pared, no obstante Mikel coloca su pie derecho en ésta misma, luego pone el otro en la parte vacía para maximizar su estatura.



Jiverus Hornet, Guitargamer

Editado: 23.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar