La Alpha de los Alphas©

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 6

Narrador omnisciente

El primer grupo se dirigía hacia la casa Smith. Tenían que encontrar más información sobre la familia de Ashley ¿cómo era posible que no tuviese recuerdos de sus padres? ¿por qué la habrían abandonado? esas preguntas y muchas más rondaban constantemente por la cabeza de Emma.

-Aquí es, hemos llegado- anunció Deaton.

-¿Este casoplón? ¡Esto es una mansión!- gritó Stiles.

-Quizás hayan sido familia de mucho dinero- siguió Melissa y Ethan asintió.

-¿Y si eran amigos de los Hale? Ya sabéis lo que suelen decir, las familias de mucho dinero son como familia entre ellas.- el humano hizo un movimiento con sus manos.

-Stiles... hijo, nadie dice eso- el sheriff miró a Stiles, a veces no era tan fácil ser el padre de un chico tan hiperactivo.

-¿Y si Derek y Ashley se conocían de antes? quizás fue ella antes que Paige. Ash podría haber sido su primer amor- solo hizo falta esa última palabra para que Emma perdiese los estribos. Se acercó muy enfadada hacia Stiles, le cogió del cuello de su camiseta y le estampó contra la pared.

-Escúchame bien Stilinski. No voy a permitir que vuelvas a hacer mención de esos dos juntos, porque Derek es MI novio y Ashley es MI beta, y entre ellos no pasó nada, no pasa nada y no pasará nunca nada ¿¡Entiendes!?- Stiles asintió con mucha rapidez dejando al descubierto el pavor que tenía en ese momento.

-Bien- la alfa acomodó la camiseta de el humano más tranquila y se alejó.

-Ehh… p-pues ¿qué tal si entramos?- las cuerdas vocales de Ethan temblaron al principio ya que estaba algo asustado.

Todos asintieron y decidieron pasar. Se notaba que había estado desalojada por muchos años debido a la suciedad que había tanto por dentro como por fuera. Las paredes exteriores eran del color blanco, pero apenas se apreciaba por las enredaderas que las cubrían, las plantas estaban sin vida y sin color, marchitas, nadie las cuidaba. En el interior se podía apreciar el estilo victoriano. Al entrar lo primero con lo que daba tu vista eran las escaleras del medio del recibidor, al subir estas había una gran puerta. Había pasillos por los que se iban a las habitaciones. La casa tenía muchas ventanas decoradas por unas largas cortinas de seda pero rotas y polvorientas como el resto de las cosas. 

-Parece que ha pasado un huracán- comentó Ethan. 

-¡Mirad esto!- llamó Melissa. Todos se acercaron a ver lo que tenía entre las manos. Sujetaba la cortina de una ventana.- tiene rasguños, y no solo son rasguños de algún animal. 

-Sino de un hombre lobo… -la hija de la enfermera terminó su frase. Ethan arrugó su nariz y empezó a oler.

-Aquí había alguien más. Y no solo un hombre lobo, otra persona pero que no era humana.

-¿A qué te refieres?- preguntó el sheriff. 

-A que era sobrenatural.

-Yo propongo que nos separemos- dijo Emma.

-Oh no no no, separarse no, siempre sale mal, como en las películas, ya sabes- Stiles hizo una mueca.

-Es la única manera de avanzar más rápido ¿no lo entendéis? hay alguien que no quiere que sepamos la verdad, si vamos a este ritmo nunca llegaremos a saber quién es. Estamos jugando a su juego, y él va cinco casillas adelantado y nosotros solo retrocedemos de dos en dos. Así que al menos será en parejas, somos seis, así que tres parejas.- todos asintieron.

-Bien pues, Stiles con Ethan, seréis zona oeste. - Melissa comenzó a decir las parejas y en qué zona de la mansión tendrían que indagar.- Emma con el sheriff, vosotros zona este y Deaton y yo zona sur. Una vez terminemos, nuestro punto de encuentro será el recibidor, si habéis encontrado algo avisáis ¿queda claro?- todos asintieron y cada pareja se fue por su lado.

... 

Stiles y Ethan caminaban por el largo pasillo.

-Habitaciones por todas partes pero ni una sola pista ¿crees que haya fantasmas?- preguntó el chico de lunares.

-Yo no creo en los fantasmas- contestó un serio Ethan.

-Pues deberías, si existe lo sobrenatural debe existir lo paranormal. Sabes estoy cansado ¿qué tal si paramos un rato?- se apoyó en la pared pero esta se hundió. Se separó rápidamente y miró al hombre lobo con los ojos abiertos- ¿Qué ha sido…- su amigo lo interrumpió lanzándose hacia él para protegerlo a la vez que gritaba.

-¡Stiles cuidado!- flechas volaban por todo el pasillo. De no ser por Ethan una de esas ya habría atravesado el cuerpo de el humano. Cuando el peligro cesó ambos se levantaron y sorprendidos se miraron entre ellos y luego a su alrededor en busca de peligro. En la pared lograron localizar una flecha clavada, Stiles la sacó y miró la punta.

-Acónito…- susurró para luego mirar a Ethan.- tenemos que enseñarle esto a los chicos, volvamos.

-Espera- el humano se giró.

-¿Qué pasa? tenemos prisa.

-Si si lo sé, pero mira, una foto- en otra de las flechas había una foto de una mujer joven que aparentaba veinticuatro años, sujetaba a un bebé en brazos, a su lado había un chico que la abrazaba por la cintura. Ambos parecían muy felices.- ¿Quiénes crees que sean?- suspiró.

-No lo sé- el humano cogió la foto y la observó- ¿por qué estaba en una flecha?- se dijo para sí mismo.- Dónde la has encontrado. 

-Ven- Stiles siguió al chico hasta llegar al final del pasillo donde habían sido clavadas la mayoría de las pequeñas y peligrosas saetas (flechas). En el medio se podía hacer notar que faltaba una.- la encontré ahí. 

-Esto sí que hay que enseñárselo a los chicos vamos no hay tiempo

... 

-Melissa- lo miró- no es por entrometerme pero, ¿Qué le sucede a Emma? Es decir, sé que siempre ha sido celosa con Derek pero… nunca así de agresiva- dijo Deaton. 

-Sí… Lo sé. He intentado que me lo cuente pero ¡No puedo! He intentado tener una charla de madre e hija he intentado de todo pero es que ¡es imposible! Ella no es así… -la enfermera vio una silla y se sentó en esa escondiendo su cabeza entre sus manos. 



Michelle

Editado: 21.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar