La Alpha de los Alphas©

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 7

Narrador omnisciente

El segundo grupo responsable de encontrar a la bestia intentaban seguir su rastro. Pero se les era irrealizable. 

-¡No lo encuentro! ¿Cómo es posible?- gritó una frustrada Malia.

-Nada, yo tampoco. Es como si hubiese ocultado su aroma- siguió Liam.

-¡Claro! cuando Derek y yo intentamos encontrar a la manada de Satomi, él me dijo que si un hombre lobo no quería ser hallado podía camuflarlo, por eso no sabemos dónde está.- Malia se acercó al suelo y lo palpó. Había una gran huella.- Eh, mirad esto.- todos se acercaron.

-Ha estado aquí- dijo Chris- con esto es más que suficiente. Observar en qué dirección apunta la huella. Será por ahí- señaló el camino- por donde decidió escapar.

-Pues marchando entonces, no hay tiempo que perder.

Los chicos comenzaron a caminar siguiendo el sendero que había marcado. Iban por el agreste paisaje, cada uno en su mundo, pensando en sus problemas. El silencio reinaba entre ellos, solo se podía oír el cantar de los pájaros. Se preguntaban cómo estarían los demás ¿habrían encontrado alguna pista en la mansión? ¿Ashley habrá aprendido los principales movimientos para atacar y defenderse? estaban ansiosos por saberlo. Jordan rompió el tranquilo mutismo.

-¿Qué creéis que sea Ashley?

-Apuesto a que los otros también lo están preguntando- dijo divertido Jackson.

-Yo pienso que puede ser una mezcla de dos especies- comentó Boyd.

-Pues ahora mismo sería lo más lógico- Lydia apoyó al hombre lobo.

-Quizás es bruja- todos miraron a Liam- ¿qué? el color le va- se encogió de hombros.

-No, no es una bruja.- dijo un seguro Chris.

-¿Cómo lo sabes?

-Porque he matado a unas cuantas y sé el color de todas. La magia las delata.

-¿Y si nos cuentas sobre ellas? el camino es largo y me aburro- Malia se acercó al cazador.

-Estos seres sobrenaturales se clasifican por su magia. Poseen todos los colores. Unas pueden ser muy poderosas y otras sin embargo, no. Son como los distintos tipos de kitsunes. Por eso se que no es una bruja. A Ashley le brillan los ojos, no lanza hechizos.- dijo obvio. 

-Lo que tenemos claro es que es una mujer lobo, el problema es que no sabemos su otra parte sobrenatural. Por lo que podríamos denominarla híbrida como a Jackson- Boyd lo señaló. 

-Boyd tiene toda la razón, necesitamos mucha información para saber que es, por lo que ahora solo preocupemonos por encontrar a la bestia.- todos asintieron y Chris se puso delante para guiarles. 

-Eh Lydia ¿estás bien?- susurró Jordan y ella negó.- ¿Qué ocurre? 

-Tengo un mal presentimiento… 

-Tranquila todo saldrá bien- la sonrió. 

Siguieron caminando hasta que notaron que faltaba alguien. La mujer coyote. 

-¿Dónde está Malia?- preguntó Liam. 

-Hace un minuto estaba a mi lado- contestó Jackson. Se empezó a oír gruñidos, y los arbustos se movían. 

-Todos quietos- advirtió el cazador sacando un arma.

De un momento a otro una criatura saltó hacia ellos pero Chris fue más rápido y disparó. Cuando se acercaron a ver que era se sorprendieron. 

-¿Malia?- preguntaron a la vez. El coyote volvió a su forma humana y no paró de quejarse debido al insoportable dolor. 

-Aggg, esto duele ¿sabe Argent?- se tocaba el brazo y lo presionaba para detener el sangrado. 

-Malia que diablos, ¿Cómo se te ocurre hacer semejante estupidez?- la ayudó a levantarse con sumo cuidado. 

-Y-yo no quería hacerlo… aquí hay algo raro, algo que ha alterado mis sentidos lobunos y me ha descontrolado- se levantó con dificultad- ¿vosotros no lo sentís?- preguntó a los sobrenaturales. 

-Ahora que lo dices… -Jackson tocó su nuca- es como… como un cosquilleo, un presentimiento malo que activa tu lado animal.- todos asintieron. 

Malia comenzó a quejarse otra vez del dolor. Y todos la ayudaron a recostarse en un árbol. 

-Vamos a tener que hacer el torniquete si no quieres morir ahora- dijo Lydia- tu primo nos mataría. 

-Sí, Derek y Peter- siguió Liam. Para este, Derek era como su tío. 

-Y además…- Malia interrumpió de un grito a Jackson. 

-¡Hacerlo!- apretaba la mandíbula con mucha fuerza a causa de lo mal que estaba su herida. Si le sacaban la bala de acónito esta comenzaría a sanar. 

-Veamos, ¿quién se desmaya por ver mucha sangre?- preguntó Argent. Nadie contestó- que sepáis que os lo he advertido.- Puso una cinta alrededor del brazo de Malia y la apretó para cortar la circulación e impedir el paso de la sustancia.- Allá vamos, uno… dos...y… ¡tres!- el cazador empezó a apretar con todas sus fuerzas el brazo de la chica. Ella gritaba tanto, que en un momento perdió la voz. De la articulación salía sangre negra. Estuvieron así cinco minutos hasta que el líquido viscoso se tornó rojo dando una buena señal. La mujer coyote suspiró aliviada y cansada, se tocó la frente con su manga para secar el sudor. 

-Pues parece que ha salido bien, nadie se ha desmayado- habló la banshee. Y de repente se oyó a alguien caer. Todos miraron atrás y se encontraron a un Liam tendido en el suelo con la boca abierta. Se había desmayado. 

-Si sigue con la boca así de abierta le entrará una mosca- todos miraron mal a Jackson y él se encogió de hombros. 

-Tranquilo yo le puedo despertar- Parrish se agachó al lado de Liam y de su mano se encendió una llama. La acercó a la cara del hombre lobo y este pegó un grito y se levantó de un salto. 

-¡Mi cara! Mi cara!- se dio cuenta de que todos lo observaban, luego se giró para mirar al perro del infierno.- ¡Me has quemado mi preciosa cara!- todos se rieron. 

-Será mejor que continuemos, así que andando.- ordenó el padre de Allison. 

Continuaron su andar por el bosque hasta que llegaron a una cueva. Los hombres lobo arrugaron su nariz. 



Michelle

Editado: 21.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar