La Alpha de los Alphas©

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 10

Narrador omnisciente

Emma se encontraba en su cuarto mirando al techo con sus manos en su tripa, no había ido con los chicos ¿para qué molestarse? de seguro estaban divirtiéndose sin ella. Desde que su beta llegó, sintió unas malas vibraciones, como que un gran problema acabaría con la felicidad de todos. La alfa no la habría aceptado, pero su loba la obligó y ella no sabía el por qué. Hasta que fue a la veterinaria y Deaton se lo explicó, por más que la odiase tenía que protegerla más que su a vida. Todavía no había tenido el valor de contárselo a su manada, solo lo sabían: Scott, Derek y Chris. Les hizo jurar que no dijesen nada, pero su hermano no era como ella. él se ponía en el lugar de los demás, ¡claro que le molestaría que no le dijesen que es! Seguía tan sumergida en sus pensamientos que ni siquiera se enteró de que la ventana estaba abierta. Pero si notó una presencia más, se puso alerta, cuando miró quien era, quedó muy confusa.

-¿Ashley?- imposible que no sea la misma, era ella, era igual, pero ¿qué hacía aquí?

-Mmm, te equivocas, no soy ella tesoro- se acercó más a la alfa y esta retrocedió en la cama.

-¿Quién eres?- preguntó ya molesta, no le gustaban los jueguitos.7

-Eso no importa ahora, he venido a ofrecerte algo, y así hacer un trato. Sobre Ashley.- la alfa la miró dudosa pero terminó cediendo.

-Habla, pero que sea rápido, no tengo todo el tiempo del mundo- la chica se rió.

-No te preocupes querida, cuando lo escuches estarás encantadísima.

... 

Narra Ashley

Isaac y Liam estaban intentando distraer al guardia mientras nosotros teníamos que lograr encontrar a los demás. El caos ya reinaba sobre la feria, personas corriendo por todas partes llenas de pavor. La bestia había salido de la mansión embrujada destrozando el techo, atacaba a gente a sangre fría, sin la ayuda de la manada no podíamos hacer nada. Por lo lejos vi a Erica y Boyd, cogí del brazo a Derek y lo arrastré para llegar a ellos.

-¡Erica! ¡Boyd!- grité, ellos nos miraron y vinieron corriendo con cara de preocupación, se les notaba confusos.

-¡Dios mío! estábamos buscando a Scott, pero no lo encontramos- dijo la rubia desesperada.

-¿Ha vuelto la bestia? ¡está causando muchos destrozos!- siguió Boyd.

-Encontraremos a Scott, pero no podemos separarnos, sería peligroso.- Derek tenía razón. No volveríamos a encontrarnos, o seguro que haría trizas a alguno de nosotros.

Gritábamos por toda la feria los nombres de los que quedaban, logramos localizar a Jackson y Ethan y ahora gritaban con nosotros. Vimos a la bestia, miraba a un rincón ¿que había ahí? cuando logré ver qué era, corrí los más veloz que pude ¡era una niña! la iba a matar.

Derek también se dio cuenta y entre los dos la protegimos rodeándola con nuestros brazos.

La bestia iba a matarnos, pero un potente rugido nos distrajo. Levantamos la vista lentamente, ¡por fin! era nuestro alfa, tenía los ojos rojos y miraba con mucho enojo al hombre lobo. Ambos comenzaron a pelear, después Malia se unió a ayudar a Scott, y luego los otros. Derek y yo llevamos a la niña con su madre que estaba aterrorizada.

-¡Mi niña!- chilló- muchísimas gracias, sois unos héroes.- simplemente asentimos y volvimos a la pelea.

La Bestia estaba venciendo a todos nuevamente, el alfa hacía todo lo que podía para protegernos. Pero nuestro enemigo lo estrelló contra la pared dejándolo inconsciente. Lydia y yo éramos las únicas que quedábamos. Se me ocurrió un brillante plan, era perfecto, solo era cuestión de suerte. 

-¡Lydia grita! 

-¿Qué? ¡La última vez no funcionó! 

-¡Confía en mí!- vi cómo suspiró se concentró lo máximo que pudo. Vamos, vamos, vamos, tenía que funcionar, veamos Ashley ¿Cómo lo hice? No me acordaba… Haber, haber… ¡sí! Solo desee que ocurriese y pasó. Cerré mis ojos y me concentré solo pensando en lo que debía hacer, pude oír como Lydia gritó, no me afectó, ya que, solo pensaba en no escuchar nada y darle el triple de fuerza a ese grito. El suelo temblaba y los cristales se rompían en pedazos. Dejé de oír, se hizo un silencio. Abrí mis ojos y ahí estaba tirada, lo habíamos logrado, habíamos matado a la bestia. Todos nos miraban sorprendidos. 

-¿Cómo habéis hecho eso?- preguntó Liam. 

-N-no lo sé, solo notaba que mi grito era más poderoso y…- se quedó pensando y me miró con los ojos entrecerrados- los has hecho tú… 

-Imposible, ella es una mujer lobo- Derek se levantó decidido. Los demás también se acercaron y Scott habló. 

-¿Puedes intentar levantar a alguien de aquí?- dudé pero asentí. Miré fijamente a Liam y en un segundo estaba flotando. Lo bajé con cuidado. 

-Telequinesia…- susurró la banshee, Malia la miró raro, como si no supiese de qué hablaba-La telequinesis, telequinesia, telekinesia o telekinesis. Es, en el marco de la parapsicología el fenómeno consistente en el desplazamiento de objetos mediante una acción a distancia sin la intervención de ningún medio físico conocido. Por lo general en presencia de un médium- la miramos asombrados ¿cómo sabía eso?

-¿Resumen?- pidió Stiles. 

-Que Ashley puede tener parte médium.

-Esto hay que decírselo a Deaton- Scott empezó a caminar en dirección al jeep. 

... 

-Con que telequinesia…- el veterinario se tocó la barbilla pensativo.- Ashley ¿podrías hacer flotar esto?- señaló la camilla donde se revisa a los animales. Asentí. Hice lo mismo que en la feria. 

-Interesante… pero no es médium chicos. 

-¿Cómo que no es médium? ¿Cómo lo ha hecho sino? 

-Es difícil de explicar, y se necesita mucho tiempo para hacerlo con detalle, ir a casa y descansar, mañana se verá.- todos asintieron. 

... 

Cuando llegamos a la mansión Hale lo primero que hizo el alfa fue corroborar si su melliza estaba bien. Subió las escaleras, pero en menos de un segundo bajó corriendo. 



Michelle

Editado: 21.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar