La Alpha de los Alphas©

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 13

-Entonces… Natalie Smith ¿me equivoco?- Stiles se paseaba de un lado a otro. 

-Es correcto.- asintió la mujer. Esta situación me superaba. Esa señora había llegado a casa diciendo que era mi madre que estaba viva y no sé qué rollos. La verdadera pregunta era ¿nos lo creíamos? O más bien ¿me lo creía? no lo sé, principalmente porque, es ahora cuando nos iba a contar lo sucedido, la historia, la verdadera historia. 

-Bueno pues… a que esperamos, empiece.- ordenó Lydia y ella suspiró. 

-Ashley yo soy tu madre enserio, nunca quise abandonarte, te dejé con tu abuela para protegerte. Estábamos en un momento muy difícil, tu padre había muerto, nuestra enemiga secuestró a tu hermana y…- la interrumpí. 

-Wow wow para el carro mujer, ¿tengo una hermana? ¿Una maldita hermana? 

-Cariño ese no es el tema ahora… 

-¿¡Cómo que no!? ¿¡Desapareces incontables años y ahora vienes con que no es el tema ahora!? 

-¡No lo entiendes!- me callé de inmediato, todos estaban en silencio, simplemente se dedicaban a observarnos- no hay tiempo hija, tengo que contarte todo esto con prisa porque me matarán. 

-¿Qué? 

-Déjame hablar por favor.- hizo una cara de súplica y yo asentí- cielo… tu padre y yo éramos hombres lobo- abrí mis ojos a más no poder ¿Qué mierda?- tú naciste mujer lobo. 

-No no no no no y no. Imposible, yo me convertí en licántropa cuando me mordió la bestia. 

-Ay hija… Esto es tan difícil- JA dímelo a mí.- cuando la bestia te mordió…- Scott interrumpió a Natalie, no la llamaría mamá, ella me dejó sola y no la podría considerar como tal. 

-Natalie ¿podemos hablar un momento a solas por favor?- ella asintió. 

Se fueron a la cocina y los demás nos quedamos en el salón, en un silencio incómodo, sin saber qué decir. Isaac pasó un brazo por mis hombros y me sonrió. En eso llegaron Natalie y Scott nuevamente. 

-Lo hemos decidido y… Vamos a decírtelo todo- comentó Scott. 

-¿Todo? ¿Cómo que todo? Tú lo sabías todo este tiempo… ¡Y me lo ocultaste!- grité enfadada mirándola. 

-Hija… no tengo tiempo de explicarlo, solo te diré que la bestia encendió la chispa que tenías y ahora tu deber es vencerla-sacó algo de su bolsillo y me lo tendió- a ella.- pero si era yo. 

-Ma-digo Natalie, soy yo- todos se acercaron a mirar la imagen y se extrañaron.

-No cariño, tú… tienes- respiro hondo- tú tienes una hermana, una gemela.- abrí los ojos desmesuradamente. 

-Ella… Ella… Por eso era igual a mí…- todo cuadraba ahora. 

-Cuando erais pequeñas una mujer lobo se puso en nuestro contra, secuestró a tu hermana y la hizo ser una fría persona. Estábamos en peligro y con la única persona que estarías a salvo era tu abuela, ella era la bruja más poderosa.- ¡A eso se refería su frase! "no siempre somos lo que aparentamos" esa frase retumbaba en mi cabeza, años buscando respuesta y al fin la encontré. 

-Espera espera ¿cómo eres tú mujer lobo si ella era una bruja? 

-Tu abuelo era hombre lobo, no siempre salimos híbridos- se encogió de hombros restándole importancia. 

-Logramos vencer a Luna, así era el nombre de nuestra enemiga, ella te quería a ti, por tu poder, pero su error la llevó a la muerte, pensó que tu hermana eras tú y no tuvo otra opción que criarla ella misma haciendo que tu gemela anhelase los mismo propósitos que ella. No podía dejar que nos recordases por lo que le pedí a la abuela que te sustituyese los recuerdos por otros. Has de vencer a tu hermana, con ella viva corres peligro, tú y tu manada.

-¿Pero cómo voy a aprender a controlar todo esto? 

-Se que intentasteis robar el libro de la mansión Smith.- Stilinski rió nervioso. 

-Creo, creo que esas no serían las palabras ¿qué clase de trampas ponen ahí?- los labios de la señora Smith se curvaron.

-Ese libro es lo más sagrado que hay por ahora en el mundo, lo tiene tu hermana hija, tienes que conseguirlo, ahí están todas las respuestas que buscas. Consíguelo y ocupa el puesto que te pertenece- me sonrió y me dio un abrazo.- te amo cariño- se me cristalizaron los ojos y asentí. Después de tantos años me reecontraba con mi madre y ahora se tenía que ir sabiendo que la matarían. Acarició mi mejilla y nos miró a todos seria- no confiéis tanto en Emma, el rencor y el odio pueden llenar a una persona de maldad llevando a cabo una venganza y traición, que su cara de inocente no os engañe- y dicho eso salió de la mansión dejándonos a todos sin habla. Ahora que lo pensaba… ¡no me había dicho el nombre de mi hermana! Genial… 

-Chicos… Hablando de todo ¿dónde está ella?- hizo referencia a la alfa. Subimos corriendo a su habitación pero no estaba. 

-Hagamos una cosa, no la buscaremos, la esperaremos aquí, tranquilamente, sin levantar sospechas de ella, como si no supiésemos nada ¿queda claro?- dijo Derek, todos asintieron. 

... 

Oímos como la puerta se abría despacio, y ahí estaba, Emma intentando no ser pillada. Entraba cautelosa, su ropa estaba llena de sangre, fruncí el ceño ¿sería verdad lo que mamá nos dijo? En su mano traía un libro.

-Es ese- susurró Stiles- ese es libro que decía tu madre. 

Pero con lo torpe que es la alfa escuchó los susurros y se dio cuenta de que estábamos espiándola. 

-¿Qué hacéis?- se acercó a nosotros. 

-P-pensábamos que eras un animal- Liam sonrió nervioso y Theo lo miró mal. 

-Te esperábamos- soltó, choqué mi frente con mi mano mentalmente, idiota, se suponía que no debíamos decírselo.- ¿Dónde estabas?- eso Theo, líala más y más. Hundelo todo. 

-Había… había ido a visitar a alguien, además ¿qué os importa? 

Los hombre lobo arrugaron su nariz y empezaron a oler, imité su acción, olían la sangre, intentaban ver de quién era. Me era familiar y era reciente, no había llegado a secarse del todo. 



Michelle

Editado: 17.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar