La Alquimista

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 9

Tome  una bocanada de aire, sintiendo los músculos de mi cuerpo cansados

-Estas bien – voltea el pelirrubio acercándose

-Preocúpate por ti – hable mirando a lo lejos destellos de luz

La cara del chico frente a mi empalideció, tomando mi mano jalándola

-Debes apurarte – señalando las luces – ya están cerca los alados

Apreté mis puños y tome impulso corriendo

-Cail, debemos ganar tiempo para el demonio – hable corriendo –Puedes solo llamar la atención de los soldados, yo lo hare con los alados

-Es una locura, su velocidad es mucho mayor que la de un humano – acercándose amenazante – además debo suponer que le diste algo de energía al demonio

-Tus deducciones pueden parecer acertadas pero no dejare que unos soldados me capturen – tomando un pequeño frasco de sangre  y agitándolo

-Correrás hacia ellos verdad – mirando su rostro molesto

-Encárgate de los soldaditos – corriendo hacia una pared y trepándola

-SABES EL PUNTO DE ENCUENTRO –grito Cail alejándose

La chica agito con más fuerza las botellas, y dibujo círculos en el aire de color celeste que iluminaron momentáneamente la ciudad

-No planeo matar a nadie – susurro

Un gran rayo callo justo a un lado de donde se encontraba la pelinegra, haciéndola estremecer

-Sí que me hubiera matado – respondió, mirando divertida a un alado de piel tostada con un gesto de rabia

-Ríndete terrorista – hablo señalándola con una vara parecida a la Cruciatu

-Debo negarme – respondió la pelinegra manteniendo su rostro oculto bajo la capucha –No deseo ni tengo el interés en ser capturada

-Te tenemos rodeada, además de saber que te superamos en número – aleteando con más fuerza – ríndete y dinos la ubicación del demonio al que dejaste libre

-Como dije anteriormente – caminando lentamente hacia el jefe de los alados – no tengo el mínimo interés en obedecer

El enorme hombre batió con fuerza su vara lanzando un golpe contra Chloe quien lo esquivo

-Debo admitir que no tengo la fuerza para vencerlos – bajando la vista – por ahora mi energía está por debajo de lo normal

Saltando hacia un callejón, comenzando una carrera

-ATRAPENLA – grito el jefe de los alados, remarcándose una enorme vena en su frente mostrando la furia que lo llenaba

Chloe corría esquivando las ráfagas de rayo que eran lanzadas hacia ella

-El jefe pidió que te rindieras – un enorme escudo callo frente a ella – obedece- un alado de sexo femenino se mostró ante ella

-No soy alguien que obedece fácilmente – Chloe chasqueo los dedos provocando una explosión cercana a la chica quien voló hacia una pared

Retomando su carrera, palmeo sus manos y desapareció

-Es magia interespacial – hablo uno de los alados más jóvenes – es magia arcaica

-Jefe- hablo otro alado

-Capturémosla con vida – ordene el mayor de los alados girando la vara, haciendo caer polvo azulado cubriendo la calle

-Crees que con esa me capturaras – resonó una voz divertida

-La magia interespacial tiene defectos – mostrando una sonrisa – y digamos que se sobre algunos de ellos

-OH – resonó – No tengo problemas con eso

El más joven de los alados levanto la vista viendo la sombra femenina correr por uno de los tejados

-Jefe subió al tejado – soltó , alzando vuelo

-Eso es imposible –mostrando molestia  el líder de los alados , extendiendo sus alas y produciendo un  fuerte viento

La pelinegra saltaba tejados divertidamente , sin mostrar preocupación por su estado tan fatigado

-RINDETE- lanzando un rayo que hirió a la pelinegra

-Al fin pudiste dar un buen tiro – tomándose el brazo derecho, el cual estaba sangrando

-Pudiste evitar Iustitia pulveris , pero no Fulgur ungula – mostrando el bastón cargado , dispuesto a lanzar un próximo ataque

-Ataques muy fuertes – admitió la pelinegra –  estoy tentada a darme por vencida

-Admitirás tu derrota – acercándose a la pequeña chica quien cabizbaja se tomaba con mucho dolor el brazo

-Dije que solo estoy tentada – tronando la lengua, desapareciendo  

-Otra vez esa molesta magia – hablo un soldado mirando a todos lados

Un bulto a lo lejos cayendo del cielo pudo ser notado por los alados

-Mi magia se acaba y está fallando – hablo la chica cayendo duramente sobre una chimenea

Los alados alzaron vuelo dirigiéndose a la herida chica, ella comenzó su huida

-Rapidez, ellos tiene más rapidez que yo , el posadero no exageraba su temor hacia ellos – chasqueando su lengua siendo llevada a un callejón cercano

Se apoyó en una pared recobrando el aliento, haciendo presión sobre su brazo herido

-Solo necesito más tiempo – mirando hacia el cielo , donde las figuras de los lados aparecían

El corazón de Chloe palpitaba rápidamente, la adrenalina recorría rápidamente cada rincón de su cuerpo



Minerva

#794 en Fantasía
#126 en Magia

En el texto hay: magia blanca, naturaleza, magos y guerreros

Editado: 02.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar