La amante

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 1. SARA BORGES / UNA FAMILIA

Una noche de calor, como las que comunmente se tenian en su ciudad natal, la joven sara decide salir a caminar con la ilusion de despejar de su cuerpo el sudor que le impide conciliar el sueño. La ciudad es segura, por que lo se siente totalmente tranquila, realmente disfruta esa seguridad, siempre lo ha hecho, en casa, en sus estudios y en su trabajo, odia los excesos o los riesgos, siempre es mejor ir por lo seguro. 

Su cabeza se llena de pensamientos sobre su empresa recién inagurada, siempre que piensa en ello le llueven mil ideas sobre diseños de joyas y nuevos prototipos de colección, es realmente buena en lo que hace, y eso tambien la llena de tranquilidad.

Frente a ella un joven camina en direccion opuesta, lleva con él un canino no tan grande, mas bien gordo y pequeño, sara sonrie cuando el animal se tira al suelo en señal de protesta,  mientras su dueño le reprende para que vuelva a caminar, el joven nota la sonrisa divertida de ella y entabla conversación. 

-Realmente es muy perezoso. 

-Es propio de esa raza, ¿no? - pregunta sara

-Si, si. Pero aún es cachorro, no debería ser tan perezoso, en ocasiones debo alzarlo. ¿puedes creerlo?

Sara rie con fuerza ante el comentario sincero del joven, lo que le llena de emoción incitándolo a hablar mas. 

-Soy Julian - le comenta mientras estira su mano en señal de presentación. 

Sara sonrie coqueta y toma su mano

-Sara, sara borges. 

-Sara, es un bello nombre, de seguro te lo han dicho.

-La verdad no, creo que es común, realmente es muy común- concluye sara

-Lo común para unos, es novedad para otros. 

Sara se sonroja y sonrie de nuevo, julian le genera confianza y tranquilidad, esa que ella tanto ama y disfruta. La noche se hizo corta para la cantidad de información que comparten, gustos musicales, actores favoritos, obras de teatro y hasta arquitectura e ingenieria, aunque ninguno de los dos se desempeña en esos campos; julian es un vendedor de bienes raices, que casualmente tambien acaba de inaugurar su propia empresa de asesorias.

-Creo que es hora de irme, aunque disfrute mucho la velada improvisada-

-Si me lo permites, podemos tener una velada, un poco mas organizada. ¿Quisieras salir a comer conmigo?

Aunque emocionada por la propuesta, y confiada a pesar de conocerle muy poco; sara no cree que sea apropiado salir con una persona que no conoce, realmente le genera algo de desconfianza. 

-Lo siento. no creo que sea apropiado, es que no te conozco, no se nada de ti. 

-Dame la oportunidad de que lo hagas, no te arrepentiras

-Y si eres un asesino en serie, que va a violarme y desmenbrarme

Los ojos del julian se abrieron al punto de casi salirse de las cuencas, sara sonrio con malicia.

-Creo que ya lo hubiera hecho

-Hagamos algo, nos vemos el proximo martes, a esta hora, en la misma calle. Y vamos mirando que se da.

-Estaré una hora antes.

Sara sonrio y comenzo a dirigirse a casa, no tuvo sensacion de temor, no debia tenerla, julian realmente era un buen hombre. 

 



honey_honey

#3381 en Joven Adulto
#9730 en Novela romántica
#1591 en Chick lit

En el texto hay: traiciones, sexo, amor

Editado: 20.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar