La belleza del alma

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 1

Victoria: se levanta de su cama para ir directamente al baño a tomar una ducha, tiempo después sale y se empieza a desenredar su cabello ya que termina se hace una coleta para posteriormente ponerse su uniforme y sus zapatos, dice llego la hora de bajar a desayunar con mis padres, pero antes no debo de olvidar mi mochila.

Ella baja de su recámara para dirigirse al lado de sus padres sonríe cuando los ve y se sienta en el comedor igual como lo hacía todos los días

Mamá: buenos días hija, tu desayuno ya está servido ayer me dijiste que ibas a llegar tarde a la casa, ahora quisiera saber la razón.

Victoria: se me olvido decirte mamá, es que me dejaron una tarea en equipo que es muy importante y la voy hacer con mi amiga Camila en su casa.

Papá: nuestra hija, ya se explicó. Deberías salir de vez en cuando con tu amiga, no quiero que siempre lleves la misma rutina.

Victoria: está bien. Le dice sé que tengo que vivir mi propia vida, pero todavía no es tiempo para hacerlo. Me siento demasiado feliz cuando solamente pienso en mis estudios.

Mamá: entonces te voy a estar esperando hasta que llegues a la casa, debemos de empezar a desayunar. No quiero que se te haga tarde para que te vayas a la escuela.

Ellos comienzan a desayunar y tiempo después termina, Victoria se despide de sus padres para dirigirse rumbo a su destino

En la empresa Henderson

Enrique: solamente a ti, se te ocurre la idea de llegar todos los días una hora antes al trabajo. Me puedes decir que paso con la idea de buscar una esposa, todavía sigue en marcha.

Axel: por supuesto que sí. Le dice esto lo hago para ya no sentirme solo, presiento que muy pronto voy a conocer a mi futura esposa.

Enrique: seguramente te imaginas como debe de ser tu esposa perfecta y más sabiendo los gustos que tienes en mujeres.

Axel: en ese sentido tienes razón. Pero de nada me ha servido conocer mujeres perfectas si no hay sentimientos de por medio. Quiero compartir con una mujer especial mi vida. No me importaría su apariencia física, mientras estuviera siempre a mi lado y tal vez con el tiempo pueda sentir amor por ella. Necesito encontrarla para hacer eso.

Enrique: estas decido, pero tal vez con la próxima mujer que te encuentres sea precisamente ella y la puedas ver con los ojos del alma.



Karen Pamela De La O Jaimes

#1265 en Novela romántica

En el texto hay: boda, amor, romance celos

Editado: 02.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar