La belleza del alma

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 5

En la casa de Victoria

Victoria: no puedo dejar de pensaren él. Seguramente, ya no volveré a verlo en mi vida. El me miraba como nunca antes nadie lo había hecho, sentí que su mirada reflejaba felicidad. Además, no puede ser otra vez, ya es tarde. Es mejor que baje a cenar con mis padres.

Ella baja de su recámara, sonríe cuando ve a sus padres. Ella cuando llega al comedor se sienta y los saluda, pero no les iba hablar sobre él, eso se lo tenía que guardar para ella

Silvia: desde que llegaste de la casa de tu amiga. Le dice te veo un brillo especial en tus ojos. Es como si al fin hubieras encontrado algo que te hacía falta.

Victoria: me siento feliz  y demasiado tranquila conmigo misma. Esa es la razón, por la cual me ves de esa manera, madre. Sentirme así, es lo único que tengo en esta vida.

Alejandro: nuestra hija, es feliz y me agrada que sea así. Aunque, solamente tenga una amiga, pero me gustaría que ella tuviera un buen novio.

Victoria: eso nunca pasara, por el simple hecho de que nadie se ha fijado en mí. Para decir si un día tengo un novio, espero que existan sentimientos de por medio y mucho menos olvido mi apariencia.

Silvia: no veo de nada de malo en tu apariencia. Sé que algún día conocerás a esa persona especial que te amé y que solamente tenga ojos para ti.

Victoria: le agradezco a los dos por sus buenos deseos. Pero como siempre digo, sé que hay alguien para mí, en algún lugar y si eso no llegara a suceder aceptare mi destino de quedarme sola.

Alejandro: eres una buena hija y el destino seguramente te tiene preparada muchas cosas maravillosas que no te imaginas. El amor lo conocerás.

Ellos empiezan a cenar sus padres tendrían razón. Tal vez, esa persona especial que había esperado sea él. Ella no podía negarse amar, si se le presentara esa posibilidad lo haría

Victoria: al fin he terminado. Sera mejor que suba a mi recámara. Le dice no vemos hasta mañana, no saben cómo me gusta que me escuchen.

Silvia: somos tus padres, siempre vamos a estar para escucharte y apoyarte. Hasta mañana hija, recuerda que el amor solo se vive una vez y cuando lo hayas encontrado, podrás ser feliz y no te debe de importar lo que los demás piensen de tu apariencia.

Alejandro: algunas veces el amor está más cerca de lo que te puedas imaginar. Tienes que aprender a observar a las personas que están a tu alrededor, te puedes llevar una gran sorpresa. Puede ser que se repita la misma historia de amor que viví con tu madre.

Victoria: eso puede ser una posibilidad y presiento que muy pronto lo podré comprobare, nada más tengo que escuchar a mi corazón y no debo de salir huyendo como lo hizo mi madre cuando te conoció. Lo que más me gusto de su historia es que no te diste por vencido, hasta que al fin conquistaste su corazón.

Ella se despide de sus padres, sube a su recamara, para posteriormente arreglar sus cosas para mañana, no quería que se le hiciera tarde. Tiempo después, se pone su pijama y por último se acuesta en su cama, recordando que mañana será otro día, cierra sus ojos y queda profundamente dormida, esperando soñar con él



Karen Pamela De La O Jaimes

#1796 en Novela romántica

En el texto hay: boda, amor, romance celos

Editado: 02.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar