La belleza del alma

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 8

Ellas salen de su salón de clases para dirigirse a la salida de la escuela, pero Camila sonríe cuando ve a su hermano en la salida

Camila: lo sabía, mi hermano nos está esperando y no vuelvas a negar que él no está interesado en ti. Porque todo esto demuestra todo lo contrario.

Victoria: será mejor que me despidas de ti para que vayas al lado de tu hermano. Le dice nos vemos hasta mañana y también me despides de él.

Camila: lo más lógico es que lo hicieras tú, pero el vino por ti. Además, no pienso permitir que te vayas sola, Axel estará encantado de llevarte a tu casa.

Victoria: no me dejas otra opción que aceptar. Nada más seria por esta vez, porque seguramente no piensa venir todos los días por nosotras y no creo que se haya tomado tantas molestias por mí, sabiendo que es una persona demasiado ocupada.

Camila: él siempre tiene tiempo cuando una persona le interesa y saben muy bien a quien me refiero, la sonrisa de mi hermano lo dice todo.

Ellas se acercan a él, Victoria no podía evitar sentirse nerviosa y mucho más si Axel no la dejaba de ver, quería salir huyendo de ahí

Axel: buenas tardes. Le dice hermanita he venido por ti, pero especialmente por Victoria para llevarla hasta la puerta de su casa.

Camila: igualmente para ti, pero no hacía falta que vinieras por nosotras, Axel. Además, precisamente estuve hablando de ti en el transcurso del día con Victoria.

Axel: espero que hayas hablando bien de mí delante de tu amiga. No pienso permitir que tenga una mala impresión, si la puedo evitar.

Victoria: no se preocupen por eso. Será mejor que nos vayamos, porque ya es tarde y seguramente tendrás cosas más importantes que hacer.

Axel: lo más importante de mi vida lo tengo enfrente de mí. Le dice lamento si soy demasiado directo, yo no necesito más tiempo para confesar mis sentimientos por ti ¿Quiero que seas mi esposa?

Victoria: no hablaras en serio. El día de ayer me acabas de conocer y este no es el momento adecuado para hablar de estas cosas.

Axel: tienes razón, Victoria. Siempre hay momentos para todo, pero te pido perdón por eso, solo te pido que podamos seguir hablando mientras las llevo a casa.

Camila: me dejaste sorprendida, hermanito. Jamás pensé que hicieras algo así, si alguien más me lo dice no lo creería y tú nunca has sido impulsivo.

Axel: siempre hay una primera vez para todo. La única razón por la que actuó así es porque estoy enamorado de Victoria, pero otra vez hable más de la cuenta.

Ella se queda en silencio al escuchar que él estaba enamorado. No sabía que pensar y mucho menos que esperar, pero no entendía como eso era posible. Porque nadie se enamora de una fea y en cambio él era un príncipe al lado de ella



Karen Pamela De La O Jaimes

#1266 en Novela romántica

En el texto hay: boda, amor, romance celos

Editado: 02.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar